Viena 19/09/2019. En el marco del acuerdo entre los gobiernos de Bolivia y Rusia, se firmó el contrato para la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), que estará ubicado en la ciudad de El Alto del departamento de La Paz.

La firma del contrato se efectuó entre la Directora de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez y el Director General del Instituto Especializado Estatal de Diseño (GSPI S.A.), Organización de Rosatom, Galushkov Viacheslav. Del acto también participaron el Director General de la Corporación Estatal Rosatom A. E. Likhachiov por Rusia y el Viceministro de Altas Tecnologías de Bolivia, Luis Alberto Echazú.

“Este es un proyecto impulsado por el gobierno boliviano gracias a la voluntad política del hermano Presidente Evo Morales Ayma”, explicó el Viceministro Echazú a tiempo de señalar que es un paso importante para Bolivia hacia el desarrollo científico tecnológico con identidad propia, cuya inversión supera los 300 millones de dólares americanos.

Los especialistas de Rosatom Overseas y de la ABEN, tuvieron intensas y arduas negociaciones para llegar a este acuerdo y llevar adelante un proyecto de mucha importancia y único en Bolivia que está previsto la puesta en marcha a finales de 2019, como un instrumento para el desarrollo hacia la agenda 2025, sostuvo Echazú.

El presente proyecto se realiza sobre la base de las tecnologías nucleares rusas modernas y una oferta completa de la Corporación Estatal de Energía Atómica “Rosatom”. Esto comprende la construcción del CIDTN, el desarrollo de recursos humanos, infraestructura nuclear boliviana, asistencia para la operación y servicios de mantenimiento, además de la cooperación científica tecnológica, puntualizó la autoridad.

El acto de la firma de contrato se llevó a cabo como parte de las actividades de la “61 Asamblea General del Organismo Internacional de Energía Atómica – OIEA”, que se desarrolla en Viena Austria desde el 18 de septiembre.

Por su parte, el Director General de la Corporación Estatal Rosatom A. E. Likhachiov, dijo que “la instalación del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear será el más alto de todos los sitios del mundo donde anteriormente fueron construidos, ya que se encuentra a 4.100 metros sobre el nivel del mar”.

“Nuestros especialistas han podido ofrecer al contratante, un producto complejo que rebasa los límites, más allá de un simple reactor de investigación. El centro estará equipado con una instalación gamma multipropósito sobre la base de un reactor de investigación de enfriamiento por agua de potencia característica de 200 kilovatios térmicos, así como un complejo ciclotrónico – radio farmacia y de otros laboratorios”, explicó.

Los trabajos de construcción del Centro van a tener un efecto económico-social importante en la región y en el país. También atraerán especialistas y profesionales bolivianos. Además, será la base para la colaboración y el desarrollo de la comunidad científica boliviana, universitaria y profesional al asegurar la utilización de la tecnología nuclear en la agroindustria, medicina y otras áreas importantes de la actividad humana.

Beneficios

La utilización de tecnología de la radiación en los productos alimenticios y agrícolas, para el tratamiento y control de plagas y bacterias, permitirá aumentar el período de conservación de los alimentos, la posibilidad de estimular el crecimiento de semillas, aumentar el rendimiento en general; esto mejorará las condiciones para el incremento de las exportaciones de productos agrícolas de Bolivia.

Los radioisótopos van a aplicarse para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oncológicas, que en general brindará un acceso a la medicina nuclear para la población boliviana.

También favorecerá al crecimiento y desarrollo del nivel científico en el país, asegurando la capacitación de especialistas de alta calificación en diferentes áreas.