La metáfora, es decir, la figura, que corresponde a la metaforización o a la figuración, no solamente ayuda a pensar, sino corresponde a una de las funciones primordiales del pensamiento. Vamos entonces a emplear la metáfora onda, que corresponde a la figura física de vibración, para referirnos a la frecuencia política, aunque también al movimiento político o proceso político. Hemos empleado dos palabras, frecuencia y movimiento; una, que corresponde a una figura estadística; la otra, que no deja de corresponder a la figura física, por excelencia, si se quiere, de desplazamiento. También empleamos el término de proceso, que corresponde a la metáfora industrial de proceso productivo. Como podemos ver, el lenguaje está atravesado por metáforas, además de alegorías y símbolos; así como por mitos, entonces, tramas. Como dijimos, a un principio, las metáforas ayudan a pensar, por analogías y diferencias, por similitudes y distinciones, por comparaciones y contrastes; así como por transferencias de sentido. El mismo que sufre transformaciones semánticas y conceptuales.

Nos referimos a onda política como oscilación del comportamiento político, sobre todo, en lo que respecta al contraste entre ascenso y descenso de un ciclo político[1].   Aunque este comportamiento, de ascenso y descenso, corresponde a solo un recorte de la onda, que luego de encontrar su cresta se desliza hacia su fondo, ya incorporamos la imagen de onda al referirnos a un ciclo político, por lo tanto, a un proceso político.  Al hacerlo, acompañamos a esta imagen con las figuras de vibración y frecuencia. En otras palabras, hablamos del proceso político como si se comportara de una manera ondulatoria. Al hacerlo, de contrabando, también se introduce la idea de regularidad en las oscilaciones ondulatorias. Es cuando tenemos que tener mucho cuidado, pues, para decirlo directamente, las regularidades políticas no se reducen a las regularidades físicas, sino que son conformadas por otras composiciones y combinaciones en la articulación de sus propias complejidades singulares.

Vamos a tratar de comprender el acontecimiento político, por lo tanto, en el acontecimiento, comprender el proceso político, usando la metáfora de onda política. En este sentido, requerimos presentar esquemáticamente el concepto físico de onda; lo hacemos de una manera descriptiva y sucinta de la teoría física con este propósito. Después, usaremos el arsenal de categorías estructurantes del concepto de onda, con el objeto, también metafórico, de pensar el ciclo político, desde el enfoque oscilatorio de onda.

Concepto físico de onda

Una onda se manifiesta en la propagación de una perturbación en alguna propiedad del espacio. Hablamos de densidad, presión, campo eléctrico-magnético; involucrando un transporte de energía, sin conllevar un transporte de materia. Sin embargo, el espacio perturbado puede contener materia, aire, agua,  o no, mas bien, vacío. La magnitud física, cuya perturbación se propaga, se formula como una función tanto de la posición como del tiempo, ψ(⃗r, t). Matemáticamente se enuncia que dicha función es una onda si verifica la ecuación de ondas:

2ψ(⃗r, t) = 1/ v2 *∂2ψ/ ∂t2 (⃗r, t),

donde v es la velocidad de propagación de la perturbación. Ciertas perturbaciones, debidas a la presión, dada en el ambiente, llamadas sonido, verifican la ecuación anterior.

Una vibración determina las características necesarias y suficientes que definen un fenómeno como onda. Se entiende intuitivamente como transporte de perturbaciones en el espacio; se considera el espacio como un medio en el que pueden producirse y propagarse dichas perturbaciones, al variar alguna de sus propiedades medibles. La teoría de ondas se ocupa de las propiedades de los fenómenos ondulatorios; independientemente de cual sea su origen físico[2].  Una peculiaridad de estos fenómenos ondulatorios es que, a pesar de que el estudio de sus características no depende del tipo de onda en cuestión, los distintos orígenes físicos, que provocan su aparición, les confieren propiedades particulares, que las distinguen de unos fenómenos a otros. La acústica se diferencia de la óptica; las ondas sonoras están relacionadas con aspectos más mecánicos que las ondas electromagnéticas, donde rigen los fenómenos ópticos. Conceptos tales como masa, cantidad de movimiento, inercia o elasticidad son conceptos imprescindibles para describir procesos de ondas sonoras; en cambio, en los fenómenos ópticos, no tienen relevancia. Las diferencias en la cualidad de las ondas, ocasionan ciertos atributos, que caracterizan cada onda; manifestando distintos efectos en el medio en que se propagan. En el caso del aire, vórtices, ondas de choque; en el caso de los sólidos, dispersión; y en el caso del electromagnetismo, presión de radiación.

