La Unión Revolucionaria de Maestros (URMA), brazo sindical del Partido Obrero Revolucionario (POR) en el magisterio de Bolivia, dirige por primera vez en 40 años el máximo ente sindical de los docentes urbanos, poniendo fin a la hegemonía del Partido Comunista de Bolivia (PCB), incondicional aliado del Movimiento al Socialismo (MAS). Los agentes del gobierno recurrieron a las maniobras más viles para contener el avance del trotskismo, pero fueron derrotados en todos los escenarios, destacó la dirigente urmista Vilma Plata.

Militantes del frente trotskista URMA fueron elegidos dirigentes del Comité Ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) en el Congreso del sector realizado el 19 de marzo en la ciudad de Riberalta, departamento de Beni. Con 149 votos derrotaron los trotskistas a la alianza oficialista PCB –MAS que obtuvo 124 sufragios.

El frente URMA se ha fortalecido en los últimos años y actualmente dirige las federaciones departamentales de Trabajadores de Educación Urbana de Cochabamba, La Paz y Oruro, además de varios sindicatos regionales y provinciales. El frente trotskista ganó la dirección del Sindicato de Trabajadores de Educación Urbana de Cliza, uno de los distritos más importantes del Valle Alto de Cochabamba, y también controla el sindicato de Sacaba en el Valle Bajo.

Al tiempo que crece la tendencia trotskista en el magisterio urbano, los dirigentes estalinistas pierden importantes espacios de poder, a pesar del fuerte apoyo del gobierno del MAS. Las bases desconfían de la burocracia sindical porque respalda la aplicación de la Ley 070 (Siñani – Pérez), poniendo en serio riesgo las conquistas profesionales, sociales y económicas del magisterio. Exacerba el descontento la ejecución del Programa de Fortalecimiento Complementario (Profocom) con la finalidad de aplicar una la malla curricular acorde al mandato del Banco Mundial y del FMI.

La alianza oficialista PCB-MAS no ha dudado en hacer fraude electoral o recurrir a las maniobras políticas más viles para cerrar el paso a URMA, como instaurar juicios sindicales espurios en contra de los principales cuadros trotskistas para inhabilitarlos como candidatos. En el Congreso de Riberalta, los oficialistas intentaron impedir que las federaciones opositoras acrediten a sus delegados, y al verse rebasados trasladaron a cientos de delegados “adscritos” para equilibrar la balanza. Pero las maniobras fracasaron y los urmistas ganamos la elección, celebró la profesora Vilma Plata en una entrevista con la periodista Amalia Pando.

Amalia Pando (AP): Fue una proeza desplazar al Partido Comunista, que es parte del gobierno del MAS, de la Confederación del magisterio urbano, una de las entidades sindicales más poderosas del país. ¿Lo hicieron solos?

Vilma Plata (VP): Venimos trabajando desde hace mucho tiempo con las Federaciones de Maestros Urbanos más importantes del país, de las cuales somos dirección como URMA. Levantando la bandera de la independencia política y sindical, conformamos un bloque antioficialista, ganamos la elección en el Congreso de Riberalta y ahora integramos el Comité Ejecutivo de la CTEUB. Hay tres ejecutivos, uno del altiplano, otro del valle y un tercero del oriente. El representante de la zona oriental es David Montaño; el oficialista Federico Pinaya representa al valle y el dirigente trotskista Wilfredo Siñani, a la zona del altiplano.

AP: Seguramente el gobierno hizo todo para evitar que el trotskismo llegue a la Confederación del magisterio…

VP: Efectivamente, y una de sus primeras maniobras fue solventar el traslado de delegados adscritos. Riberalta no está a la vuelta de la esquina, se tenía que ir en avión y llevar adscritos era un gasto muy fuerte que quedaba a cargo de cada organización, no pagaba la Federación. Al principio pensamos que llevaban adscritos para conformar grupos de choque; si bien actuaron en algún momento así, lo importante es que en el momento de conformar las delegaciones legítimas, los adscritos pidieron derecho a voz y a voto, aunque eso nunca existió en los estatutos sindicales; los titulares tienen derecho a voz y voto y los adscritos, solamente a voz. Entonces, la primera batalla fue derrumbarles esa maniobra.

AP: Eso ha debido costar mucho, ¿corrió plata en el Congreso de Riberalta?

VP: Sí, muchísima plata, incluso en medio del Congreso el secretario de finanzas (de la Confederación) sacaba a los delegados para entregarles paquetitos de dinero, era una cosa muy clara, casi abierta y vergonzosa. Además, el Ministerio de Educación estaba presente con delegados propios, ex dirigentes de la Confederación que ahora son funcionarios del Ministerio de Educación, entre ellos Víctor Prado y Estanislao Aliaga, quienes portaban credenciales de delegados titulares. Nosotros los impugnamos y queríamos que se fueran, pero lógicamente eran parte del Congreso como funcionarios del gobierno.

