Los mismo que el CEDLA, el  CIDES de la UMSA cuestionó el beneplácito del Consejo de la CLACSO “con un modelo político arbitrario que, a nombre de la falacia desarrollista, arremete contra los pueblos indígenas, fractura su liderazgo y divide sus organizaciones, poniendo en vilo conquistas logradas en intensas y sacrificadas jornadas de lucha y que, además, han sido el sustento para imaginar que en América Latina otro mundo es posible”.

Por su parte, el CEJIS, con base en santa Cruz se sumpo a las protestas académicas contra la otorgación del galardón al jefe del MAS y presidente de los cocaleros, el también Jefe de estado, Evo Morale.

Este es el comunicado en el que el CEDLA, a su vez que hace pública la discrepancia:

“El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), hace pública su discrepancia con la decisión unilateral de la Secretaria Ejecutiva del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), de entregar el Premio Latinoamericano y Caribeño “CLACSO 50 Años” al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma.

El CEDLA como centro boliviano afiliado a CLACSO, no fue informado ni consultado sobre la entrega de esta distinción, programada para el viernes 18 de agosto, en oportunidad del Coloquio: Geopolítica, Integración Regional y Sistema Mundial, organizado por CLACSO, la Rede de Economía Global e Desenvolvimento Sustentável (REGGEN) de Brasil y la Vicepresidencia del Estado Plurinacional, como corresponde hacerlo de acuerdo a las normas que rigen las actividades de CLACSO. La Paz, 14 de agosto de 2017”

La comunidad de docentes-investigadores del Postgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA) expresó también  su discrepancia con el CLACSO, un conjunto internacional no gubernamental que reúne a más de 600 centros de investigación de la región u otros países, por un premio al presidente Evo Morales.

El CIDES-UMSA los docentes-investigadores del Postgrado en Ciencias del Desarrollo, miembro del CLACSO, “manifiesta su rechazo a la forma cómo la Secretaría Ejecutiva de esta institución toma decisiones, prescindiendo de prácticas de consulta a los miembros asociados, banalizando los desacuerdos que surgen en los debates nacionales y situándose por encima de las contribuciones locales en torno a los dilemas históricos que enfrentan nuestros países”.

“Bolivia, como otros países de la región, vive procesos políticos contradictorios que deben ser tratados con madurez democrática, acorde a la construcción de una sociedad plural, multiétnica, soberana y ecológicamente sostenible”, explica.

El l secretario ejecutivo de CLACSO, Pablo Gentili tiene previsto que su institución entregue  el premio a Morales por sus 50 años el viernes 18 de agosto en  la Vicepresidencia como parte del cierre del evento que reúne a investigadores y expositores entre los que figura el vicepresidente Álvaro García.

“Las muestras de afinidad de la Secretaría Ejecutiva con representantes de gobierno parecen expresar, en cambio, el beneplácito del Consejo con un modelo político arbitrario que, a nombre de la falacia desarrollista, arremete contra los pueblos indígenas, fractura su liderazgo y divide sus organizaciones, poniendo en vilo conquistas logradas en intensas y sacrificadas jornadas de lucha y que, además, han sido el sustento para imaginar que en América Latina otro mundo es posible”.

La comunidad de docentes investigadores no sólo expresó su discrepancia con la premiación sino anunció que se desafiliará de esta institución “expresando su protesta por el modo cómo la Secretaria Ejecutiva ejerce su liderazgo y denunciando su complicidad con el empobrecimiento político que comienza a anidarse en los procesos de cambio en el continente”.