Katmandú, (PL).- Aún en curso las operaciones de búsqueda y rescate, los muertos en Nepal por el sismo de hace cinco días ascienden hasta hoy a cinco mil 266.

El último parte oficial, emitido por el Ministerio del Interior, refiere que el descomunal movimiento telúrico -el peor que golpea a la pequeña nación del Himalaya en los últimos 80 años- también causó lesiones de diversa consideración a 10 mil 224 personas.

El epicentro del sismo, de 7,9 grados en la escala de Richter, se localizó en el distrito de Gorkha, al pie de la imponente cordillera del Himalaya y unos 75 kilómetros al norte de esta capital.

Situado en esa región, el distrito más golpeado fue el de Sindhupalchowk con mil 587 muertos, mientras el que acoge a Katmandú, reporta mil 521. Entre ambos suman casi el 60 por ciento de las víctimas mortales.

Aunque con pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes, las operaciones de rescate y salvamento prosiguen en todas las zonas afectadas por el terremoto.

Junto a fuerzas nacionales, en esas labores participan equipos de la India, Sri Lanka, China, Reino Unido, Turquía, Países Bajos, Polonia, Alemania, Francia, Israel, Malasia y Japón.

Ayer, una escuadra de rescate del ejército y la policía de Nepal rescató mil 600 turistas de las montañosas regiones de Manang y Mustang y las llevó a la localidad de Pokhara.

Según el reporte del Ministerio del Interior, 10 turistas de varios países murieron a causa de la remezón.

A los fallecidos en Nepal hay que sumar 78 en tres contiguos estados de la India (Bihar, Uttar Pradesh y Bengala Occidental) y 25 en la también limítrofe región china del Tíbet. El temblor fue claramente perceptible, además, en Bangladesh, Bután y Pakistán.

Hace un par de días el primer ministro Sushil Koirala reconoció que la dimensión de la tragedia ha superado las posibilidades del Gobierno para superarla y apuntó que según avancen las tareas de búsqueda, los muertos podrían llegar a 10 mil.