La Paz y Caracas, 4 mar (ABI y Agencias).- El presidente boliviano, Evo Morales, que llegó a Caracas el martes por la noche para asistir a la celebración de un año de la muerte de Hugo Chávez, ratificó su respaldo al gobierno del presidente Nicolás Maduro y afirmó que es necesaria una reunión urgente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para defender la democracia venezolana.

Horas antes, Morales había anticipado en La Paz que es una obligación acompañar y expresar la defensa de la paz, la democracia y ‘defender la revolución bolivariana‘, ante la violencia desatada por grupos de derecha.

El mandatario boliviano, que fue recibido por el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, dijo que llega a Caracas para ‘recordar la lucha del líder Hugo Chávez por los pueblos de América Latina‘, según reseña la estatal AVN.

‘Aún tenemos muchas tareas que resolver en base al legado de Chávez, sobre todo en el tema de la unidad y la integración de América Latina y el Caribe‘, subrayó.

Consideró que es necesario defender la lucha del pueblo venezolano y planteó una ‘reunión de urgencia de la Unasur‘ para defender la democracia de Venezuela.

‘Rechazamos la injerencia porque sabemos que estas acciones vienen desde Estados Unidos‘, complementó

A su juicio, está pasando lo que sucedió en Bolivia en 2008, cuando recordó que grupos opositores intentaron ‘sacarlo‘ del Gobierno, primero con una convocatoria a un referendo revocatorio, el que ganó con más de 64%, y posteriormente con un intento de golpe de Estado que se gestó en el oriente boliviano, con la toma de instituciones y otras acciones violentas, de grupos separatistas.

‘Queremos decir al pueblo venezolano que ningún país de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) reconocerá presidentes que son producto de golpes de Estado en América Latina o el Caribe‘, respaldó antes de viajar a Caracas al pedir que todos los países deben respetar el resultado de las elecciones y la democracia.