“Vamos a tener que ver quiénes han sido los que han tomado la decisión apresurada”, dice el gerente de la empresa del agua en Cochabamba. Un ducto de ENDE rebalsó, dañando la plataforma de Semapa. Un fiasco. Ni cinco horas duró el envío de agua desde la nueva represa de Misicuni, que supone gastos por 480 millones de dólares en medio siglo, la mayor parte de ellos en esta década. (Foto-ABI: La represa a medio relleno, cuando el presidente Morales abrió las válvulas; horas después, el daño)

 

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2017/0329/noticias.php?id=215183

https://twitter.com/hashtag/Misicuni?src=hash

 

Sucedió luego que, al influjo del caudal, reventara ayer en diferentes partes la antigua tubería y plataforma que el gobierno central dispuso utilizar para que una porción del “agua muerta” ‒de primera recepción, prevista para llenar en parte el semivacío embalse‒ llegue a la ciudad de Cochabamba.

La contingencia se produjo el martes 28, a horas de que el presidente Evo Morales protagonizara la apertura de válvulas para inaugurar el envío a una de las ciudades más afectadas por la escasez de distribución acuífera y que guarda, junto a otros seis municipios periurbanos, las mayores esperanzas en Misicuni para mejorar el abastecimiento.

Una semana antes, los cálculos oficiales eran dotar agua desde junio y generar energía en septiembre, de acuerdo a la última visita de las autoridades con la prensa cochabambina a la presa.

Entonces se informó que había alcanzado un contenido de 27 millones de metros cúbicos (m3) con la meta de  llegar a 31 millones hasta finales de marzo, considerado el “volumen muerto” que conforma el fondo del embalse sedimentoso y donde generalmente no existe toma. Esa era el agua a trasladar y que en parte se libró.

Representaba un relleno de 62 metros de altura de los 120 que presenta la estructura diseñada para albergar en los próximos meses unos 60 millones de metros cúbicos de agua, equivalentes a 60 hectómetros, a completar con las lluvias de la próxima temporada 2017-2018.

En la última inspección, antes del 19 de marzo pasado, el presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, señaló que se dispondrá del caudal para dotar agua para  consumo a Cercado. “Nosotros garantizamos sin bombear por flujo libre a través del túnel de trasvase 700 litros por segundo (l/s). De manera que no tengamos racionamiento para la población”, señaló.

El resultado para el martes 28 fue que el presidente Morales abrió un cauce que a las pocas horas había arrasado con otros ductos urbanos y amenazaba con inundaciones.

“Saludo esta apertura para garantizar por ahora como nos dicen 450 litros por segundo. En julio, verdad, 700 litros por segundo y desde el próximo año ya podremos estar llegando a 3.000 litros por segundo”, dijo  Morales, mientras el gobernador cochabambino, Iván Canelas calificó a la jornada de “un día histórico y de alegría el inicio de la provisión de agua de la represa de Misicuni porque puso fin al menos a 55 años de espera y de decenas de promesas políticas incumplidas de varios gobernantes”, según el reporte de la agencia estatal ABI.

En los hechos, las garantías para el envío de agua desde Misicuni a la ciudad de Cochabamba no parecían ser plenas incluso días antes de la inauguración por el presidente Morales.

Según el cronograma, la aducción que llevaría agua de Misicuni a Cala Cala, ya en el municipio cochabambino  debía estar terminada en mayo. Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Carlos Ortuño, expresó su preocupación por el retraso. “Se firmaron acuerdos, pero pese a las presiones que se hizo a Semapa, aún el tramo Jove Rancho a Saloneo tiene retraso. Esto nos preocupa por la necesidad”, dijo a Los Tiempos.
Ante esta situación, tanto el ministro Ortuño como Alvarado  aseguraron que se analizaba una posible alternativa para trasladar el agua.

El gerente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Gamal Serhan, anticipo el 19 de marzo que la aducción a utilizar entre la presa y la planta de Jove Rancho debía ser ejecutada por Misicuni pero se firmaría una adenda a un Convenio para que Semapa lo haga a cuenta de una deuda, con una inversión de 4,5 millones de bolivianos.

El  Ministro del agua confirmó en esa oportunidad que el Gobierno central garantizó la inversión de 21 millones de dólares para la ejecución de la aducción de Jove Rancho a la zona sur de Cercado. De igual forma, se estaba licitando el diseño del proyecto de aducción a Quillacollo.

Ayer, a 18 kilómetros de Misicuni,  sucedió la ruptura: El rebalse en un túnel de ductos de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) arrasó con 15 metros de la tubería que lleva agua de la presa a emapa.

