Santa Cruz, (ABI).- La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) adjudicó el jueves a la Asociación Accidental Rositas (AAR), constituida por corporaciones chinas, la ingeniería, construcción y puesta en marcha del proyecto hidroeléctrico Rositas, en Santa Cruz, para generar más de 500 megavatios (MW) con una inversión inicial de 1.000 millones de dólares.

 La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y la Asociación Accidental Rositas suscribieron el jueves un contrato para la ejecución de la segunda fase del Proyecto Hidroeléctrico Rositas, que demandará una inversión de 1.000 millones de dólares. fotos Enzo De Luca/ABI

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y la Asociación Accidental Rositas suscribieron el jueves un contrato para la ejecución de la segunda fase del Proyecto Hidroeléctrico Rositas, que demandará una inversión de 1.000 millones de dólares. fotos Enzo De Luca/ABI

“Bolivia se prepara para ser el centro energético de Sudamérica y Santa Cruz es parte de esta generación de nueva energía”, manifestó el presidente Evo Morales, en un acto especial preparado para la suscripción del contrato por parte de ejecutivos de ENDE y la AAR.

La asociación accidental está constituida por China International Water & Electric, China Three Gorges Corporation y la Empresa Constructora REEDCO S.R.L.

“Una de las empresas (Three Gorges Corporation) ha hecho la hidroeléctrica más grande del mundo que se llama Tres Gargantas (…), así que tenemos la garantía de que las mejores empresas chinas están en este proyecto tan importante para todos los bolivianos”, destacó, a su turno, el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Sánchez.

La central hidroeléctrica Rositas aprovechará a mediano plazo las aguas de la cuenca del río Grande, estará emplazada en el municipio de Cabezas de Santa Cruz y generará más de 500 MW con una inversión inicial de 1.000 millones de dólares provenientes de un crédito del Eximbank de China.

“Se ha optimizado la potencia del proyecto. Ya no son sólo 400 MW, son entre 500 y 600 MW que será confirmado con el estudio de diseño final que nos entregan a fin de año”, explicó Sánchez.

Ese proyecto permitirá, además, regar 165 mil hectáreas y estimular el desarrollo agrícola en las poblaciones próximas a la hidroeléctrica.

El Gobierno tiene previsto invertir más de 25 millones de dólares hasta 2025 para la construcción de 21 hidroeléctricas que generarán 10.933 MW, según el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

El objetivo de Bolivia es exportar hasta el 2025 más de 8.000 MW a los países vecinos y generar una renta mayor a la que percibe el país por la venta de los hidrocarburos, de 3.500 millones de dólares en 2015, y consolidar el sueño de convertirse en el centro energético de Sudamérica.