2013 Comienzan la Cumbres sobre la Salud buscando a través de sus conclusiones los problemas que aquejan a dicho sector, que hoy en día se encuentra desarticulado en sus acciones prácticas, debido básicamente a la falta de presupuesto, falta de participación social, inequidad sobre el derecho a la salud, deficiencias de las infraestructuras y equipos, recursos humanos, etc.

Con un incremento del presupuesto de salud a un 12% o 14% o más, en los hechos, no solucionaran el Sistema de Salud en Bolivia, porque no solo es de presupuesto, ni infraestructura, sino de un compromiso social, bajo un contrato social, que en definitiva llevaría a organizar por los propios actores sociales a un “control” bajo un contrato social inédito.

Se lo hizo (lo hicimos) existe gran experiencia en los inicios de los ochenta, cuando Bolivia recuperó la Democracia y con un gobierno de la UDP que se desmoroba, por la inflación galopante y con una oposición mayoritaria en el Congreso que solo pensaba en el poder.

La clave fue, en primer lugar, la movilización popular de ese entonces y en segundo lugar la aplicación de las subestrategias de salud (APS-CPS) que provenian a través de la gran estrategia mundial de Alma-Ata. Gobierno, movilización popular, organizaciones internacionales de salud, todos participaban, comprometidos para bajar los indicadores de salud en Bolivia, que posteriormente fue una réplica en toda latinoamérica. En consecuencia, estamos a inicios de otra gran movilización social, pero totalmente diferente a la anterior, por muchas razones, que otro acápite se hará conocer, debido a su crítica y autocrítica que tiene que hacer el sector salud. Si no se parte de un marco teórico sustancial, teorico y metodologico, que lleva intrínsecamente su filosofía. Solo se quiere hacer otro fracaso en repartir sectorialmente algo, que ni siquiera el Gobierno tiene en ciernes.

Introducción al Nuevo Contrato Social en Salud

Es paradójico comenzar a escribir por lo negativo: que es la enfermedad intentando dar resultados positivos con la salud.

Obviando la parte histórica de la epidemiología a través de los siglos anteriores, que todo profesional en salud lo sabe y reconoce o que cualquier trabajador de salud puede revisar dicho contenido. Me permito directamente entrar en la época posmodernista (postindustrial) en la que da inicio a la construcción de la Salud Pública o ciencia social y política de la salud, que desde sus inicios dio respuesta a la exigencias racionalizadora sobre la enfermedad en general ante el requerimiento normatizador, controlador, educador de cualquier Estado, que pugna hasta hoy en día en formar cuerpos de trabajadores útiles, serviles y dóciles.

Es muy importante mencionar que la epidemiología crítica, ha logrado avances, particularmente en latinoamérica, sobre la epidemiología empírica, porque a aportando con una nueva visión sobre la mera causalidad de la enfermedad. Los aportes de los reconocidos investigadores en salud lograron engranar sistemáticamente en su esencia de la epidemiología con determinantes sociales, económicos y políticos de la enfermedad colectiva. Logran, en esta forma, aplicar el conocimiento y método de las ciencias sociales y económicas a su estudio para cualquier diagnóstico social de la enfermedad (diagnóstico de salud) en un determinado país, demostrando las importantes necesidades, regularidades en la produccion y distribucion de la enfermedad.

En consecuencia la Epidemiología Crítica obliga a ver un mundo dado para siempre, que camina por rieles, donde el fin pensado como una versión de una verdad universal debe cumplirse para alcanzar la salud.

La epidemiología crítica boliviana, en las actuales circunstancia esta en un presente inexistente, primero manejada por burocracias sapientes durante décadas, posteriormente ilusionada por “cambio” y luego dejada al devenir insólito de su supervivencia. La población presente, vive sin ninguna orientación sobre su futuro. No es posible llegar a un Nuevo Contrato Social de la Salud Pública con esta forma de mirar el concreto real de Bolivia. Es fundamental partir de las prácticas, verdades, eternidades e intereses de la población simple y llana (sectores sociales agrupados societalmente de acuerdo a su forma de produccion y distribucion economica social, lo que ortodoxamente se llama clases sociales) con miras a interpretar dichos saberes preteoricos para ampliar, a través de la ciencia, las posibilidades de llegar a un enriquecimiento de la objetividad, lo que líneas arriba mencioné como concreto empírico-descriptivo de Bolivia, de su politicidad y al fortalecimiento de la personalidad de los individuos que se forman como actores y avanzan en su condición de sujetos de conocimiento y acción.

