Washington, (PL).- El expresidente estadounidense George W. Bush conocía y autorizaba el uso de torturas de la CIA como el ahogamiento simulado, privación del sueño y la alimentación rectal, afirmó hoy Kart Rove, principal asesor político del exmandatario.

Las declaraciones de Rove contrastan con el informe del Comité de Inteligencia del Senado, que reveló el programa de esa agencia de espionaje y según el cual Bush estuvo al margen hasta el año 2006 del tratamiento cruel que recibían los detenidos en las cárceles secretas.

“De hecho, en su libro acerca de su mandato en la Casa Blanca, Bush describe cómo le informaron sobre este asunto y la forma en que él se involucró, pero en realidad fue él quien tomó la decisión y aprobó el empleo de al menos una decena de técnicas, entre ellas el ahogamiento simulado o waterboarding”, añadió Rove a la cadena Fox News.

La presidenta del Comité de Inteligencia del Senado, la demócrata Dianne Feinstein, presentó el 9 de diciembre pasado un informe de unas 480 páginas, sobre el programa de torturas que usó la CIA en ultramar contra sospechosos de terrorismo, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El reporte analiza de forma detallada los métodos criminales de la CIA y contiene elementos sobre la detención secreta de personas en prisiones clandestinas bajo la presidencia de Bush (2001-2009).

Expertos de Naciones Unidas y activistas de derechos civiles exigieron esta semana al presidente Barack Obama cumplir las obligaciones que impone la Convención Internacional contra la Tortura, de la que Washington es signatario, y castigar a los responsables de las llamadas “técnicas de interrogatorios mejoradas” aplicadas por la CIA.