(ABI).- El presidente Evo Morales afirmó el miércoles que Estados Unidos es el basurero de los corruptos de América Latina y El Caribe e indicó que el país del norte “no tiene moral ni autoridad para amenazar a los gobiernos antiimperialistas” de la región.

“Yo sigo convencido de que Estados Unidos es el basurero de los corruptos de los delincuentes de América Latina y del Caribe”, dijo el Jefe de Estado en alusión a un mensaje enviado por la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki, al Gobierno de Venezuela.

Según medios de prensa, ese mensaje puntualiza que “los violadores de derechos humanos y aquellos que se benefician de la corrupción, y sus familias, no son bienvenidos en Estados Unidos (…) al ignorar los repetidos llamados a un cambio”.

En ese sentido, Morales reflexionó que el país del norte se contradice, porque protege a ese tipo de personas, como es el caso del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada (2000-2003), acusado de genocidio en el país andino y autoridades de la CIA (Agencia de Inteligencia de Estados Unidos), que provocaron la muerte de decenas de bolivianos.

“Recordemos quienes se escaparon de Bolivia a Estados Unidos, Goni (Gonzalo Sánchez de Lozada) y la CIA tanta gente mató, tanta plata robó y se escapan felices a Estados Unidos y el Gobierno de Estados Unidos los protege y los cuida”, sostuvo el Mandatario en un acto en el que puso en marcha un ingenio minero en Oruro.

Morales retó al Gobierno de Estados Unidos a expulsar a Sánchez de Lozada y a todos los corruptos que protege si realmente “quiere defender los derechos humanos y luchar contra la corrupción”.

“Pedimos más bien que expulse a Gonzalo Sánchez de Lozada y a los corruptos porque ellos son los que han matado, ellos han cometido delitos de lesa humanidad y están felices en Estados Unidos”, dijo.

Actualmente reducidas al nivel de encargados de negocios, La Paz y Washington mantienen inalterables sus relaciones desde 2008, cuando Morales, en su primer mandato, expulsó al embajador estadounidense Philip Golberg, al que acusó de desplegar una política de corte injerencista en el país andino amazónico.

Golberg fue el primer embajador estadounidense corrido por un gobierno de La Paz.