Sobre lo mencionado, existen nuevas propuestas epistémico-epistemológicas que tomaron cuerpo en la teoria social postempirica, que cualquier investigador puede revisar o tener acceso.. La propuesta de Habermas (Teoria de acción comunicativa: Racionalidad de la acción y racionalización social) de comenzar por una hermenéutica 0 (zero) comprender la vida con sus verdades, rectitudes y valores estéticos-emocionales para de alli valorar la cultura, la socialidad y la individualidad de los actores que buscan su realización. Giddnes recomienda, no únicamente permanecer en la acción comunicativa, sino estudiar las otras prácticas relacionadas con lo humano asociados con actividades institucionalizadas que se presentan durante el curso de las rutinas sociales.Touraine no impulsa a adentrarnos más en el sujeto social individual y comprenderlo; escuchar su voz que la lucha por la libertad contra la lógica de la mercancía y el poder. Desde el campo de la salud, la epidemiología tiene que explicar la realidad y apoyar el desarrollo de la creatividad y libertad para que la población pueda “instituir nuevas formas en situaciones nuevas, conforme aconseja Canguilhem. Necesitamos una epidemiología que interprete las determinaciones, haga conocer desde la propia práctica poblacional (grupos sociales, movimientos sociales, etc). Necesitamos un nuevo contrato epidemiológico que apuntale la forja de la razón, la libertad, la felicidad, el bienestar y el bienandar, en otras palabras el vivir bien.

Todas estas críticas de estos autores mencionado aluden a la razón instrumentada que matan el pensamiento humano, y nos hacen ver al sujeto que no es individual, sino universal, reitero universal en el multiverso. En un articulo corto como en el que describo es muy difícil sistematizar todo, para lo cual solo cito las partes más importantes de la significado sobre la epidemiología crítica para un contrato social. Hoy en día en internet no se puede escribir extensamente, porque los lectores dejan de leer.

Aunque para algunos es muy “duro” aceptar o entender, necesariamente tenemos que partir de la ciencia ( pese a cuál camino tomará en el futuro) pero se escuchan voces que aun estando sometidas a un elite desgastada, prejuiciosa de hoy en dia, indígenas, trabajadores, mujeres, niños y gente común, se niegan a reconocer un “mundo moderno”, que desconocen su utilidad, intencionalidad y fines, que no es otra que la modernidad impuesta.

No dejan de impactarnos las denuncias de muchos pensadores tales como Feuerbach, Kierkegaard y Marx que protestaron contra las falsas mediaciones solo efectuadas en la cabeza de los filósofos, entre la naturaleza subjetiva y objetiva, entre el espíritu objetivo y subjetivo. Tampoco podemos dejar de lado aquellas voces que desde inicios de siglo han venido criticando una modernidad impuesta; me refiero a Nietzsche, Heidegger, Freud, Bataille, Adorno, Horkheimer, Derrida, Foucault.Una vez más cito a Alain Tournaine cuando dice “ayudar a la emergencia del sujeto aumentando la voluntad y la capacidad de los individuos para ser actores de su propia vida.”

Por lo tanto, podemos intentar una metodología para llegar a un contrato social a través de la epidemiología crítica, no antes mencionar que tienen que ser pensados con profundidad.

Comenzar por la verdad, hacer la relación de la verdad, más allá de la religión que se queda en Dios, el Iluminismo y la Ilustración que la verdad esta en dios razón planteamientos que ya están cuestionadas sobre manera que incluso que bajo la supuesta lucha por la verdad total a ser alcanzada en el futuro, han terminado imponiendo Estados panópticos ( como en la Isla del caribe o el fracaso de toda la parte occidental de Europa incluido el Asia.) e inhumanos, porque sostienen aún que la verdad absoluta es la realización del sujeto individual como igualdad absoluta en el comunismo como sostienen el stalinismo.

Tan solo el historicismo reconoce que la verdad será encontrada por el sujeto universal en cuanto a realización de la verdad objetiva o real, -y no como G.F. Hegel concluyo en la realización del sujeto como verdad absoluta dentro la logicidad.

La verdad (la realización del sujeto universal boliviano), entonces,tiene que necesariamente pisar objetivamente el aquí y el ahora, tiene que posibilitar la construcción de la subjetividad en el camino de la construcción de la objetividad; en esa medida, la búsqueda de la verdad tiene que supeditarse a la ética del sujeto.En otras palabras, Las ciencias sociales y de la salud, la investigación, su diagnóstico y conclusiones tienen que necesariamente a ayudar la emergencia del sujeto (población boliviana) aumentando la voluntad y la capacidada de los individuos para ser actores de su propia vida, salud y libertad. Ese es el mensaje.