(ABI).- El Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, instruyó el jueves una investigación sobre la incursión policial en Viloco, departamento de La Paz, que habría dejado heridos de balín.

Según una nota institucional, que cita a comunarios del lugar, aproximadamente a las 2 y 30 de la madrugada, ocho miembros de las fuerzas policiales en tres vehículos se habrían presentado en esa región, para presuntamente, ejecutar aprehensiones y se habría suscitado un episodio de violencia que habría dejado heridos por disparos de balines de goma.

Tezanos Pinto, señala la nota, dispuso que el equipo nacional de Prevención y Gestión Pacífica de la Conflictividad de la Defensoría del Pueblo, se desplace hasta la localidad de Viloco para realizar una investigación de los hechos y hacer el acompañamiento a la atención de las personas que resultaron heridas.

El Defensor, ante ese incidente, pidió prevenir nuevos hechos de violencia y precautelar la vida y la integridad de las personas como valores primigenios.

Asimismo, refiriéndose al actuar de la Policía Boliviana, indicó que es necesario hacer hincapié en el Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que en su resolución 34/169 de 17 de diciembre de 1979,  Artículo 3 señala que: “(…) podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas”.

Gobierno dice que las denuncias son falsas

El Ministerio de Gobierno, mediante un comunicado, denunció el jueves a la opinión pública que un operativo de la Policía Boliviana para capturar a uno de los presuntos partícipes del asesinato del exviceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, en la población de Viloco, esta madrugada fue obstaculizado por agresiones de comunarios de esa localidad.

Esa cartera de Estado también denunció que el activista de la ciudad de El Alto, David Inca, incurre en el mismo delito al divulgar falacias sobre un supuesto herido de bala provocado por ese operativo policial.

El Señor Inca anteriormente denunció, igualmente sin pruebas, que los cooperativistas aprehendidos por el asesinato del ex Viceministro Illanes fueron torturados, señala el documento.