El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Carlos Villegas propuso a municipios y gobernaciones suspender por un período de entre tres y cinco años el pago de Regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) generados por los nuevos yacimientos que se descubran en el futuro, con el objetivo de reinvertir esos recursos en proyectos de exploración que permitan reponer las reservas hidrocarburíferas consumidas en el país.

En los últimos tres años las reservas probadas de gas en Bolivia se redujeron de 9,94 a 8,1 trillones de pies cúbicos (TCFs), pero YPFB esperar recuperar existencias cuando se certifiquen nuevas reservas cuantificadas en alrededor de 3 TCFs. Se estima que las reservas probables de gas de Bolivia ascienden a 11,37 TCFs en 69 campos ubicados en Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz y Cochabamba. Dichas reservas alcanzarían solo hasta el año 2025 “si no son repuestas en los próximos años”, advirtió el presidente de YPFB Carlos Villegas.

Según el Vicepresidente Álvaro García, “YPFB es nuestra gallinita de los huevos de oro, pero le estamos dando de comer maíz en pequeñas cantidades, no le damos agüita, no le vacunamos; la mayor parte (de la renta petrolera) va a municipios, prefecturas, universidades, pueblos indígenas y una parte pequeña al TGN, pero YPFB no percibe casi nada”.

De ahí que en una reunión con autoridades de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), Carlos Villegas propuso “diferir o postergar el pago de Regalías e IDH exclusivamente para los nuevos campos –para los que están actualmente en producción no hay ninguna alteración– con el objetivo específico de incentivar e intensificar la exploración de nuevas reservas”.

El presidente de YPFB detalló que el diferimiento de pagos sería de tres años para las nuevas áreas descubiertas que contengan menos de 1 TCF de gas natural, y hasta cinco años para las áreas con reservas mayores a 1 TCF. Los recursos diferidos serían reembolsados a los municipios y gobernaciones en alícuotas en los 10 años posteriores a la vigencia del nuevo mecanismo distributivo.

Villegas reveló que la propuesta está contenida en un proyecto de Ley que será enviado en breve a la Asamblea Legislativa Plurinacional. El presidente de la FAM Bolivia Juan Carlos León anticipó que “como directorio estamos de acuerdo” con el planteamiento de YPFB, pero éste debe ser socializado y aprobado por las gobernaciones y municipios de todo el país.

La Ley de Hidrocarburos 3058 establece que todos los departamentos productores de hidrocarburos reciben el 11% de regalías. “Las regalías son una compensación económica obligatoria en favor de los departamentos productores por la explotación de sus recursos naturales no renovables, y se calculan sobre el total de la producción fiscalizada”, explicó el ministro de Hidrocarburos y Energía Juan José Sosa.

El Decreto Supremo N. 29528 dispone el pago de IDH, Regalías y una Participación al Tesoro General del Estado (TGE) en una sola cuota mensual dentro de los 90 días de finalizado el mes de producción. La cláusula 12 de los Contratos de Operación suscritos con las petroleras en octubre de 2006 define que YPFB es el responsable directo del pago de esas asignaciones.

Entre 2006 y el primer semestre de 2013 la renta petrolera boliviana ascendió a 19.340 millones de dólares, y solo entre enero y julio de 2013 el Estado Plurinacional de Bolivia recibió más de 1.914 millones de dólares por concepto de Regalías, Participación al TGE e IDH. De ese total, 209,9 millones de dólares se depositaron en cuentas del TGE y se transfirió 1.284,8 millones de dólares a las gobernaciones, según los registros estadísticos de la Gerencia Nacional de Administración de Contratos (GNAC) de YPFB.

En los primeros siete meses de 2013 el departamento de Tarija, donde se encuentran los principales megacampos gasíferos del país, recibió 243,3 millones de dólares; el departamento de Santa Cruz, 75,4 millones de dólares; Chuquisaca, 42,7 millones y Cochabamba 23,3 millones de dólares. Por concepto de Regalías Nacionales Compensatorias, YPFB asignó 23,3 millones al departamento de Beni y 11,6 millones de dólares a Pando.

Bolivia invertirá 8 mil millones de dólares

Dada la necesidad de reponer reservas en un escenario caracterizado por la demanda creciente, todas las empresas estatales se comprometieron a desarrollar agresivas campañas exploratorias. Además, el Vicepresidente García Linera anunció que el Ejecutivo aprobará por decreto nuevos incentivos para las contratistas del Estado que inviertan en la exploración de nuevos yacimientos de gas y petróleo.

“Estos incentivos atractivos ayudarán al inversionista con una rápida recuperación de la inversión para luego adecuarse a las reglas de distribución de ganancias que establecen la Constitución y las leyes”, aseguró García.

El Ministerio de Hidrocarburos prevé que hasta el año 2016 se invertirá un total de 8 mil millones de dólares en proyectos de exploración y explotación. Solo en 2013 YPFB presupuestó 2.243 millones de dólares para el desarrollo de nuevos proyectos hidrocarburíferos.

El Vicepresidente precisó que la petrolera estatal invertirá este año alrededor de 151 millones de dólares en la exploración de reservas en el departamento de La Paz. El presidente de YPFB confirmó que la perforación del primer pozo petrolero en La Paz (Lliquimuni) está prevista para la segunda quincena de diciembre.

De otra parte, entre el viernes y el sábado pasado comenzó la perforación de los pozos Incahuasi-3 (ICS-3) y Margarita-7 (MGR-7) en el Subandino Sur de Bolivia. En ambos proyectos se invertirá 173 millones de dólares, informó el vicepresidente de Administración Contratos y Fiscalización de YPFB Luis Alberto Sánchez.

En el pozo ICS-3, ubicado en el bloque Ipati y operado por Total E&P Bolivie, se invertirá 90 millones de dólares, mientras que la operadora Repsol Bolivia perforará el pozo MGR-7 en el área de contrato Caipipendi de la provincia Luis Calvo de Chuquisaca con una inversión de 83,8 millones de dólares.

Con información de ABI, Radio Patria Nueva y Unidad de Comunicación del Ministerio de Hidrocarburos y Energía (UCON-MHE).