Elementos de una onda

  • Cresta: La cresta es el punto de máxima elongación, es decir, máxima amplitud de onda; es el punto de la onda más separado de su posición de reposo.
  • Período (T): El periodo es el tiempo que tarda la onda en ir de un punto de máxima amplitud al siguiente.
  • Amplitud (A): La amplitud es la distancia vertical entre una cresta y el punto medio de la onda. Nótese que pueden existir ondas cuya amplitud sea variable, es decir, crezca o decrezca con el paso del tiempo.
  • Frecuencia (f): Número de veces que es repetida dicha vibración por unidad de tiempo. En otras palabras, es una simple repetición de valores por un período determinado. T = 1 /f.
  • Valle: Es el punto más bajo de una onda.
  • Longitud de onda (λ): Es la distancia que hay entre el mismo punto de dos ondulaciones consecutivas o la distancia entre dos crestas consecutivas.
  • Nodo: es el punto donde la onda cruza la línea de equilibrio.
  • Elongación (x): es la distancia que hay, en forma perpendicular, entre un punto de la onda y la línea de equilibrio.
  • Ciclo: es una oscilación o viaje completo de ida y vuelta.
  • Velocidad de propagación (v): es la velocidad a la que se propaga el movimiento ondulatorio. Su valor es el cociente de la longitud de onda y su período:

v = λ /T

Las ondas periódicas están caracterizadas por crestas, montes y valles; usualmente son categorizadas como longitudinales o transversales. Una onda transversal es aquella con las vibraciones perpendiculares a la dirección de propagación de la onda; incluyen ondas en una cuerda y ondas electromagnéticas. Onda longitudinal es aquella con vibraciones paralelas en la dirección de la propagación de las ondas; incluyen ondas sonoras. Cuando un objeto corta un espesor determinado, por ejemplo, un estanque, el espacio experimenta una trayectoria orbital, porque las ondas no son simples ondas transversales sinusoidales. Ondas en la superficie de una cuba son, realmente, una combinación de ondas transversales y longitudinales; los puntos en la superficie siguen caminos orbitales. Todas las ondas tienen un comportamiento común bajo un número de situaciones estándar. Todas las ondas pueden experimentar los siguientes fenómenos:

  • Difracción: Ocurre cuando una onda al topar con el borde de un obstáculo deja de ir en línea recta para rodearlo.
  • Efecto Doppler: Efecto debido al movimiento relativo entre la fuente emisora de las ondas y el receptor de las mismas.
  • Interferencia: Ocurre cuando dos ondas se combinan al encontrarse en el mismo punto del espacio.
  • Reflexión: Ocurre cuando una onda, al encontrarse con un nuevo medio que no puede atravesar, cambia de dirección.
  • Refracción: Ocurre cuando una onda cambia de dirección al entrar en un nuevo medio en el que viaja a distinta velocidad.
  • Onda de choque: Ocurre cuando varias ondas que viajan en un medio se superponen formando un cono.

Una onda es polarizada si solo puede oscilar en una dirección. La polarización de una onda transversal describe la dirección de la oscilación, en el plano perpendicular a la dirección del viaje. Ondas longitudinales tales como ondas sonoras no exhiben polarización, porque para estas ondas la dirección de oscilación es a lo largo de la dirección de viaje. Una onda transversal, como la luz, puede ser polarizada usando un filtro polarizador o al ser reflejada por un dieléctrico inclinado[3].