AP: Se ha ganado esta batalla, pero ¿qué perspectiva hay a nivel nacional? La Central Obrera Boliviana (COB) ha sido tomada vergonzosamente por el gobierno, y los actuales dirigentes son funcionarios del gobierno más que representantes de los trabajadores. Ahora están sentados en comisiones negociando, dice, un pliego petitorio. ¿Cómo serán esas reuniones entre mandantes y mandados? Porque los dirigentes de la COB son eso, gente que recibe órdenes del gobierno porque les pagan y de eso no hay duda. ¿Entonces, cuál es la perspectiva?

VP: Del Congreso en sí, hay algo que quisiera resaltar porque va a ser el eje de nuestro funcionamiento en la Confederación. Lo más importante que ha hecho URMA es derrotar al oficialismo en el debate político y lograr que se aprueben sus documentos en las comisiones política, económica, social, etcétera. Si bien la Confederación de Maestros es pluralista, heterogénea y hasta contradictoria en cuanto a su composición, las resoluciones aprobadas en este Congreso están al servicio de las bases y reivindican todas sus necesidades. Para nosotros estas conclusiones son un mandato imperativo; no ocurrirá lo mismo que en congresos anteriores, cuando el oficialismo ganaba la dirección nacional y tiraba a la basura todas las resoluciones contrarias a su política.

Para nosotros es un triunfo porque ahora, entre moros y cristianos, los que estamos en la dirección de la Confederación vamos a tener que respetar las resoluciones que se han aprobado. Por ejemplo, en la comisión política donde participé se dio un debate sobre si se apoya o no al “proceso de cambio”, y los oficialistas salieron derrotados porque se decidió mantener la independencia política y sindical frente al Estado y al gobierno actual, y por tanto no hay ninguna incorporación del magisterio nacional a ningún “proceso de cambio”.

AP. Vilma, vuelvo al tema de la COB porque la Confederación es un gran logro, pero aislados no van a poder hacer nada frente a la dimensión de los problemas que se vienen. ¿Cómo van a encarar el tema de la COB? ¿Exigirán un congreso, qué piensan hacer?

VP: El congreso de la COB se realizó hace poco y todos sus documentos aprobados son de subordinación al gobierno, empezando por su alianza con el “proceso de cambio” que ha sido ratificada en la ciudad de Santa Cruz. Estamos frente a una COB oficialista y la gente ya no se deja engañar; lo que nosotros haremos es un trabajo de base y la base espera que se resuelvan sus conflictos. Por eso, desde el año pasado, hemos ido conformando un bloque intersindical en alianza con otros sectores laborales, como los maestros jubilados, los jubilados en general y también los médicos de la Caja y del sistema público de salud. Vamos a continuar ese trabajo y la COB, por la presión de las bases, tendrá que resolver los problemas tal cual estamos planteando los trabajadores y no como quieren los serviles al gobierno.

AP: ¿El gobierno ha citado a un ampliado de trabajadores o algo así?

VP: La COB empieza mal y ya es una vergüenza; mucho se ha criticado a los dirigentes oficialistas el hecho de que, sin autorización de nadie, incluyeran a la COB en la denominada Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que son organizaciones sociales al servicio del gobierno y que actúan como grupos de choque para golpear a los trabajadores. Pese a las críticas, los dirigentes de la COB han ratificado su incorporación a la Conalcam y además nos han enviado a todas las federaciones y confederaciones la convocatoria a una supuesta “cumbre de los trabajadores” que, dicen, va a estar presidida por Evo Morales y García Linera , junto a la Conalcam, el MAS y su instrumento político. Es una vergüenza.

AP. ¿Ustedes asistirán?

VP: Por supuesto que no; precisamente por eso se ha recalcado el mandato de la comisión política de mantener la independencia política, y esta es una cumbre no de los trabajadores sino una cumbre totalmente oficialista, en la cual tratarán de ver si van otra vez a la re re re elección.

AP: ¿Tú crees que eso está en agenda, es decir que el gobierno no aceptará democráticamente el resultado del referendo y buscará una segunda vuelta, un segundo turno o desquite?

VP: Hay algunas organizaciones que no están de acuerdo. Por ejemplo, leí que la Confederación de Campesinos rechaza la posibilidad de que en esa cumbre se desoyera al pueblo. Un compañero de la Confederación de Campesinos decía que ‘el pueblo ha dicho no y eso se debería respetar porque sería un mal antecedente que vayamos en contra del resultado del referéndum’.

AP: Pero es posible que esa sea la intención…

VP: Esa es la intención, pero además yo creo que van a trazar toda una estrategia para enfrentar los conflictos sociales, porque se avecinan momentos muy difíciles: está pendiente el problema salarial, está pendiente el problema de la jubilación. En nuestro sector, por ejemplo, han mandado una circular en la que se nos obliga a la jubilación forzosa y hay muchos maestros que no quieren jubilarse no porque no lo deseen sino porque las rentas son miserables. También está el problema del reordenamiento en las unidades educativas que significa fusión de establecimientos y reducción de ítems, y los maestros están pidiendo a gritos la anulación de esta medida. Además, se vienen problemas muy graves a raíz de la crisis mundial; nos han dicho que aquí no llegará la crisis, que estábamos blindados, y ahora resulta que los trabajadores somos los que tenemos que pagar la crisis y la caída de los precios de las materias primas.

