(ABI).- El presidente Evo Morales encabezó el domingo los actos que dieron inicio a la conmemoración de los 136 años de la pérdida del Litoral, tras la invasión chilena en 1879, con el traslado de los restos mortales del héroe del Pacífico Eduardo Abaroa.

Participaron también ministros de Estado, miembros de las Fuerzas Armadas y organizaciones sociales, que fueron parte del tradicional desfile cívico militar que se realiza en vísperas del Día de la Reintegración Marítima.

Los restos de Abaroa fueron escoltados por cuadrillas de la Armada Boliviana, el Ejército, los Colorados de Bolivia y la Caballería Militar desde la plaza San Francisco hasta la plaza Abaroa.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde dijo que “el 23 de marzo es una día histórico, un día de unión, fortaleza, de integración, un día que nos renueva en nuestros derechos y la convicción de retornar a las costas del Pacifico”.

La autoridad recordó que a partir de la asunción de Morales a la presidencia del país, en 2006, “el tema marítimo tuvo una expansión profunda” en diferentes países del mundo, pueblos y organizaciones sociales, hecho que logró una solidaridad sin límites.

“Eso nos llena de confianza y con la certeza de que este es un tema de interés regional y mundial”, manifestó.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de playa y 120.000 kilómetros de territorio.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima, presentó en 2013 una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Por su parte, el procurador del Estado, Héctor Arce, indicó que desde 2011, en los actos conmemorativos por ese lamentable hecho histórico, los bolivianos se renuevan de energía y se expande la dignidad y el orgullo de patriota.

“Los 23 de marzo lo celebramos de una manera diferente, unidos de esperanza y unidos de fe”, dijo.

Diferente

El procurador general del Estado, Héctor Arce, dijo el lunes que este 23 de marzo es diferente a comparación de años anteriores, porque los bolivianos se encuentran llenos de esperanza en la demanda marítima presentada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que está bien encaminada por sus argumentos jurídicos.

Arce, citado en un boletín de prensa, dijo que más allá de recordar, rendir honores y valorar lo que significó toda la guerra del Pacífico y su héroe Eduardo Abaroa, ahora se tiene la certeza de que se orientó una buena demanda ante el más alto tribunal que ha creado la humanidad como es la CIJ.

“Es un 23 de marzo diferente, lleno de esperanza, en el cual el pueblo boliviano, además de recordar, además de rendir honores, tiene la certeza de que hemos encaminado correctamente nuestra demanda y esperamos y confiamos en la Corte Internacional de Justicia para que se haga lo que su nombre dice, que se haga justicia en el caso boliviano”, manifestó Arce.

Asimismo, destacó que Bolivia logró posesionar su demanda con la mayor altura, con la mayor dignidad, con la mayor responsabilidad, posesionar un tema tan importante de derecho ante los tribunales internacionales, basados en los elementos jurídicos que reconocen el derecho que tiene Bolivia.

Este 23 de marzo, los subprocuradores, Pablo Menacho, María del Carmen Mendizabal y Lucio Marca a nombre de la Procuraduría General del Estado hicieron la entrega de la ofrenda floral al héroe de Calama en plaza Abaroa.