Propuestas para un concepto de onda política

  1. Onda política es el fenómeno de propagación del acontecimiento político en el tejido espacio-temporal-social.
  2. La onda política transporta, por así decirlo, la energía capturada de las fuerzas sociales, atrapadas en las mallas institucionales.
  3. La onda política ocasiona perturbaciones en planos y espesores de intensidad del tejido social.
  4. Estas perturbaciones dejan sus huellas en estos planos y espesores de intensidad de la complejidad social singular.
  5. El comportamiento de la onda política depende, por así decirlo, de las coordenadas dadas en la multidimensionalidad del tejido social; coordenadas definidas por dispositivos, agenciamientos, prácticas, estructuras e instituciones en la complejidad integral del tejido social, que supone los ciclos vitales ecológicos de la biodiversidad.
  6. La forma de la curva, sus características, sus oscilaciones, sus ritmos, velocidad y duración, dependen del juego complejo de composiciones y combinaciones de las fuerzas o los campos de fuerzas, que corresponden a distintas materialidades, en el tejido social, en las territorialidades y en las ecologías.
  7. Las crestas de la onda política definen el alcance de las vibraciones, la irradiación de las perturbaciones. Además de que éstas, las crestas, también dependen de la frecuencia, la longitud de onda, la velocidad de sus oscilaciones y la cantidad de energía
  8. El periodo de la onda política depende de la consistencia de las gestiones, de la convocatoria, de la fortaleza institucional; en el caso de perturbaciones transformadoras, depende de la profundidad y extensión de las incidencias, de sus efectos de masa, en el contexto de nuevas equilibraciones, adecuaciones, sincronizaciones.
  9. La amplitud de la onda política se define por la intensidad de los desplazamientos, la característica de los ritmos, por la forma misma de la onda, así como por el alcance de la cresta.
  10. La frecuencia de la onda física viene definida por el número de vibraciones en unidad de tiempo. En lo que respecta a la onda política, podríamos decir que la frecuencia se define por la cantidad de acciones, prácticas, gestiones, por el lado, de la malla institucional, y la cantidad de conflictos, movilizaciones, activismos, por el lado de la sociedad alterativa.
  11. El valle en la onda política viene definida por el momento de mayor inercia, tanto en la gestión como en el proceso político en curso.
  12. El nodo en la onda política viene definido en el momento cuando tanto la gestión como el proceso político se encuentran en su línea de equilibrio.
  13. La elongación en la onda política define la diferencia entre turbación y la línea de equilibrio, en cualquier momento de la onda política; en el caso de crisis, se trata de la diferencia entre punto singular de la crisis y línea de equilibrio, en cualquier momento del proceso político.
  14. El ciclo político en la onda política se configura entre la apertura de un proceso político y su clausura.
  15. La velocidad de propagación en la onda política corresponde a la relación entre longitud de onda y su periodo, en la onda física; en el caso que nos compete, se trata de la extensión de la onda, si se quiere, lo que abarca, y el lapso en el que se efectúa.
  16. También se pueden usar, metafóricamente, los fenómenos descritos de la onda física. La difracción en la onda política corresponde al cambio de orientación del desplazamiento directo, al enfrentarse a obstáculos políticos o económicos, de resistencias y conflictos, bordeando los mismos para rodearlos.
  17. También se puede estudiar en los procesos políticos el efecto doppler, que vendría definido por la retroalimentación entre la fuente emisora de políticas y la recepción social de las mismas; en su caso, también se puede hablar de ruido o de incomunicación o de inconexión entre la fuente emisora y la recepción, en caso de conflicto, mucho más, en caso de crisis.
  18. Así como se pueden encontrar interferencias cuando distintos proyectos políticos, acompañados por sus respectivos procesos políticos, se encuentran en un momento del espacio-tiempo del tejido social.
  19. Del mismo modo, se puede estudiar en la onda política el fenómeno de reflexión. Esto ocurre cuando el proceso político, al encontrarse con espesores de intensidad que no puede cruzar o incidir, cambia de orientación y dirección.
  20. También puede darse el fenómeno de refracción, cuando la onda política, al encontrarse con espesores de intensidad resistentes, por así decirlo, y sin embargo, los atraviesa, pero, se desplaza  a distinta velocidad.
  21. De la misma manera, se puede estudiar, en la onda política, algo parecido al fenómeno de onda de choque. Esto ocurre cuando varias ondas políticas se superponen en un mismo contexto, formando un cono de posibilidades.

