Roma y Santiago de Chile.- Los precios de los principales productos alimentarios básicos subieron en octubre, impulsados por preocupaciones sobre la meteorología adversa. El alza se debe a la preocupación por el suministro de azúcar y aceite de palma, y afecta también a los precios de los cereales, informó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El Índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo una media de casi 162 puntos en octubre, un 3,9 por ciento más con respecto a septiembre, pero estando todavía un 16 por ciento por debajo en comparación a un año antes.

La última Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales recortó ligeramente sus previsiones de octubre de 2015 para la producción mundial de cereales y ahora prevé una cifra de 2530 millones de toneladas, un 1,1 por ciento menos que la producción récord del año pasado.

La mitad de la rebaja en las previsiones refleja las expectativas a la baja sobre las cosechas de maíz en la India y Ucrania, debido sobre todo a las condiciones meteorológicas adversas. La sequía en Tailandia provocó una reducción en la cosecha de arroz proyectada esta temporada. Al mismo tiempo, la previsión para la producción mundial de trigo se ha elevado, debido principalmente a una cosecha en la Unión Europea mayor de la prevista inicialmente.

Se espera que las existencias mundiales de cereales se mantengan en un nivel suficiente, con los inventarios mundiales de trigo subiendo aún más, alcanzando su nivel más alto en 15 años.

La sequía y las lluvias hacen subir el azúcar

El índice de precios del azúcar de la FAO encabezó el aumento general de octubre, subiendo un 17,2 por ciento respecto a septiembre, en medio de temores de que el exceso de lluvias en las principales regiones de cultivo en Brasil afecte a la cosecha de caña de azúcar, sumado a informes sobre la sequía en la India y Tailandia. La fuerte subida revirtió el descenso experimentado por el subíndice desde febrero.

La creciente preocupación de que el fenómeno de El Niño pueda dificultar el suministro de aceite de palma del próximo año en Indonesia, junto con el lento avance de las plantaciones de soja en Brasil -debido también a la meteorología desfavorable-, llevó a un aumento del 6,2 por ciento en el índice de precios de los aceites vegetales de la FAO.

El índice de precios de los productos lácteos subió un 9,4 por ciento desde septiembre debido a la preocupación sobre la posible disminución de la producción de leche en Nueva Zelanda. Por otra parte, el índice de precios de la carne permaneció estable.

El índice de precios de los cereales también aumentó, aunque en un modesto 1,7 por ciento, impulsado en parte por la creciente preocupación por la sequía que afecta a los cultivos de trigo en Ucrania y partes del sur de la Federación de Rusia.

El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los cinco principales grupos de productos de alimentos básicos en los mercados internacionales: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

Inflación alimentaria de América Latina y el Caribe alcanzó 0.5% en septiembre

En septiembre la inflación alimentaria en América Latina y el Caribe fue de 0,5 %, aumentando 0,1 puntos porcentuales respecto al mes previo. Según el Informe Mensual de Precios, la inflación regional subió en septiembre luego de haberse mostrado estable entre el 0,4 % y 0,3 % durante los cuatro meses previos.

A pesar del aumento en la inflación regional, los pecios de los alimentos disminuyeron con respecto a agosto en Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Paraguay y Perú.

En septiembre los precios del pollo, el tomate y la cebolla aumentaron la inflación de varios de los países monitoreados de la región, mientras que el precio de la papa presentó disminuciones importantes en seis países.

ElÍndice internacional de precios de los alimentos de la FAOpresentó un leve aumento de 0,8 % respecto a agosto. Los precios del azúcar y los productos lácteos aumentaron, mientras que los precios de los demás productos básicos se mantuvieron cerca, o apenas por debajo, de sus niveles de agosto.

En Costa Rica, el Salvador y Nicaragua se observaron tasas negativas de inflación alimentaria durante septiembre. La inflación alimentaria de Costa Rica fue de -0,1 %, una disminución de 0,1 puntos porcentuales respecto a agosto. Nicaragua informó una tasa menor al 0 %, reportando por cuarto mes consecutivo una tasa de inflación alimentaria negativa. En El Salvador la tasa de inflación alimentaria fue de -0,2 %, manteniendo una tasa negativa por segundo mes consecutivo.

En Guatemala, Haití, Panamá y Honduras la inflación alimentaria presentó una disminución en comparación a la del mes anterior. En Guatemala, la inflación alimentaria fue de 0,2 %, 0,4 puntos porcentuales por debajo la tasa del mes anterior. En Haití la tasa fue de 0,9 %, una disminución de 0,9 puntos porcentuales respecto a agosto y en Panamá la inflación alimentaria fue de 0,1 %, 0,1 puntos menos que en el mes previo. En Honduras la tasa alcanzó 0 %.

En México la tasa de inflación alimentaria fue de 0,6 %, un aumento de 0,4 puntos porcentuales. En República Dominicana la inflación alimentaria alcanzó 1,7 % aumentando 0,2 puntos porcentuales respecto a agosto.

En Paraguay y Perú se observaron tasas negativas de inflación alimentaria. En Paraguay hubo una disminución de 0,2 puntos porcentuales respecto a agosto, hasta alcanzar -1,6 %, manteniendo una tasa negativa por segundo mes consecutivo. En Perú la inflación alimentaria fue de 0 %, una disminución de 1 punto porcentual respecto al mes previo.

En Argentina, Chile y Uruguay las tasas de inflación alimentaria disminuyeron respecto a las de agosto, pero se mantuvieron en valores positivos. La tasa de inflación alimentaria en Argentina fue de 1 %, una disminución de 0,7 puntos porcentuales, respecto a agosto. En Chile la tasa fue de 1,1 %, cayendo de -0,4 puntos porcentuales. En Uruguay la inflación fue de 0,8 %, disminuyendo en 0,7 puntos porcentuales respecto a agosto.

En Bolivia, Brasil, Colombia y Ecuador las tasas de inflación alimentaria de septiembre presentaron un aumento con respecto al mes anterior. En Bolivia la tasa fue de 1,1 %, un incremento de 0,6 puntos porcentuales respecto al mes de agosto. En Brasil la inflación alimentaria durante septiembre fue de 0,2 %, aumentando 0,2 puntos porcentuales, mientras que en Colombia la inflación alimentaria fue de 1,3 %, 0,5 puntos porcentuales más que en agosto. Ecuador presentó una tasa de 0,1 %, aumentando 0,1 puntos porcentuales en relación con el mes previo.