(Agencias).- El Presidente Evo Morales promulgó la Ley de Promoción de Inversiones que prioriza, define y orienta las inversiones privadas y crea incentivos para la atracción de capitales a fin de impulsar sectores productivos y crear empleos. La norma consta de 26 artículos, tres disposiciones adicionales, cinco transitorias, seis finales y una disposición abrogatoria y derogatoria.

Evo Morales aseguró que la nueva Ley es un instrumento no solo para la ganancia, sino para el desarrollo. “Antes la inversión solo estaba concentrada en una sola región y ahora queremos equilibrarla, llevarla a todas las regiones… La inversión estatal, empresarial, nacional e internacional” permite el desarrollo de Bolivia”.

El Mandatario recordó que durante la capitalización o privatización de empresas estatales la inversión en 1998 ascendió a 1.024 millones de dólares y a 221 millones de dólares en 2005. “En 2013 la inversión extranjera fue de 1.750 millones de dólares. Claro, en 2005 la inversión del Estado era de 750 millones de dólares y en 2013 fue de 3.500 millones de dólares”.

“Nacionalizamos y crecen la inversión nacional y la inversión extranjera, en una respuesta para aquellos que decían que si nacionalizábamos no habría inversión”, recalcó Morales.

El Banco Central de Bolivia (BCB) informó que la inversión extranjera directa alcanzó durante el primer semestre de 2013 un valor de 962,5 millones de dólares, de los que el 43%, 415 millones, provino de España. La inversión española en Bolivia creció 109% con respecto a la registrada entre enero y junio de 2012.

El BCB indicó que la segunda mayor inversión provino de Suecia, con 142 millones de dólares, equivalentes al 15% del total recibido al primer semestre de 2013 y un crecimiento de 37% con respecto a similar periodo del año anterior. En tercer lugar se ubica Brasil con un monto de inversión de 81 millones de dólares, el 9% del total. El área de hidrocarburos concentró el 66,3% del total de las inversiones con 638,3 millones de dólares, aseguró la fuente.

El Presidente destacó que la actual norma define la resolución de controversias en tribunales nacionales y no en extranjeros como el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) donde es una constante que ganen las empresas y no los Estados.

La ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro destacó que la Ley de Promoción de Inversiones establece las condiciones técnicas para posibilitar un flujo creciente de inversiones a proyectos destinados a la industrialización de los recursos naturales. “La Ley mantiene el espíritu que debe tener en el marco de nuestra Constitución (…) incorpora explícitamente la transferencia de tecnología y establece la necesidad de que las inversiones que vengan al país traigan tecnología y generen innovación de tecnología”, añadió.

Caro insistió en que “prioriza al empresariado nacional y la búsqueda de tecnología, recursos y conocimientos para nuestras metas a largo plazo”, y “es muy clara en cuanto a procedimientos y trámites y prioriza todos los trámites que se refieran a la inversión. Estos trámites se van a realizar con mayor agilidad y de manera más eficiente”.

La Ministra aseguró que la Ley de Promoción de Inversiones brinda seguridad jurídica y garantías necesarias a los empresarios, nacionales y extranjeros. La Ley está enmarcada en los principios de seguridad jurídica, respeto mutuo y de equidad, que establecen que las relaciones jurídicas entre el Estado y los inversionistas “se sujetan a reglas claras, precisas y determinadas, que se desarrollan en condiciones de independencia, respeto mutuo y equidad en un marco de soberanía y dignidad”.

La Ley de Promoción de Inversiones establece que todos los trámites sobre inversiones en instancias estatales deben ser atendidos con prioridad. “La ley es clara en lo que va a ser procedimiento y trámites, la ley prioriza todos los trámites que se refieran a la inversión, estos trámites van a tener prioridad en todas las instancias estatales, van a tener agilidad, vamos a hacer también un proceso de reformas que nos permita lograr que las inversiones se realicen más rápido, con menos tramites y de manera más eficiente”, detalló Caro.

El presidente de la Cámara de Senadores Eugenio Rojas explicó que la inversión extranjera quedará registrada mediante sus ingresos en el BCB. “Uno de los elementos fundamentales es que el Estado controla, antes sacaba, ingresaba, salía las divisas o los recursos, ahora no, la inversión extranjera debe ser registrada por los ingresos que invierte la empresa privada o la empresa pública o extranjera en el Banco Central”.