La onda política populista

A manera de ilustrar y como ejercicio de aplicación de la metáfora de onda política, vamos a poner en juego la estructura, por así decirlo, de la metáfora en cuestión, sus categorías y fenómenos; en principio, describiendo el proceso político populista desde el enfoque de la onda política.  Después buscaremos otra interpretación desde la perspectiva de la complejidad, que pone en juego las vitales figuras de vibración, onda, energía, cuerdas.

  1. Si bien, tenemos que hablar de onda política populista en su singularidad; refiriéndonos a un proceso político especifico, dado en un contexto determinado y en una coyuntura definida; vamos a hacerlo de esta manera, comprendiendo las articulaciones de la complejidad y sus dinámicas simultaneas e integradas; empero, tratando, no de generalizar, sino de profundizar en las regularidades, características, ritmos y ciclos de un proceso político populista Este es el caso del proceso político populista boliviano reciente.
  2. Una primera descripción, desde la perspectiva de la onda política, es que la misma parece variar en su desplazamiento. Las primeras oscilaciones y vibraciones, podríamos decir, en una primera etapa de la forma de gubernamentalidad populista, parecen mostrar crestas altas, amplitudes mayores, ritmos acelerados, propagaciones En cambio, en las siguientes etapas del proceso político populista, parecen, mas bien, disminuir en intensidad, en amplitud, en alcance, así como también en los ritmos y velocidades del proceso mismo.
  3. Ocurre como si la energía social con la que nace el proceso político en cuestión disminuyera, ocasionando desaceleraciones, disminución de los ritmos, menor envergadura en cuanto a los alcances políticos. Las vibraciones y la frecuencia de las vibraciones disminuye en el periodo.
  4. Se podría decir que tanto la distancia de los momentos de la onda política respecto de la línea de equilibrio disminuye; así como también, la distancia de estos momentos respecto del fondo o su valle, que manifiesta inercia, disminuye. Lo primero, puede ser tomado como una tendencia a la equilibración del proceso, después de la primera temporada agitada. En cambio, lo segundo, aparece como un acercamiento a la inercia.
  5. En este transcurso, donde se manifiestan cambios en la forma de la curva de la onda política, así como en su tamaño, alcances, ritmos, frecuencias, parecen cambiar las significaciones de los fenómenos políticos. Quizás un primer síntoma de la variación del sentido político aparece con el fenómeno de difracción. Ante la presencia de obstáculos políticos, el comportamiento político, mas bien, tiende a eludirlos, sin enfrentarlos, bordeándolos para rodearlos. No se solucionan los problemas; empero, se busca enquistarlos, por este merodeo, aislándolos.
  6. Recordando nuestros análisis anteriores, es cuando se hace patente la tendencia a la simulación, al montaje, al teatro político; que busca sustituir la presencia de los ineludibles obstáculos por la representación de su desaparición; creyendo que con aislarlos o enquistarlos basta, para hacerlos desaparecer. Sin embargo, el problema no solucionado subsiste.
  7. Otro síntoma de la modificación de contexto aparece como efecto doppler; la relación entre la fuente emisora de políticas y la recepción social deja de ser la de la retroalimentación, como en los mejores momentos de la convocatoria, para comenzar a mostrar incomunicaciones, inconexiones y ruidos, entre la fuente y la recepción.
  8. Un tercer síntoma del cambio de contexto, que corresponde al cambio en la forma de la curva de la onda política, es el de la interferencia. Distintos proyectos políticos, contenidos en el mismo proceso político, concurren diferenciándose. Esto sin considerar los proyecto políticos de procesos políticos anteriores o, por así decirlo, conservadores, en un caso, o radicales, en contraste, en otro caso.
  9. El cuarto síntoma parece formar parte de una subsiguiente fase o, si se quiere, tercera etapa, en esta secuencia de la onda política populista. Se trata del fenómeno de reflexión; cuando la onda política populista se topa con espesores sociales que no puede cruzar, incorporar, ni incidir, cambia la orientación de la onda, reflejándose en una especie de retorno, así como mostrando otras direcciones políticas ocultas, de carácter conservador.
  10. En esta tercera etapa del proceso político populista, aparece un quinto síntoma; el fenómeno de la refracción. Cuando los espesores sociales de resistencia no son lo suficientemente consistentes, la onda política populista logra atravesarlos; empero, lo hace de manera ralentizada. Incluso se puede considerar que se dan nuevos acuerdos, nuevas alianzas, impensables en la primera etapa del proceso político.
  11. A nuestro entender, el sexto síntoma todavía no se ha dado con respecto a las condiciones de posibilidades del contexto de realidad, por así decirlo. La onda política populista no se ha topado con otras ondas políticas, ocasionando esta superposición un cono de posibilidades políticas

