El 23 de enero pasado, el presidente del Estado, anunció públicamente los resultados preliminares del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, según los cuales Bolivia contaba con una población de 10.389.913 habitantes. Los datos entregados el día de hoy (ayer) por la ministra de Planificación Viviana Caro, reducen esa cifra en 362.659 habitantes, con una diferencia del 3,49% sobre sus propias estimaciones.

Hoy, seis de los nueve departamentos se han visto afectados con la disminución de los habitantes inicialmente informados. Por ejemplo, en enero el Presidente afirmó que Cochabamba tenía 1.938.401 habitantes, hoy esa cifra se reduce en 180.258 habitantes, con una diferencia del 9,30%.

Morales afirmó que Santa Cruz tenía 2.776.244 habitantes, hoy esa cifra se reduce en 121.160 habitantes, con una diferencia de 4,36%. Afirmó que Tarija tenía 508.557 habitantes, hoy esa cifra se reduce en 26.561 personas, con una diferencia del 5,22%. Todas estas diferencias son inaceptables y, al menos técnicamente insostenibles.

Por ello, el Comité Interinstitucional, ha adoptado las siguientes decisiones:

1. Rechazar este evidente acto de provocación política, pues se está jugando con el futuro de todos los departamentos del país, 6 de ellos se ven afectados con la disminución injustificada de la población existente en sus territorios. Estas acciones solo pretenden negar el necesario desarrollo a los ciudadanos.

2. Exigir una explicación técnica respecto a las razones de estas discrepancias que son inaceptables en un Censo. El INE y el Ministerio de Planificación son quienes deben brindar estas explicaciones.

3. Pedir a la población cruceña no caer en la tentación de la provocación y evitar las confrontaciones entre los departamentos. Solo hay un responsable de esto: el gobierno central, quien pretende quedarse con los recursos que le corresponden legítimamente a los ciudadanos. No debemos confrontar entre los departamentos. Debemos unirnos y entre todos exigir al gobierno la corrección de esta situación.

4. Pedir al Comité pro Santa Cruz la inmediata convocatoria a una Asamblea de la Cruceñidad y otorgarle el respaldo para tomar las medidas y acciones que sean necesarias en favor de todos los departamentos del país. Santa Cruz asumirá la defensa de sus derechos políticos y defenderá los recursos que le corresponden a sus municipios, universidad autónoma y al departamento.

El Comité pro Santa Cruz, se compromete con los más de un millón de bolivianos que vinieron a vivir con nosotros en los últimos 10 años, en busca de su tierra prometida, que haremos todos los esfuerzos para conseguir sus sueños, logrando que se respeten sus derechos políticos y económicos, de forma de poder darles la salud, la educación, la infraestructura, el empleo y la seguridad ciudadana que necesitan.

Santa Cruz 31 de julio de 2013