En su última reunión, realizada el 25 de septiembre, la Dirección Nacional del Partido de los Trabajadores resolvió el apoyo incondicional a los trabajadores de Huanuni, en defensa de su sindicato, de la mina nacionalizada y por el inmediato desprocesamiento de sus dirigentes. Como parte de ese apoyo la Dirección Nacional del PT resolvió concurrir en pleno a Huanuni para expresarlo personalmente a los trabajadores, visita que será organizada con el compañero Mario Martínez, secretario ejecutivo del PT y trabajador de Huanuni.

Los trabajadores de Huanuni han logrado nacionalizar la mina en el 2002 y en el 2006 debieron soportar una violenta arremetida de sectores cooperativistas alentados por el gobierno masista para liquidar esa nacionalización, con el saldo luctuoso de 16 muertos y más de 60 heridos. El gobierno masista no se salió con la suya en el 2006 y los trabajadores de Huanuni supieron resolver el enfrentamiento con cooperativistas, incorporando a la empresa nacionalizada a unos 4.000, llevando el personal hasta casi 5.000 trabajadores.

Desde el 2011 los trabajadores de Huanuni han dado un valiente paso político, impulsando con toda su fuerza y el programa histórico de los mineros la fundación del Partido de los Trabajadores. El 8 de marzo de este año el primer congreso fundacional del PT se realizó en Huanuni, con 1300 delegados de todo el país y fuerte presencia de mineros de Huanuni y adoptó el programa por la verdadera nacionalización sin pago de las transnacionales de minería e hidrocarburos.

En mayo paralizaron la mina en el marco de la huelga general por jubilaciones dignas, contra la política del gobierno masista de apropiarse de los fondos jubilatorios de los trabajadores. Sufrieron una brutal represión en Caihuasi y posteriormente el procesamiento penal de 22 dirigentes y compañeros de base, con la falsa acusación de la voladura de un puente.

En ese momento el gobierno comenzó su campaña de mentiras acusando a los trabajadores mineros de Huanuni de “dar pérdidas” y de que “no servía” la nacionalización. Mentiras, porque Huanuni no sólo paga impuestos y regalías, aporta para la jubilación de sus trabajadores, y además dio ganancias en todos los años desde la nacionalización, garantizando el trabajo para 5000 trabajadores.

En las últimas semanas el gobierno y el MAS comenzaron una brutal ofensiva contra los trabajadores de Huanuni, apoyados en el dirigente de la COB Juan Carlos Trujillo, que gana 32.900 bs, otorgados por el gobierno, para quebrar su sindicato, amenazando para ello con liquidar la nacionalización. Intentan amedrentar a los trabajadores de base diciéndoles que quedarán sin trabajo, que viene otra deslocalización y que lo que deben hacer es “entenderse” con el gobierno y no impulsar al PT. Es decir un vil chantaje de un gobierno antiobrero que siempre gobernó contra los trabajadores, a favor de las transnacionales mineras y de los llamados “cooperativistas”, que los más influyentes son en realidad grandes empresas disfrazadas que no pagan impuestos y desconocen los derechos de sus trabajadores asalariados.

Como resultado de esta presión y debates entre los trabadores de Huanuni, y para evitar la división entre los trabajadores, renunciaron tres dirigentes principales del sindicato, encabezados por Ronald Colque, y se realizarán nuevas elecciones sindicales.

Ante estos hechos, como hemos señalado el PT se solidariza con los trabajadores de Huanuni. Esta solidaridad tiene el contenido no sólo de defensa de su trabajo, de la mina nacionalizada con control obrero, sino también del propio programa del Partido de Trabajadores, ya que el gobierno quiere destruir la única mina totalmente nacionalizada, que se ha convertido en un ejemplo para los trabajadores del país, a tal punto que petroleros de contratistas de El Chaco reclaman verdadera nacionalización de hidrocarburos, con control obrero, siguiendo el modelos de Huanuni. La verdadera nacionalización, programa del PT, no es sólo en interés de los trabajadores de Huanuni, sino de todo el pueblo trabajador, campesino, gremiales, estudiantes, pueblo pobre urbano, porque sólo una verdadera nacionalización puede terminar con el saqueo de nuestros recursos y nos puede garantizar salir de la pobreza, industrialización, trabajo, salud y educación gratuitas, salarios y jubilaciones dignas, desarrollo agrario económico de los campesinos e indígenas que trabajan la tierra.

Por eso, compañeros trabajadores de Huanuni, ustedes tienen el apoyo del PT, y tendrán el apoyo del pueblo boliviano para defender la mina nacionalizada, para defender el sindicato contra la arremetida del gobierno masista que quiere someterlo como primer paso para destruir la nacionalización. Ustedes compañeros tienen el respaldo para elegir a dirigentes representativos que se jueguen por los trabajadores y defensa de la nacionalización. Llamamos a las organizaciones campesinas, populares y sindicales a pronunciarse en defensa de Huanuni nacionalizada, en defensa de su sindicato y por el desprocesamiento de los 22 procesados.

* Dirigente campesino, secretario general del Partido de los Trabajadores.