Washington, Londres y Hanoi (PL).- El oro se cotizó hoy por primera vez a 1.715,01 dólares la onza en la Bolsa Mercantil de Nueva York , y también rompió récord en el mercado de Hong Kong al cerrar este lunes en 1.706,50 dólares la unidad de 31 gramos.

La escalada del oro es reflejo de las incertidumbres en los mercados tras la rebaja de la calificación de la deuda de Estados Unidos desde triple A hasta AA+ otorgada el pasado viernes por la agencia Standard and Poor’s.

En consecuencia los precios de las acciones en las bolsas de valores de Nueva York cayeron marcadamente hoy, en el primer intercambio bursátil desde que la entidad calificadora emitiera su juicio. Según expertos, el comportamiento de los operadores atiza los recuerdos de la crisis financiera de tres años atrás y los impulsa a la búsqueda de inversiones consideradas seguras, como el oro.

El lingote sobrepasó por primera vez los mil dólares la onza en Nueva York el 13 de marzo de 2008, y en Londres el 17 de ese mes del mismo año. Desde entonces, las cotizaciones del metal dorado en ambos mercados mantienen una renovada orientación alcista.

Comenzaron en 2010 a unos 880 dólares la onza, y su impetuoso ascenso posterior hizo exclamar a Graham Briggs, presidente ejecutivo de Harmony Gold, que podrían escalar a más de 1.500 dólares en 2011. Pero en 2011 el precio del metal dorado llegó más lejos.

El 18 de julio, la onza sobrepasó por primera vez en su historia los 1.600 dólares, y a juzgar porsus frecuentes máximos ya se preveía que podría alcanzar los 1.700 dólares la onza antes de que termine el año. En el mercado de Londres, la onza de oro al contado finalizó a 1.628,50 dólares, un 0,93 por ciento más que el resultado de la víspera, cuando se fijó en 1.613,5 dólares.

El 29 de julio, el precio de la onza de oro en Nueva York escaló 15 dólares y cerró a 1.631,2 dólares, lo que constituyó un récord. En esa sesión se llegó a cerrar contrataciones por un máximo de 1.637,5 dólares la onza.

El 3 de agosto, el oro alcanzó en Nueva York el segundo récord de la semana, al cotizarse al cierre a 1.666,3 dólares la onza. Los contratos del lingote más negociado en esa tercera jornada, los de vencimiento en diciembre, añadieron 21,8 dólares por onza al precio de la sesión anterior, y con ello registraron su cotización más alta de todos los tiempos en el mercado. Incluso durante la sesión se llegaron a cerrar contrataciones por valor máximo de 1.675,9 dólares la onza, lo cual también representa un récord intradía para el metal precioso.

El 4 de agosto de 2011, el precio del oro había marcado en Nueva York otro récord de 1.680 dólares la onza. Operadores dijeron que la onza del metal dorado llegó a cotizarse a 1.681,72 dólares, mientras que en Londres la onza al contado se negoció al cierre a 1.679,50 dólares, con lo que estableció un valor máximo en ese mercado. El avance de la cotización registrado el viernes en Londres fue del 0,61 por ciento con respecto al resultado de la jornada anterior, cuando el precio se fijó en 1.669,25 dólares.

También el 4 de agosto, la cotización del oro en Vietnam superó los dos mil dólares por onza, un alza de 40 dólares en menos de 24 horas, lo que constituye nuevo récord. Este repunte llega tras varios meses de relativa estabilidad en los precios del metal precioso, garante habitual de los ahorros en esta nación indochina, donde lo valoran más que a cualquier banco.

La tendencia inflacionaria en Vietnam influyó en el estancamiento previo del oro, situación que debe revertirse paulatinamente en el resto del año gracias a las políticas priorizadas del gobierno.

En este país, donde los ahorros se invierten en oro en lugar de buscar interés en los bancos, la cotización del metal precioso es seguida por empresarios y gente común con recta religiosidad. Sin la veneración cuasi-fetichista de las culturas hindúes, en Vietnam empero se respeta el oro, abundan las joyerías y, de hecho, aquí se considera que el color dorado atrae la fortuna.

Este lunes el oro se cotizó por primera vez a 1.715,01 dólares la onza en la Bolsa Mercantil de Nueva York, y también rompió récord en el mercado de Hong Kong al cerrar en 1.706,50 dólares la unidad de 31 gramos.