Solo si la soberanía alimentaria tiene en cuenta la integración del género y la inclusión de las mujeres podrá lograr cambios reales positivos en la seguridad alimentaria. La mujer es actora y participante, cultiva lo que quiere comer y puede gestionar sus bienes en el marco de la explotación familiar, explica en la siguiente entrevista Fatimatou Hima, líder de la Plataforma Campesina de Níger.

Muchos reconocen que en todos los grupos, ya sean marginados o de la elite, las mujeres y las niñas se enfrentan regularmente a más inseguridad económica y social que los hombres y niños. En respuesta, muchos programas y políticas piden un cambio. Pero la brecha entre hombres y niños y mujeres y niñas –en el seno de esos distintos grupos sociales– sigue existiendo. ¿Por qué? Algunos responsables de elaborar políticas tratan proactivamente de abordar la discriminación mediante intentos de cambiar las condiciones discriminatorias a través de leyes y regulaciones. A veces esas políticas ayudan; en otras ocasiones tienen consecuencias negativas inesperadas. No obstante, incluso cada vez más, los encargados de elaborar políticas siguen simplemente ignorando las inquietudes de mujeres y niñas, porque las mujeres juegan un papel demasiado pequeño entre los responsables de tomar decisiones políticas.

Algo útil de recordar es que el desarrollo de políticas eficaces tiene una cualidad dialéctica: a veces, el sector público es el protagonista de políticas sociales que se esfuerzan por cambiar o enmendar las injusticias y la discriminación tradicionales; otras veces, los actores de la sociedad civil con interés público deben obligar a actores públicos recalcitrantes a reformar normas y principios arcaicos, y que no funcionan e interfieren con los derechos humanos de las mujeres. A menudo, ambos ocurren de forma simultánea con diferentes niveles de voluntad política para apoyarlos.

Creada en 1998, la Plataforma Campesina de Níger (PFPN en francés) es un marco de concertación y acción de organizaciones campesinas de Níger que busca aumentar la productividad agrícola y reducir la pobreza en el mundo rural. La Plataforma defiende los intereses de sus 29 miembros y de la profesión agrícola a nivel nacional e internacional mediante acciones de desarrollo, concertación, cabildeo y el intercambio de experiencias. La PFNP aspira a ser una red de referencia de organizaciones campesinas nacionales que influya en las políticas y estrategias en materia de desarrollo rural a nivel nacional e internacional.

P. ¿Qué debería hacerse a nivel de la PFPN para evitar el sexismo y la discriminación en el seno de la organización?

R. Ante todo, los miembros de la PFPN, hombres y mujeres, deben estar concienciados sobre la discriminación de género y la necesidad de establecer la equidad en todas las actividades de la organización. Por tanto, es importante formar a todos los miembros de la PFPN en estas cuestiones. Una primera medida urgente sería introducir la paridad en el reglamento interno de la Plataforma y que se respete en todas las ocasiones en que los miembros de la PFPN deban estar representados. Para lograrlo, es necesario reclutar a más mujeres especializadas en todos los ámbitos de trabajo y reforzar sus capacidades para organizarse y participar en los procesos políticos.

P. ¿Cómo puede la PFPN mejorar la situación de las mujeres en el medio rural?

R. La Plataforma debe desempeñar un papel importante en la promoción del liderazgo de las mujeres en zonas rurales. Para lograr este objetivo, hay que organizar encuentros regulares con las mujeres que desempeñan un papel clave en la sociedad civil, incluido con grupos de mujeres productoras y de mujeres emprendedoras, para que compartan sus experiencias. Su conocimiento debe reflejarse en los ámbitos temáticos de trabajo, como en las directrices e iniciativas ligadas a la tierra, la inversión y la seguridad. Además, la PFPN debe velar por la equidad y la protección del salario y las condiciones laborales de las mujeres en el sector rural.

