San Benito, Cochabamba (ABI).- El Presidente en ejercicio Álvaro García Linera reveló el miércoles que el gobierno beneficia con 1.990 bolivianos por año a cada familia mediante las subvenciones para mantener bajos los precios de los alimentos, telecomunicaciones, carburantes y electricidad.

Anualmente la subvención por gasolina, diesel, electricidad, alimentos, telecomunicaciones alcanza la cifra de 1.990 bolivianos. Al mes aproximadamente 170 bolivianos, destacó García durante la entrega de 100 viviendas sociales en el municipio de San Benito, en Cochabamba. El mandatario explicó que se trata de recursos económicos que el presidente Evo Morales hace llegar ‘silenciosamente‘ a las familias aparte de las transferencias efectuadas a gobernaciones y alcaldías y para la ejecución de programas sociales.

Recordó que el diesel, por ejemplo, cuesta actualmente 3,70 bolivianos por litro, pero su precio real debería ser de 9,60 bolivianos. La diferencia la subvenciona el Estado para que no suba el costo de la vida ni el pasaje del transporte público. “Por cada litro de diesel, subvencionamos mi hermano 6 bolivianos. Compra un litro de diesel y el presidente Evo le da 6 bolivianos, compra 10 litros, el presidente Evo da 60 bolivianos”, señaló.

En el caso de la gasolina, García Linera estableció que por litro se cobra 3,74 bolivianos, pese a que su precio verdadero es de 9,50 bolivianos. El beneficio hace que cuando “la guagua llega a la avenida y toma un minibús o un micro el presidente Evo le está subvencionando para que no pague caro y pueda desplazarse con barato”, subrayó.

Por otro lado, mencionó que también se subvenciona la electricidad, puesto que se creó la Tarifa Dignidad que se aplica para más de 850.000 personas con casi 70 millones de bolivianos erogados en todo el territorio nacional. “Qué más subvencionamos, el GLP (Gas Licuado de Petróleo), la garrafita. La garrafa nos vale 22 pesos, cuál es su precio verdadero, 66 pesos, pero nadie compra en 66, pagamos 22 (bolivianos)”, afirmó.

Los alimentos están también subvencionados, en acopio y comercialización para que el costo del arroz, el maíz, la leche “no suba mucho”, así como el caso de las telecomunicaciones. En ese sentido, García Linera dijo que los beneficios fueron conseguidos gracias al presidente Evo Morales, “un campesino, un hombre valiente, un hermano indígena que de un solo t‘ajllazo lo ha nacionalizado todo” e hizo que la plata llegue a la gente.

“Entonces, tenemos que siempre felicitar a nuestro hermano presidente Evo por haber nacionalizado el gas, el petróleo y las empresas”. García Linera recordó que con esa medida la situación cambió en el país, puesto en el pasado nada llegaba para el campo o la ciudad porque la “plata se la llevaba el gringo al extranjero”.

El dinero existía, pero se quedaban en el país a causa de que todo estaba privatizado durante los gobiernos del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), el Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) y Acción Democrática Nacionalista (ADN). “El gobierno de (Samuel) Doria Medina, gobierno de Víctor Paz, gobierno de (Jorge) Tuto Quiroga, gobierno de Juan del Granado. Esos entregaban la plata a los gringos, lo privatizaron”, dijo.

García Linera destacó el desarrollo económico de Bolivia con justicia social que se registra desde 2006 con la instauración del proceso de cambio, a la cabeza del presidente Evo Morales. Precisó que el crecimiento económico se incrementó del 3 al 6,5% anual, además el Producto Interno Bruto (PIB) se elevó de 8.000 millones de dólares en 2005 a 33.000 millones de dólares en 2013.

Asimismo, apuntó que se incrementó la renta per cápita de 800 dólares anuales a 3.000 dólares y que el objetivo es llegar a los 8.000 dólares al finalizar esta década. Afirmó que se redujo la “diferencia obscena” que había entre el 10% más rico y el 10% más pobre de la sociedad boliviana.