Llama a enfrentar micro corrupción por cargos públicos.Quedaron fuera Choquehuanca y JR Quintana. Arce Zaconeta avanza sobre la estructura de dos ministerios. ( Foto ABI: Choqehuanca en la despedida. Anticipa que volverá a las bases”.)

Tras la salida de dos de sus colaboradores más importantes, Juan Ramón Quintana y David Choquehuanca, el presidente Evo Morales admitió “rivalidades” en el gubernamental MAS y la nueva élite que accede a los ministerios en el denominado “proceso de cambio”.

“Este es nuestro proceso, hay rivalidades…” dijo el mandatario este lunes en la posesión de un nuevo grupo de ministros y la despedida a los salientes que deja en las posiciones más expectantes al flamante ministro de Justicia y Transparencia, Héctor Arce, y al vicepresidente Alvaro García Linera, manteniendo su cargo y poder el titular de Gobierno, Carlos Romero.

La admisión de antagonismos fue seguida de los recuerdos anteriores al ejercicio de gobierno, en los años 90, cuando la lucha conjunta, por ejemplo con el ahora ex Canciller Choquehuanca, los llevó a diseñar en unidad un eventual Gabinete.

Sin embargo Morales alertó después sobre aspectos perjudiciales para repetir el gobierno por cuarta vez desde 2006 si es que logra su repostulación.

Entre ellos señaló “la ambición y la codicia”, puesto que en su visión, “el problema no es ganar”, la próxima elección ‒“ya tenemos ganado”‒, dijo, sino “quizás coyunturalmente”, enfatizó,  “el problema sea habilitarnos”.

“El problema no es ganar, ya tenemos ganado. Quizás coyunturalmente el problema sea habilitarnos ahí está el problema”, insistió anticipando el resultado de la próxima votación electoral para un nuevo mandato constitucional en los Organos Ejecutivo y Legislativo.

Dirigiéndose Gerardo García, líder de los Interculturales como ahora se llaman los ex colonizadores, un amplio sector que junto a campesinos y mujeres campesinas conforman la masa mayor del MAS, el presidente pidió: “desde raíz hay que cortar la ambición y la codicia”

“Por qué digo codicia… si un hermano o hermana sindicalmente, políticamente, sanamente va conquistando liderazgo, otros  serruchando por abajo. Eso no sirve”, refirió aludiendo  al tradicional término criollo para complotar contra otro hasta desplazarlo.

“Si un dirigente sano honesto va progresando,  hay que cuidarlo. Y por qué la ambición, algunos por ser algo… aparatitos, pensando que consiguiendo pegas, cargos pueden ser algo, es la ambición. En mi experiencia nuevamente digo al cargo no hay que buscarlo, el cargo nos busca” declaró al exhortar a superar esos aspectos.

Sugirió a sus nuevos ministros a elaborar en dos meses “un plan para acabar burocracia” y “servir mejor” y concedió también que “momentáneamente” hubo problemas con las cooperativas, en relación a la muerte no esclarecida aún de una decena de ellos en agosto pasado junto a la de un ex viceministro.

“Después de macanacu, munanaco, saludos a las cooperativas, si se equivocó gobierno  o cooperativas  el pueblo juzgará”, dijo al atribuir la generación de los problemas a otros: “algunas veces  provocado por hermanos resentidos, a veces asesores”, manifestó en su ya clásico estilo.

Morales fue enfático en que “no se puede perdonar ni aceptar el maltrato al pueblo” y llamó a eliminar el machismo, el patriarcado y todas formas de discriminación, tenemos obligación acabar con machismo, racismo, fascismo

Los conceptos de Morales pueden ser vistos en el video que muestra el acto de posesión transmitido por la televisión gubernamental.