Cochabamba, (ABI).- El comandante regional de la Policía, Rino Salazar, anunció el lunes que los dos sargentos sindicados por disparar en estado de ebriedad contra un vehículo oficial en la ciudad de Cochabamba pueden ser dados de baja en las próximas horas.

“Ellos pueden ser dados de baja sin previo proceso. Nuestra ley establece que ante este tipo de faltas una posible baja”, sostuvo.

Los oficiales involucrados en el caso son los sargentos segundo Julio César Salazar Jaldín y Fernando Miranda Ordoñez, quienes estaban en comisión en el Centro de Formación Técnico Superior de la Policía, manifestó Salazar.

Según esa autoridad, los dos oficiales fueron aprehendidos y procesados desde ayer por la mañana, porque cerca de las 6h30 fueron denunciados por disparar contra una vagoneta ploma de uso oficial, con placa 1580 IXS, que debía recoger al piloto del avión del presidente Evo Morales.

Relató que el incidente se produjo porque el motorizado de uso oficial que circulaba por la avenida Ramón Rivero rebasó y se puso delante de un vehículo particular, color negro con placa 2730 XBR, que transportaba a los efectivos después de una noche de borrachera.

“Los policías estaban vestidos de civil y persiguieron al vehículo oficial por la ciudad después que se les puso delante para interceptarlo y al no lograr su objetivo dispararon dos veces con armas de fuego al parachoques del primer vehículo”, manifestó.

La autoridad policial estableció que el incidente hizo que se realice un operativo que terminó con la aprehensión de los sargentos cerca de la avenida de la Fuerza Aérea, además de un varón y una mujer que estaban en el automóvil que ocupaban mientras se registraba el incidente.

También dijo que una vez concretada la captura de los implicados se los puso bajo disposición del Ministerio Público e incluso de la Dirección de Investigación Interna Policial para su procesamiento tanto administrativo como penal.

“Ellos tienen que asumir responsabilidad en materia penal por el supuesto delito contra la vida de las personas y en materia administrativa ellos deben enfrentar un proceso sumarísimo por faltas graves”, aseveró.

El jefe policial dijo, por último, que la decisión sobre la situación penal de los dos uniformados se definirá esta tarde en coordinación con el Ministerio Público.