AP: Prueba de esto son las personas que tienen alguna discapacidad y que continúan marchando y pidiendo un bonito de 500 bolivianos, menos de 100 dólares al mes, y el gobierno dice que es imposible, que no hay plata. Sin embargo, hay plata para otras cosas como la planta nuclear, yo creo que es un exabrupto del gobierno gastar 2.000 millones de dólares en una en una planta que no necesita el país y que pone en riesgo a la población. No sé si la Confederación discutirá este asunto en algún momento, ojalá lo hagan.

VP: Vamos a tocar todos los problemas graves que enfrentamos, no solamente nacionales. En el caso de los discapacitados, 500 bolivianos ¿para qué puede servirles? Para nada. Ahí se está mostrando el nivel de miseria en el que se encuentran todos los trabajadores y los bolivianos. Solo como ejemplo, hace pocos días el Ministerio de Educación emitió la Resolución 034 instruyendo que los maestros de técnica vocacional y los directores obligatoriamente tienen que hacer un diplomado que cuesta 1.590 bolivianos junto a otro curso de especialidad que vale Bs 1.595; en total, los maestros van a tener que pagar más de 3 mil bolivianos para hacer esos cursos sobre la ley 070. Se supone que la obligación del gobierno es formar a los maestros, pero resulta que ahora el gobierno está haciendo un negocio con la formación docente y a nosotros mismos nos va a cobrar por el adiestramiento. El caso de los directores es peor porque están obligados a cursar una maestría que cuesta 13 mil bolivianos porque son ellos quienes deben aplicar la malla curricular de la ley 070; sabiendo que hay más de tres mil directores, es una millonada de dinero que le va a entrar al gobierno, y no sabemos dónde irán a parar esos recursos que sacarán de los bolsillos de los maestros.

Lo más grave es que el gobierno ya no sabe de dónde sacar dinero para cubrir el déficit causado por la crisis económica, y entonces opta por reducir el gasto público y ahora mete las manos en el bolsillo del maestro. Nosotros estamos exigiendo al gobierno que, si quiere adiestrar a los maestros, por lo menos que organice cursos gratuitos y voluntarios.

AP: El Ministro de Educación, que parece que está de salida, anunció que el gobierno va a establecer 30 alumnos por aula, no más, y los padres familia han festejado. ¿Hay posibilidad de cumplir esta norma pedagógica básica?

VP. Nosotros creemos que 30 alumnos son muchos, lo ideal es tener 20 alumnos por aula. En el fondo, lo que quiere el gobierno es recortar ítemes, como ya lo ha hecho durante las inscripciones escolares de este año: aula que no llegó a 30 alumnos perdió el ítem. El caso de mi establecimiento es un ejemplo bien claro: el año pasado se han llevado todos los paralelos al turno de la mañana y los del turno de la tarde estamos como velitas, nos estamos apagando. Este año, de los paralelos que quedan, van a fusionar el primero y segundo curso, al igual que el tercero y el cuarto, y van a convertirnos a los maestros de ciudad en maestros multigrado. Ese es un grave retroceso para la educación.

AP: ¿Entonces fijan un límite de alumnos no para descongestionar aulas abarrotadas sino para hacer desaparecer las aulas que tienen pocos alumnos?

VP: Claro, y además para ahorrarse un ítem. Porque yo como maestra de curso, y ahora maestra multigrado, voy a tener que hacerme cargo del primer y segundo curso simultáneamente, dictando dos programas. En secundaria es peor porque han juntado las materias de Biología y Geografía y se han llevado un ítem; el profesor que ha estudiado Biología y no la especialidad de Geografía ahora tendrá que improvisar; por eso estamos en un total retroceso.

En primaria han incorporado cuatro materias nuevas: computación, artes plásticas, idioma nativo e idioma extranjero, pero sin otorgar ítems nuevos. ¿Quién dictará entonces esas cuatro materias? La maestra de curso; por ejemplo, yo que soy maestra de curso tengo que recortar horas a las cuatro materias troncales: lenguaje, matemáticas, ciencias sociales y ciencias naturales; entonces, ya no tengo la misma carga horaria y mi carga horaria está totalmente restringida.

AP: Estamos peor que nunca…

VP: Realmente la Ley educativa del MAS es totalmente anticientífica, antidocente y un gran retroceso para la educación.

AP: La esencia del problema es que el gobierno no da presupuesto para la educación…

VP: Y ahora menos que nunca porque el presupuesto se reducirá 12% con la nueva ley de inversiones. Por eso digo que el gobierno del MAS no solo pretende recortar el gasto público en educación sino también sacar dinero de los bolsillos de los propios maestros.

Texto tomado de http://amaliapandocabildeo.com/