“La reforma a la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, solicitada en la Asamblea Nacional, lo pedían a gritos los movimientos de mujeres organizados en el país, es un avance, pero no sólo se requiere de la inclusión de los artículos referente al feminicidio, sino que todas tenemos una deuda con nosotras mismas, pues debemos trabajar con el Reglamento de la Ley. Sin embargo, el gran logro es un nuevo Código Penal con total enfoque de género, redactado con un lenguaje no sexista, que tipifique el feminicidio como delito, esta medida legal y política contribuiría a la erradicación de la violencia contra las mujeres”. Así lo manifestó la Directora del Despacho del Instituto Nacional de la Mujer, Judith López Guevara.

Expresó la experta en la materia de género, que la iniciativa es muy positiva, además ya es hora que Venezuela dé ese salto para incorporarlo a la legislación y vaya a tono con otros países de la región Latinoamericana. En tal sentido recordó, que naciones como México, Costa Rica, Guatemala, Chile, El Salvador, Perú y Nicaragua se ha tipificado como delito el feminicidio. “En algunos casos el nombre de la ley se refiere expresamente a este fenómeno, en otros a la violencia contra las mujeres o a términos similares”.

Indicó que recientemente el presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó un marco jurídico que castiga el delito de feminicidio de hasta 30 años de prisión sin derecho a indulto. La norma llamada Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una vida libre de Violencia pretende acabar con la violencia machista y otorga a la mujer una protección completa.

En el marco de la entrevista, informó que de acuerdo al último trabajo del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe –OIG- perteneciente a la CEPAL, los países que registran los primeros puestos en feminicidio, ubica en el primer lugar a República Dominicana, seguido por Colombia, el tercer puesto recae sobre Perú y el cuarto para Chile.

Aunado a ello, recientemente salió un informe de la Brigada de Homicidios en Chile, el cual constata que en América Latina el rango etario más afectado por el delito de feminicidio en los últimos seis años, son las mujeres entre 25 y 34 años de edad, mientras que los victimarios más comunes fluctúan entre los 35 a 40 años de edad.

Cabe destacar, que durante los períodos de gobierno de los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez y de Brasil, Lula Da Silva, firmaron un memorándum de entendimiento con el fin de combatir la trata, el tráfico de mujeres, la violencia física y el feminicidio, tomándose una serie de medidas por parte de ambas naciones hermanas. La responsabilidad del cumplimiento de estos acuerdos recayó en la Secretaría de la Mujer de Brasil y el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, a través del Instituto Nacional de la Mujer, INAMUJER.

“Igualmente, en la reunión del Comité de Expertas en Violencia de Género (CEVI), en Panamá se tocó entre otros tópicos el feminicidio y su inclusión en los códigos penales de cada país. El año pasado en el MERCOSUR se abordó el tema en las mesas de trabajo y la forma en que los países lo sobrellevan; esto siempre ha sido una materia de abordar en toda la región, que se discuta y se logre la inclusión en las leyes vigentes”.

Al ser consultada sobre el término de feminicidio manifestó Judith López Guevara, que “culturalmente hablando podemos decir que se refiere al asesinato de mujeres por razones de género, lo tipificamos dentro de la esfera de la violencia contra la mujer, debemos también decir que el feminicidio tiene otras aristas tales como: una mala praxis médica, que acarrea la muerte de una mujer, la atención médica durante el embarazo o el parto que pueden generar la muerte de la madre”.

Por otra parte, recordó que Venezuela en el ámbito jurídico creó tribunales con competencia en materia de género al igual que las fiscalías especializadas para la atención de las mujeres de violencia y defensorías. “Estos son avances obtenidos a través de las luchas organizadas de los movimientos de mujeres y del Proceso Bolivariano liderizado por el Comandante Supremo, Hugo Chávez Frías, quien fue un férreo defensor del género femenino”.

En cuanto a la forma de contrarrestar la violencia de género, indicó la economista López Guevara que “la violencia contra las mujeres es una violación sistemática de los derechos humanos, para atacar este flagelo debemos prevenir la violencia de género a través de la formación, sensibilización, atención y sancionando el delito cuando lo hubiere, además tenemos convenios internacionales en este tema. Hoy día, Venezuela es vanguardia en esta materia por todos los avances obtenidos en estos 14 años de Revolución”.

Finalmente reflexionó que “todas y todos debemos continuar con el legado del Comandante Supremo que es construir el Estado Comunal, pues sólo así podremos erradicar la violencia en general, en una sociedad igualitaria, con valores, y respetando a los seres humanos. En el libro El Golpe de Timón el presidente Chávez se refiere a la democracia socialista del siglo XXI cuando dice: debemos entender bien la clave de este proceso, porque pudiéramos estar haciendo muchas cosas buenas, pero no lo necesario para dejar atrás de manera progresiva el modelo capitalista e ir construyendo el nuevo modelo bolivariano del siglo XXI, que es más humano, paritario, con equidad y justicia, esto se logra con la participación de todas y todos en el proceso de transformación de la sociedad, con conciencia de clase, de etnia y de género, transformaremos el modelo económico”.