Esta inicial descripción, que es, mas bien, incipiente todavía, hecha desde la perspectiva de la metáfora de onda política,  no ha usado la estructura y composición de las coordenadas, que hacen a la multidimensionalidad, por lo tanto, a la complejidad dinámica, en este caso política. Lo que nos acercaría al análisis desde la perspectiva de la complejidad, que comprende la integralidad del acontecimiento político. Queda pendiente esta tarea, en aras de reenganchar esta descripción con los análisis prospectivos que hicimos antes. Sin embargo, ya podemos sugerir, con lo descrito, algunas hipótesis interpretativas.

Hipótesis interpretativas

  1. La onda política populista nace con una cantidad de energía social, que despliega desbordantemente. Esta cantidad de energía social disminuye, se desgasta o agota; pues no encuentra retroalimentación. Al ocurrir esto, la forma de la curva de la onda política cambia; se modifica, achicándose, encogiendo toda la estructura de sus composiciones. Cambiando también los contextos de realidad y las coyunturas. La incidencia política de la onda política populista ya no es de convocatoria, sino, mas bien, clientelar. Modificando el sentido mismo político del proceso. De promesa se ha convertido en una burda imitación.
  2. Estas variaciones en la estructura de composición de la onda política, que implica merma de las cantidades, disminución de los tamaños y alcances, así como de los ritmos, las frecuencias y la velocidad, por lo tanto, de la intensidad y la extensidad del proceso mismo, cambian u ocasionan otros contextos de realidad. Estos contextos ya no son de apertura, menos de transformación, sino, más bien, anuncian la clausura y a regresión conservadora.

NOTAS

[1] Ver El descarnado poder; también El poder clientelar; así mismo El desmoronamiento. http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-descarnado-poder/.

http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-poder-clientelar/.

http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-desmoronamiento/.

[2] Ostrovsky y Potapov, 1999.