P. ¿Cuáles son las políticas que dejan de lado a las mujeres?

R. No tener en cuenta el protocolo de Kyoto; no respetar la concesión del 0,7% del PIB de los países (africanos y otros) a la ayuda al desarrollo; el incumplimiento de las diferentes políticas regionales en materia de agricultura o de inversiones (ECOWAP, PAU, CAADP, PRIA) y los tratados internacionales (OMC, Acuerdos de Lomé, ACE, TEC). (1) Todos estos instrumentos no han logrado mejorar la situación de la mujer rural, que sigue siendo la minoría más afectada por la pobreza y la marginación. Además, el aumento del interés por la cuestión del género a nivel internacional se detiene a menudo en la posición de la mujer en el seno del hogar, y olvida todas las otras dimensiones.

P. ¿Qué tipos de políticas son necesarias en términos de acceso a los recursos productivos?

R. Es fundamental mantener las tierras en manos de las comunidades locales. Para ello, ha de crearse un sistema de regulación estricta y obligatoria que limite el acceso de las empresas y de otros actores públicos y privados a las tierras agrícolas, zonas húmedas, espacios de pastoreo y bosques. También hay que llevar a cabo una auténtica reforma agraria para asegurar un acceso justo a la tierra y a los recursos naturales. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima en un informe reciente que si las mujeres tuvieran un acceso equitativo a los recursos productivos, la producción aumentaría un 20%. (2). Actualmente, los regímenes de la tierra son aún muy discriminatorios (pocas mujeres son propietarias de la tierra que trabajan) y limitan el acceso de la mujer al crédito para desarrollar sus actividades. Es urgente desarrollar medios de financiación adaptados para la mujer, como los microcréditos.

P. ¿Qué políticas son necesarias para promover a las mujeres de forma más activa?

R. Las políticas agrícolas han de elaborarse sobre la base de los principios de la soberanía alimentaria. Solo si la soberanía alimentaria tiene en cuenta la integración del género y la inclusión de las mujeres podrá lograr cambios reales positivos en la seguridad alimentaria. Este enfoque permite empoderar a la mujer. Ella es actora y participante, cultiva lo que quiere comer y puede gestionar sus bienes en el marco de la explotación familiar. La soberanía alimentaria hace que la alimentación, la producción y otros elementos relacionados sean cuestiones de derechos humanos.

Otro aspecto de la soberanía alimentaria es el fuerte apoyo que da a la agricultura campesina agroecológica, a la pesca y la ganadería a pequeña escala, así como a los programas de formación e investigación agronómica participativa, con el fin de que las productoras puedan cultivar alimentos en abundancia, sanos e inocuos para todas y todos, venderlos en los mercados locales y regionales y obtener un precio justo por ellos. Es igualmente importante crear fondos para catástrofes a fin de reducir la vulnerabilidad de las mujeres y niños en casos de catástrofes naturales y promover la seguridad social para todas y todos.

Notas:

1. ECOWAP es la Política Agrícola de la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental; PAU es la Política Agrícola de la Unión Económica y Monetaria de África del Oeste; CAADP es el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África; PRIA es el Programa Regional de Inversiones Agrícolas; OMC es la Organización Mundial del Comercio; ACE son los Acuerdos de Cooperación Económica; AEC es el Arancel Exterior Común.

2. FAO, Las mujeres en la agricultura: Cerrar la brecha del género en aras del desarrollo. El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación. 2010-2011. http://www.fao.org/docrep/013/i2050s/i2050s.pdf

* Anne C. Bellows es profesora de estudios de alimentación en la Universidad de Syracuse en EE.UU., miembro del Consejo Editorial del Observatorio del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición y del Comité Ejecutivo Internacional de FIAN Internacional. Carsta Neuenroth es asesora de políticas de género en Pan para el Mundo (Brot für die Welt). Fuente: Observatorio del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición 2013, http://www.rtfn-watch.org/fileadmin/media/rtfn-watch.org/ENGLISH/pdf/Watch_2013/Watch_2013_PDFs/Watch_2013_sp_WEB_final.pdf