(ABI).- El presidente Evo Morales advirtió el domingo que por instrucción del imperio norteamericano, la derecha boliviana acentuará los ataques de desprestigio contra empresas chinas y rusas, ya que se quiere evitar a toda costa la presencia de esos dos países en la región.

“Acá hay un tema de fondo, métanse a su disco duro, la derecha boliviana atacará a todas las empresas chinas, por instrucción del imperio norteamericano. El imperio norteamericano no quiere que haya la presencia de China ni de Rusia”, alertó en una entrevista con el programa ‘Piedra, papel y tinta‘ de La Razón, transmitido por Cadena A.

Según Morales, las denuncias contra la empresa china CAMC, sobre supuesto tráfico de influencias, sólo es uno de los instrumentos que utiliza la derecha boliviana para desprestigiar al Gobierno.

Alertó que no debe sorprender que la oposición comience también a atacar empresas rusas, como Rosatom, una de las más importantes del mundo, que tiene a su cargo la construcción del centro de investigación nuclear en la ciudad de El Alto.

A su juicio, los ataques contra empresas chinas y rusas forman parte de una “lucha geopolítica” internacional, que encuentra debilitado a Estados Unidos, frente a grandes potencias tecnológicas como China y Rusia.

Consideró que la economía boliviana está mejor sin el apoyo norteamericano, que suspendió la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA, por sus siglas en inglés) y la denominada Cuenta del Milenio, después de la expulsión de su embajador.

Aseguró que Bolivia tiene el apoyo de países con gran desarrollo tecnológico en el mundo, no sólo China y Rusia, sino también de naciones europeas que expresaron solidaridad con el país.