Tenemos que delimitar muy bien los campos del quehacer en Salud Publica para intentar proponer algunas aproximaciones al contexto de Reforma, me refiero a la transformación de su Sistema.

08/23/2015 Tonchy(*)

Washington DC.-La pregunta al nacer es: qué tipo de Salud Publica requiere nuestro país desde el punto de vista económico-social y como se puede dar los pasos en este largo y tortuoso camino de crear su propio modelo de salud.

Permitan me unas líneas para explicar del porque uno deja de escribir sobre la Salud Publica para nuestro país, un país de “sordos y ciegos”, es una pérdida de tiempo, sin embargo, me dedique a explicar en pequeños artículos en Ingles, para gente que lee y es su idioma y entiende, además de preguntar, porque sucede esa dejadez o crisis e incluso dan aportes de que se puede hacer.

En mi personal opinión el Diputado Andrés Ortega en la Red Social: “Protejamos a la Familia” no se ubica o parte de una concepción de la realidad o de la concepción del mundo para construir su realidad de la salud de la población para poder leer que sucedió, que sucede y que podemos hacer. No se trata de “devolver (‘chauchitar’) a los ciudadanos el dinero para que ellos puedan elegir al centro de salud”, ya vio lo que pasó con el Fondo Indígena. Despotrica fuertemente contra la Salud Publica acompañado de adjetivaciones buscando protagonismo al pedir que lo sigan en Facebook y twitter.

Con el debido respeto que se merecen los salubristas en general aludo a ese silencio aletargado durante años, debemos salir a buscar las oportunidades que se presenta en esta realidad tan cambiante de hoy en día. Al margen de las acciones asistenciales que realizan en cada región, solo dos propuestas puedo compartir con Ustedes, por su contenido, porque responden a una experiencia de la Salud Publica en Bolivia. La primera es el ‘Derecho a la Salud’ por el Dr. Torres Goitia. La segunda ‘La Salud como Libertad’ planteada por la Sociedad Boliviana de Salud Publica cuyo relator y Presidente es el Dr. C. Alfredo Calvo. Las dos tienen un fuerte contenido de un Marco Teórico del porqué. Las dos no se excluyen, porque el Derecho a la Salud, se enmarca en lo Social. Y el de La salud como Libertad que es una necesidad que parte desde un punto filosófico. Haciendo abstracción de ellas, la Salud parte de una Necesidad, la libertad no es otra cosa que el conocimiento de la necesidad. Esta escrito por el filósofo alemán J.F. Engels. Antidiuring. P. 139, donde explica que …”la Libertad consiste, pues, en el dominio de nosotros mismos y de la naturaleza exterior, basado en la conciencia o conocimiento de las necesidades naturales”… Con relación al Derecho a la Salud al margen que toda persona tiene garantizado su acceso a todos servicios sanitarios y de salud, está protegido bajo los Derechos Fundamentales porque es parte de los servicios públicos y que el Estado garantiza, en este caso no tomamos aun la calidad de servicio de salud, por ser país atrasado, pero sí que garanticen en derecho a vivir en un ambiente no contaminado, les da la satisfacción de las necesidades básicas. Si este Derecho rige en la Constitución Política del Estado, tiene jurisprudencia, entonces los ciudadanos en general pueden declarar la denuncia y la posterior querella contra el Estado a través de sus instituciones afines a la Salud para exigir sus responsabilidades.

En la concepción integral de nuestro país, existe dos clases medias: una tradicional y otra moderna. Para el PNUD hasta una década y media atrás la clase media era de un 30 % y en sus conclusiones indica que esta clase estaba creciendo desproporcionadamente y hoy en día se acerca al 50 %, la clase media tradicional se estancó pero la clase moderna creció bastante, eso demuestra en estadísticas formales que salió en algo de la pobreza gracias a los sectores emergentes ( clases emergentes) que mejoraron sus ingresos (buen estatus económico) que tienen buen impacto económico en lo urbano y rural del Oriente y el Occidente de nuestro país, sin bien es en general, no es significativo porque existe aún ‘bolsones’ de pobreza que es una desigualdad social y de salud muy fuerte. En consecuencia, no se puede declarar o apuntar a un Sistema Único de Salud, como si fueran rebaños, a todos por igual además de gratuito. Tampoco repartir dinero, para solo ‘movimientos sociales’.

Un Sistema Moderno, con la experiencia de latino américa y algunos otros países de otros continentes, como Europa o África, tiene que comenzar por “caminos a las reformas de Sistemas de Salud alternativo” que tiene que ser colectivo o mixto porque su determinante económico así lo quiere, lo solicita, no se puede negar, tampoco puede hacer demagogia, tenemos que mirar y leer bien el futuro de nuestro país y explicar a nuestras nuevas generaciones. Lo que fue COMSIFS y su determinación que jugaron un rol protagónico, está en el pasado que hoy en día se hace presente pero transformado a un Sistema Moderno, con un nuevo discurso frente a la realidad.

En lo político-social Bolivia es un país de grandes desigualdades, las clases medias altas urbanas tienen sus privilegios y es parte de la clase tradicional y opuesta al gobierno actual porque en sus privilegios accedían a la administración del Estado. En este combate de desigualdades las clases consideras bajas en dos décadas han accedido a estratos de clase media ( pequeña burguesía criolla) debido al fuerte movimiento económico y social de las microempresas, contrabando, consignación de productos, evasión de impuestos, gremialistas, precursores y coca y toda la economía informal. Esta clase emergente hoy en día juega un papel importante porque tiene acceso a lo urbano y rural, ya no quiere ser campesino, o migrante campo-ciudad, el campesino (de oriente o accidente) se quedó con su radio portátil en el campo, sus generación posteriores a él, llevaron el televisor, los dispositivos modernos y cambio totalmente su forma de vestir y de ser. Por lo tanto, el debate Nacional de Salud, necesariamente tiene que estar enmarcada de todas estas transformaciones sociales y económicas con énfasis a los bolsones de pobreza en regiones prioritarias. Para eso en necesario y en primer término:

– El surgimiento de las distintas corrientes del pensamiento en el campo de la salud Publica, en torno a las cuales se organizan y consolidan nuevas perspectivas técnico-científicas.

-Demostrar sus articulaciones con las fuerzas políticas y sociales.

– Analizar y tomar en cuenta las posibles conversiones en vertientes de lucha al interior las instituciones de salud para impulsar los cambios y controlar el futuro del sector salud.

– Frente a la actual crisis del Sistema, todos están aludidos al debate Nacional en salud en momentos en que la discusión técnico-científica ha rebasado el ámbito profesional in es necesario instalar en un nuevo escenario socio-político de Salud.

En una historia anterior, esto sucedió, cumbres de Salud, foros de salud, programas de salud aislados, hasta el momento no existe un conocimiento técnico- científico que requiere nuestro país dependiente de su valor intrínseco como una plataforma alternativa capaz de dar sustento a un proyecto-asistencial convertido en proyecto político que sirva para aglutinar a todos los sectores sociales de lo que realmente necesitan o quiere la población.

Tonchy es Ex-Pte. de la SBSP y actualmente trabaja en Washington DC.