Naciones Unidas, 6 ago (PL).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó hoy de injustificable el ataque a instalaciones civiles y personas inocentes ejecutado por Israel en la palestina Franja de Gaza.

Al intervenir en una plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la situación en Gaza, el diplomático señaló que la agresión desatada por Tel Aviv el pasado 8 de julio devuelve a la palestra aspectos del derecho humanitario internacional como la distinción y la proporcionalidad.

Según Ban, más allá de legítimas preocupaciones de Israel por la seguridad de sus ciudadanos, no puede justificarse el peligro representado por sus acciones en la Franja para la vida de varios miles de seres humanos inocentes.

Datos de la ONU reflejan que alrededor del 85 por ciento de las más de mil 800 víctimas fatales de la agresión, entre ellas 408 niños, eran civiles.

De acuerdo con el alto funcionario, una de las situaciones que refleja con claridad el sufrimiento impuesto a los habitantes del territorio palestino -ocupado desde 1967 y bloqueado desde 2006- es el permanente bombardeo a instalaciones de Naciones Unidas que acogen a civiles.

A esas personas se les dijo explícitamente que estaban seguras allí, mientras a Israel se le entregaron las coordenadas de esos lugares, expuso en el foro.

En su discurso ante el órgano que acoge a los 193 países miembros de la organización, el Secretario General celebró la tregua de 72 horas que entró en vigor la víspera, pero lamentó al mismo tiempo el alto precio en vidas humanas pagado antes de llegar a la misma.

Ban también manifestó pesar por las consecuencias del ataque sionista a Gaza, el cual Tel Aviv trata de justificar con su derecho a defenderse de Hamas, ante el rechazo universal generado por su agresión.

“La muerte y la destrucción masivas en Gaza han conmocionado y avergonzado al mundo”, sentenció.