El riesgo de pérdidas para el fondo de  pensiones a raíz de inversiones financieras —como la transición Ametex Enatex—no sólo persiste, sino que se puede agravar sin que el gobierno actúe para preservar una importante cantidad de recursos previsionales

Javier Gómez / CEDLA – A 6 años de los cambios dispuestos por el actual gobierno (2010) al sistema de seguridad social, con la implementación del Sistema Integral de Pensiones (SIP), el mismo que creó la jubilación solidaria y la unificación de los esquemas contributivos, semicontributivos y no contributivos, estos han generado resultados que no llegan a satisfacer las demandas de los trabajadores, por lo que a pocos años de la aprobación de la Ley 065, las exigencias de modificaciones se van acrecentando, sin que encuentren respuestas favorables de parte del gobierno.

En medio de este escenario el Gobierno, a través del Decreto Supremo 2802, de 1 julio de este año, postergó por 15 meses la puesta en marcha de la Gestora Pública de Seguridad Social (GPSS) que  administrará los recursos que hoy manejan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), lo  que deriva en que las AFP resulten las grandes beneficiadas de esta reforma dispuesta el año 2010.

Con esos conceptos, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), presentó dos análisis elaborados por el investigador Carlos Arze, a través de los cuales, se permite comprender la situación actual sobre la administración del ahorro previsional.

El primero “AFP las grandes beneficiadas de la reforma de pensiones de 2010”, brinda detalle sobre el incremento extraordinario de las ganancias anuales de las AFP, después de la reforma dispuesta por el gobierno del MAS.

El segundo análisis, “Ametex, Enatex y pérdidas del Fondo de Pensiones”, revela detalles que no fueron considerados durante el análisis y cobertura mediática del conflicto suscitado por el cierre de la empresa estatal, que dan cuenta de que con el traspaso de Ametex a Enatex se produjo un efecto nocivo sobre el fondo de pensiones administradas por las AFP.

Carlos Arze  demuestra así  que el papel de las AFP´s es el de una empresa que se limita a la mera administración de ahorros, sin mayores responsabilidades por el destino de las inversiones y los resultados de las mismas.

La lectura de estos documentos alimentará, propone el CEDLA, el debate necesario sobre el futuro de la Seguridad Social.

http://cedla.org/sites/default/files/revista_gpfd_18_administracion_ahorro_previsional_0.pdf