[3] Referencias: [1] Ron Cowen (29 de mayo de 2014). «No evidence for or against gravitational waves». Nature (en inglés). • “buena onda” 2011 un tipo raro, su casa • “Mala onda” 2013 mira tú, un estudio. Bibliografía: • Campbell, M. and Greated, C. (1987). The Musician’s Guide to Acoustics. New York: Schirmer Books. • French, A.P. (1971). Vibrations and Waves (M.I.T. Introductory physics series). Nelson Thornes. • Hall, D. E. (1980). Musical Acoustics: An Introduction. Belmont, California: Wadsworth Publishing Company. Texto • Onda Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Onda?oldid=95475265 Colaboradores: AstroNomo, Agremon, Moriel, JorgeGG, Lourdes Cardenal, Pleira, Wintermute~eswiki, Dodo, Tano4595, Chinomng, Schummy, Ivan.Romero, Elessar~eswiki, Periku, Balderai, Elsenyor, Digigalos, MarhaultElsdragon, LocoMaN, Hispa, Airunp, Taichi, Rembiapo pohyiete (bot), LeCire, Magister Mathematicae, Charlitos, Ppfk~eswiki, RobotQuistnix, Alhen, Superzerocool, Caiserbot, BOT-Superzerocool, Vitamine, BOTijo, YurikBot, Cameri, Echani, Lobillo, Gothmog, Hectormb, Marb, Stefan h~eswiki, Jclerman, Eskimbot, Banfield, Aranda56~eswiki, George McFinnigan, Götz, José., Er Komandante, Tomatejc, Alexquendi, Dropzink, BOTpolicia, CEM-bot, Heavy, Laura Fiorucci, Hlucho, Retama, Baiji, Davius, Rosarinagazo, Antur, Gran Coyote, Jonas Scrub~eswiki, Thijs!bot, Alvaro qc, Jmcalderon, Yeza, RoyFocker, Max Changmin, Mario modesto, PhJ, LMLM, Botones, Isha, LPFR, Chuck es dios, Gusgus, Mpeinadopa, Jurgens~eswiki, JAnDbot, Kved, Muro de Aguas, Gsrdzl, TXiKiBoT, R2D2!, Fedevla, Humberto, Netito777, Algarabia, ZrzlKing, Phirosiberia, Nioger, Behemot leviatan, Chabbot, Alefisico, Pólux, JoSongoku, Bucephala, VolkovBot, Technopat, Alereal, Nicoguaro, Josell2, Matdrodes, House, DJ Nietzsche, BlackBeast, Lucien leGrey, TIMINeutron, 3coma14, Muro Bot, Amirapuato, Bucho, Angupedia, Srbanana, SieBot, Jengitsme, Ctrl Z, PaintBot, Danzoldick7, Drinibot, CASF, Bigsus-bot, Dark, Ugly, Greek, BOTzilla, Bbkkk, Mafores, Tirithel, JaviMad, XalD, Jarisleif, HUB, Nicop, DragonBot, Eduardosalg, Botellín, Leonpolanco, Pan con queso, Coren~eswiki, Juan Carlos Sánchez Rivero, Furti, Petruss, Argenz, Poco a poco, PetrohsW, Lluvia, Arhendt, Açipni-Lovrij, Mrspokito, Atsl87, Camilo, UA31, Sakuretsu, AVBOT, Elliniká, David0811, RckR, Angel GN, Andrea199433, MarcoAurelio, NjardarBot, Ialad, Diegusjaimes, Davidgutierrezalvarez, DumZiBoT, Metalero Andante, Arjuno3, Andreasmperu, Luckas-bot, Iñigo17, Picorico, Roinpa, Darq, Ixfd64, Vic Fede, Raúl Espitia Meloo, Xiomaramadelaine, Vandal Crusher, Yonidebot, Camilo 5263, Ivancp100, Nixón, RadiX, SuperBraulio13, Ortisa, Manuelt15, Xqbot, Jkbw, Dreitmen, Luis hernan 28, -Erick-, Ricardogpn, Miley alejandra, Igna, Torrente, Panderine!, Zulucho, Evelyn Flores, Hprmedina, TobeBot, Sebitx, Halfdrag, RedBot, Cccs~eswiki, Vubo, EvilGod, Jerowiki, PatruBOT, Tbhotch, Jorge c2010, Foundling, GrouchoBot, Edslov, TheOrlSan, EmausBot, Savh, AVIADOR, Clusternote, Allforrous, Jorge nitales, Rubpe19, MercurioMT, Jcaraballo, ChuispastonBot, Waka Waka, Mjbmrbot, Hiperfelix, XanaG, Antonorsi, MerlIwBot, JABO, Satanás va de retro, AvicBot, Mauro tramontina, Ginés90, Fany bonita, 5truenos, DerKrieger, Ruben Josue Rafael Flores, LlamaAl, Érico, Sujeto2598, FrancoSorano, Vicente1064, DLeandroc, Murcyredhot, Violin3000, Helmy oved, José A.2, Syum90, Kevin Barja, Rauletemunoz, Lemilio775, Zimplemente silvestrista, Legobot, Leitoxx, Davidarauzm, Balles2601, Herman.pulido, Edagar.15, Santya, Daltreck, Jarould, Kevin lagos, RI123JH, 4lextintor, Lectorina, Fernando2812l, Jair.reolv, Jose de jesus gutierrez campos, Krassnine, YordyMaxXd, Franciscojvvergara, Naegi Makoto, Mainkra777mainkra777 y Anónimos: 773. Ver Enciclopedia Libre: Wikipedia: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Especial:Libro&bookcmd=download&collection_id=c92b529a017624bff455d6f7e7da94fcf9261be3&writer=rdf2latex&return_to=Onda