(ABI).- El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, aseveró el lunes que los 32 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural, calculados como potencial en la Cuenca Madre de Dios, pueden cambiar la historia de los hidrocarburos en Bolivia.

Sánchez recordó que actualmente Bolivia tiene reservas de gas cuantificadas en 10 TCF, y lo que se calcula en la Cuenca Madre de Dios representa tres veces más que esa cantidad.

“Bolivia tiene reservas de 10 trillones de pies cúbicos y estamos hablando que tres veces más pueda haber en la Cuenca Madre de Dios. Pareciera que es un nuevo Subandino Sur. Las estimaciones de estos recursos pueden cambiar la historia de los hidrocarburos en Bolivia”, dijo, citado en un boletín institucional.

Sánchez aseguró que los resultados del informe preliminar de la consultora Beicip Franlap, que revelan el potencial de la zona, es fruto “de este reto más importante que tiene el país, que es la exploración”.

“No sólo hemos trabajado en áreas importantes, sino que estamos evaluando otras áreas al norte del país”, agregó.

El MInistro de Hidrocarburos recordó que hace dos años se contrató a Beicip Franlap, una de las más importantes en su rubro, para que realice los estudios en la Cuenca Madre de Dios, tomando en cuenta la referencia de su potencial por estudios desarrollados por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).