El hecho sucedió en el sector de Portal Calio, a 18 kilómetros de la represa,  precisó Los Tiempos, “dos horas después de la apertura de las compuertas”

“Cuando empezamos a traer los 450 litros por segundo resulta que la tubería en un tramo entre Saloneo y Cala Cala empezó a reventar en varios lugares y Semapa inmediatamente nos estaba llamando para que nosotros reduzcamos el caudal”, dijo Alvarado, citado por ABI.

Según Alvarado,  se concentró en varios lugares del ducto, entre ellos un tramo que pasa por la avenida Beijing al borde del centro citadino.

Para el gerente de Semapa, Serhan, los daños causados son de consideración y esto produjo que se cortara el suministro de agua que venía de la represa.

“Estamos sumamente preocupados. Anoche hemos tenido algunas llamadas de emergencia de agua que estaba inundando algunas comunidades”, aseguró a Radio Fides.

GASTOS Y GASTOS

De acuerdo con un monitoreo privado de reservas de recursos hídricos y efectos del cambio climático, próximo a publicarse,  la primera fase de Misicuni consistente en el túnel de trasvase, costó unos 85 MM/$us y la segunda bordea los 130 MM/$us, más los 48 millones proclamados por el Presidente en septiembre pasado

Aparte de los 140 millones demandados  por el ejecutivo de Misicuni, Jorge Alvarado para otros túneles de trasvase en los ríos Vizcachas y Putucuni, el proyecto  requería, hasta mediados de este año, de otros 88 MM/$us para una serie de ductos, de unos 18 kilómetros promedio, uno de los cuales (14 km) estaba siendo emprendido por Semapa a un costo de seis millones de dólares, de acuerdo a la última rendición de cuentas de la acuífera local.

La Gobernación estimaba, al inicio de su gestión en 2015, al menos 83 millones para aducciones desde la represa, uno de los cuatro grandes proyectos del gobernador Iván Canelas para el Departamento.

En diciembre del 2015, los estudios gubernamentales para tres ductos incluidos en un acta de entendimiento (Colcapirua, Chojnacollo-Quillacollo y Tiquipaya-Cochabamba-Sacaba) consideraban 61 km. para aducciones principales, 37.6 km. para aducciones secundarias,  9 estaciones de bombeo 11,1 km de tuberías de impulsión y tanques de regulación. Cada km construido le costaba a Semapa 2.3 MM$us.

En enero pasado, después del  cierre de válvulas que se realizó en noviembre de 2016, la Empresa Misicuni esperaba acumular los 60 millones de metros cúbicos mencionados hasta el 2017. Del total, 30 correspondían al vaso muerto y el resto sería usado por ENDE para generar energía eléctrica y dotar de agua para riego y consumo humano.

https://twitter.com/search?q=jose%20maria%20leyes&src=typd

ULTIMOS 146 MILLONES DE DOLARES

En previsiones del presidente Morales con inversión gubernamental se incrementará el flujo a 6.000 litros por segundo, cuando el proyecto alance su tercera fase: “Con la construcción de Vizcachas y Putuquini vamos a aumentar a 6.000 litros de agua por segundo y no estamos lejos de eso, ya que no es un problema de recursos económicos”, dijo este lunes.

Confirmó que para la tercera fase del proyecto, se prevén utilizar cerca de 146 millones de dólares. Solicitó también “el mayor de los esfuerzos” por parte de los municipios, para que mejoren e implementen sus redes de distribución de agua.

El componente eléctrico, por su parte, para generar 120 megavatios excedentes requería otra inversión de 137 millones de dólares financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con 101 millones en préstamo y 36 millones de contraparte estatal

REPOSICION CON MALPASO

Según el gerente Serhan, “de 200 litros que nos tenían que suministrar en condiciones normales ahora no recibiremos nada, eso va a provocar un racionamiento de agua y un gran problema para la ciudad”.

“Nos extrañó que desde el principio se hiciera un anuncio totalmente irresponsable de que se iba a dotar de 450 litros por segundo (…). Semapa no sabía que se iba a realizar esta operación, nosotros hemos tenido reuniones con ENDE, el alcalde y Misicuni para la puesta en marcha del proyecto múltiple Misicuni y ni nos avisaron de esta situación”, agregó Serhan.

Julio Siles, jefe de Operaciones de la empresa constructora de la represa, aseguró que Semapa seguirá recibiendo agua de Misicuni, a través de la quebrada Malpaso que estaría enviando 200 litros por segundo.

“Lo que ha ocurrido ayer ha sido un hecho fortuito que esperemos no ocurra nuevamente, pensamos que ha sucedido algún evento extraordinario, ha podido taponearse alguna tubería en el túnel (…). El suministro de Misicuni seguirá y se continuarán mandando 200 litros cada segundo”, indicó Siles.