Tiquipaya, Cochabamba.- Los pueblos indígenas de las siete regiones del mundo solicitarán a la Organización de las Naciones Unidas ONU implementar sus derechos, sea en cuanto a Tierra y Territorio, Consentimiento Libre, previo e informado, así como en la elaboración y aplicación de políticas públicas que los beneficien, realmente, informó Florina López, coordinadora de Grupo Global de cuestiones Indígenas de América Latina.

López resumió así las deliberaciones de los recientes cuatro días, de la reunión preparatoria global de diálogo abierto hacia la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas, que se desarrollará en Nueva York, el 22 y 23 de septiembre próximos.

La coordinadora de Grupo Global Indígena precisó que los pueblos indígenas, en muchas regiones del mundo, piden que se reconozca jurídicamente sus tierras y sus territorios. “En muchos países aún no se han reconocido”, agregó.

En cuanto al Consentimiento libre, previo e informado, López detalló que muchos representantes de Estados solo hablan de consulta pero es importante el consentimiento, porque los pueblos indígenas pueden decir, si o no, a las iniciativas que tienen los Estados y los gobiernos.

Acerca de la implementación de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobado por Asamblea General de la ONU en septiembre de 2007 a iniciativa del gobierno de Bolivia, López recordó que “esto ha costado 20 años de lucha de los pueblos indígenas. Para nosotros, la Declaración es un compromiso que asumen los Estados y pedimos que lo apliquen como responsabilidad estatal”.

A su vez, María Eugenia Choque, vicepresidenta del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, dijo que el “Documento Cero” considerado en esta reunión recoge las intervenciones y aportes de los delegados, de Estados y de los representantes de pueblos indígenas, más el documento base de la próxima Conferencia de la ONU y el del Comité Global Indígena, entre otros, y será llevado como insumo para la discusión de la Asamblea General de la ONU.

Choque reconoció que la participación de 28 representantes indígenas en la Conferencia Mundial de Pueblos Indígenas en la Conferencia Mundial de septiembre, es un número limitado, considerando la cantidad de pueblos indígenas en todo el mundo.

El mencionado “Documento Cero” insta a los gobiernos a “reconocer en sus legislaciones, el aporte fundamental de los pueblos indígenas a la comunidad internacional en la protección a la Madre Tierra, y su reconocimiento de que el planeta tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar”.

Igualmente solicita al Secretario General de la ONU, apoyo del Grupo de Apoyo Interinstitucional de ese organismo para las Cuestiones Indígenas, y con los pueblos indígenas, los Estados para desarrollar un proyecto de plan de acción para todo el sistema enfocado en áreas prioritarias.

Esas áreas prioritarias, son: erradicación de la pobreza, violencia contra las mujeres y los niños indígenas; derecho a la comunicación; interculturalidad de la salud y la educación; acceso a agua y saneamiento y servicios básicos; ocupaciones, medios de vida, emprendimiento; desglose y los indicadores de datos; establecimiento de grupos de apoyo interinstitucionales a nivel nacional; personas indígenas con discapacidad;

buena gobernanza y acceso a la justicia; fortalecimiento de los mecanismos de protección de derechos humanos; participación de representantes de pueblos indígenas en foros que conciernen a los pueblos indígenas, entre otros.