Entre oficialistas y opositores, dos bandos de indígenas, uno de ellos a ser visitado por el presidente Morales, tendrán este fin de semana reuniones de corregidores a pocos kilómetros de distancia. En La Paz, los dirigentes del TIPNIS y cocaleros disidentes al gobierno y los cocaleros de Cochabamba expresaron su apoyo a las movilizaciones de Achacachi encabezadas por el Mallku Felipe Quispe. (foto:laprensa.com.bo)

 

Dirigentes del Tipnis y la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz decidieron apoyar la movilización de los comunarios de Achacachi, al tercer día de bloqueos con el  pedido de renuncia del acalde de ese municipio, Edgar Ramos, informó el portal laprensa.com.bo

La Policía no intervendrá el bloqueo en los accesos al municipio de Achachi porque los comunarios estarían portando armas de fuego y dinamita, informó el ministerio de Gobierno explicando que se trata de una demanda local pero “inatendible porque mediante la movilización exigen la liberación de personas que están siendo investigadas por la comisión de delitos.

Rodeado de hombres encapuchados —para evitar ser identificados—, armados con hondas y flechas en las manos, el digital del Grupo Canelas dijo haber encontrado al exaliado del Gobierno y actual líder del comité de bloqueo de Achacachi, Felipe Quispe, “el Mallku”, en el principal punto de la medida que es en el cruce Pucarani, sobre la carretera que conecta a La Paz con la población de Copacabana.

Quispe dijo que además de los puntos mencionados —renuncia del alcalde Ramos y libertad de tres dirigentes— la medida de presión también va en apoyo a los “que estamos buscados por la ley del MAS (Movimiento Al Socialismo). Entonces por eso estamos acá, marchando, bloqueando y vamos a continuar y así nos hemos propuesto nosotros en las asambleas que realizamos en este punto de bloqueo”.

Señaló que se han plegado muchos sectores sociales, quienes no tuvieron respuesta del Gobierno. “Estamos destinando, han ido comisiones a otros lugares, otros están en los Yungas (de La Paz), ya han hablado con los cocaleros, otros han viajado a Oruro, hemos mandado a otras provincias. Estamos tratando de rearticular los cuadros sindicales, a pesar de que está controlado por el masismo ahí arriba pero por las bases están con nosotros, tenemos el apoyo pleno de las bases comunarias”, afirmó.

La dirigencia de Adepcoca confirmó que existen “acercamientos” con Achacahi para hacer escuchar sus demandas. El Mallku acotó que se debe combatir la corrupción que está presente en los diversos estamentos del quehacer boliviano y que por lo tanto las movilizaciones se mantendrán vigentes, sin especificar tiempos.

“No se sabe todavía (cuánto tiempo vamos a estar con la medida de presión), ya hemos propuesto mantener esta movilización, siempre con ese espíritu de conseguir la libertad de nuestro dirigente (Esnor Condori), y que los corruptos que vayan a pagar de sus robos (a la cárcel) que hacen, porque se han hecho crecer las uñas, ya es mucho, en todas partes hay corrupción”, dijo.

La articulación del movimiento anunciada por Quispe se efectiviza con el acuerdo suscrito entre los dirigentes del municipio de Achacachi y del Tipnis. Se dio a conocer una declaración conjunta en contra del “totalitarismo” del Gobierno de Evo Morales, a quien denominaron “nuestro enemigo común”.

REUNIONES CONCURRENTES: EVO AL TIPNIS

Los indígenas amazónicos que aprueban la construcción de la carretera a través de su territorio, el TIPNIS, se darán cita en San Pablo del Isiboro, donde los leales a Domingo Nogales esperarán la llegada del presidente Evo Morales, que los visitará este sábado, confirmó El Deber.

Del otro bando, los que responden a Fabián Gil se darán cita en el centro de manejo de ganado del Tipnis, un corral y una casa a orillas del río Isiboro, cerca de la comunidad Paraíso. Allí, dirigentes como Fernando Vargas, Marcial Fabricano y los que encabezaron las marchas de 2011 y 2012 han asegurado la presencia de al menos 30 corregidores del programa de productores de chocolate del parque y esperan que otros más puedan llegar, pese a que el caudal de los ríos no ayuda al traslado.
Mientras los que se oponen a la carretera por el Tipnis tratan de ganar legitimidad, confirmando la destitución de Fabián Gil como presidente de la Subcentral Tipnis, los que apoyan al Gobierno y a las instituciones benianas de pasar una ruta por el corazón de la reserva van varios pasos adelante. Se prevé que entre mañana y el 28 el viceministerio de Medio Ambiente lleve adelante una consulta rápida, para definir los planes de desarrollo del Tipnis.

En tanto  un grupo intentará convencer de organizar un movimiento de resistencia, el Gobierno irá con proyectos de saneamiento básico, agua, y promesas de desarrollo productivo. Según explicó la semana pasada la viceministra de Medio Ambiente Cynthia Silva,   se hablará de centros de transformación del cacao, curtiembres comunitarias para el manejo de cuero de lagartos en el marco del Programa Nacional de Lagarto y la instalación de carpinterías.
Su jefe, el ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, dijo ayer que la dotación de agua potable y servicios son la prioridad
Por su parte, los opositores tratarán de convencer a los corregidores reunidos de que la carretera solo facilitará la colonización de su territorio. Según analiza Fernando Vargas, expresidente de la subcentral, los benianos no se dan cuenta que con cada avance de los colonizadores pierden territorio, porque esas comunidades del Conisur son atendidas con ítems desde Villa Tunari y por lo tanto el territorio cochabambino se expande. La carretera, pasará a unos 50 kilómetros de los lugares donde se llevará a cabo los encuentros, por lo que la gente que decidirá el futuro del Tipnis no se beneficiará directamente con su construcción. Ellos seguirán saliendo por río hasta Trinidad.