La Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) evalúa el desempeño de la Jindal Steel Bolivia en el primer trimestre de 2011; el Ministerio de Medio Ambiente averiguará si la mina San Cristóbal cumple o no las normas ambientales, y la Justicia investigará a la empresa Manquiri, acusada de evadir 17,5 millones de dólares en impuestos. El gobierno comenzó a elaborar un proyecto de Ley que reemplazará al Código de Minería.

El viceministro de Minería Héctor Córdova informó que se evaluará el avance del proyecto de explotación de hierro en el Mutún, a cargo de Jindal Steel Bolivia (JSB), empresa india que se comprometió a invertir al menos 2.100 millones de dólares en siete años.

“Estamos esperando el informe del primer trimestre, se hará la primera evaluación del año y en función de eso tomaremos las medidas que correspondan”, dijo Córdova. La ESM es la encargada de hacer el seguimiento y de aplicar multas, sanciones y ejecutar las boletas de garantía en caso de incumplimiento de contrato.

La transnacional pagó el miércoles un millón de dólares a la ESM por concepto de derecho de explotación. “Jindal Steel Bolivia procedió a la entrega del cheque de pago de Derecho de Explotación (…) continúa normalmente con la inversión programada… y está trabajando para cumplir con las inversiones en los plazos y montos programados en el Plan de Inversiones aprobado el pasado 13 marzo del 2010”, remarca un boletín de la compañía enviado a la agencia ABI.

Por otro lado, la mina San Cristóbal controlada por la transnacional japonesa Sumitomo continúa paralizada desde el viernes de la semana pasada por una huelga obrera. Ejecutivos de la compañía “expresaron su profunda preocupación por la continuidad de sus operaciones (y) por la seguridad de su personal en el área de operación”.

Esta mina de zinc, plomo y plata situada en la provincia Nor Lípez del departamento de Potosí es una de las explotaciones a cielo abierto más grandes del mundo. Procesa diariamente 1.600 toneladas de concentrados y sus exportaciones superaron los 860 millones de dólares en 2009.

San Cristóbal aportó el año pasado más de 100 millones de dólares en regalías e impuestos, y se estima que pierde aproximadamente 400 mil dólares por cada día de paro.

El viceministro Córdoba informó que la causa del conflicto fue el fallecimiento de un trabajador. “Según el sindicato, el hecho pudo haber sido evitado si el trabajador era trasladado por vía aérea a La Paz”.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) decidió inspeccionar las instalaciones de San Cristóbal el próximo 15 de abril, para constatar si cumple o no con las normas ambientales, informó la ministra del sector Mabel Monje.

De otra parte, la diputada del MAS Gardenia Arauz denunció que la empresa minera Manquiri evadió impuestos ocasionando un daño económico al Estado por màs de 17,5 millones de dólares. La legisladora presentó una denuncia formal ante el Ministerio Público.

“La defraudación corresponde a las gestiones 2008 y 2009 y es de conocimiento de la Contraloría y del Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción. Los responsables son los miembros de la directiva, principalmente Humberto Rada”, dijo la legisladora.

El ministro de Trabajo Félix Rojas elabora un proyecto de Ley que reemplazará al actual Código de Minería, en consenso con representantes del sector. Dirigentes de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia, de la Cámara Nacional de Minería, y de la minería cooperativizada participan en la comisión redactora, que se reunió por primera vez el 21 de marzo.

Rojas anunció que la nueva ley de minería se ajustará a los cánones de la Constitución Política del Estado, “en el ámbito político, ideológico y también económico”.

Con datos de ABI.