(ABI y PL).- “En los últimos días me han acusado de canalla, de terrorista y de enfermo mental”, pero ningún insulto de líderes opositores como Juan del Granado del Movimiento sin Miedo (MSM) o Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (UN) puede tapar la verdad histórica de su participación en la enajenación de bienes públicos de los bolivianos, afirmó el Vicepresidente Álvaro García Linera.

Del Granado aseguró que García Linera sufre de “amnesia” al evitar hablar sobre su pasado “terrorista”, luego de que el Vicepresidente calificó a los líderes opositores como enemigos de Bolivia por apoyar el proceso de privatización.

“En los últimos días me han acusado de canalla, de terrorista y de enfermo mental, muchas cosas me han dicho; está bien, yo las recibo con sonrisa conmiserativa porque no importa el insulto que me digan, no importa la cantidad de insultos que viertan contra el Vicepresidente, los insultos no pueden tapar la verdad”, aseveró.

García Linera mostró reportes de prensa en los que se lee que Doria Medina “privatizó empresas del Estado y que Juan del Granado estuvo en el Gobierno con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR)”.

El segundo del Ejecutivo boliviano mostró la publicación del periódico La Razón del 23 de junio del 1992 que titula: “Gobierno anuncia la privatización de una empresa por semana”, que reproduce declaraciones de Doria Medina. “Esta verdad que me contradiga el señor Doria Medina, que diga que me inventé, que me diga algo de esta verdad, que fue el hombre que privatizo las empresas del Estado y quiso privatizar una empresa por semana, esta es la verdad que yo dije, no he insultado a nadie, esa fue la verdad”, sustentó.

Por otro lado, recordó que el 9 de enero de 1995 varios medios escritos publicaron las declaraciones del ex diputado del MNR Juan Del Granado, que consultado sobre su apoyo a la privatización aseguró que “trabajando por la capitalización se dará una respuesta inmediata a la situación de marginalidad de cientos y miles de bolivianos”. El 3 de noviembre de 1996 en el Gobierno del MNR, del Granado dijo que apoya el proceso de capitalización “porque encarna una visión que sin enajenar los recursos de los bolivianos permite atraer importantes inversiones extranjeras”.

“Estas son las verdades que yo dije, al margen de los insultos que los sigan diciendo contra el Vicepresidente, que me desmientan esto, es algo que no van a poder hacer, no van a poder desmentir que esas dos personas fueron personajes que ayudaron a privatizar, a enajenar, a regalar las empresas del Estado”, afirmó García Linera.

El Vicepresidente insistió en que ambos líderes de oposición “enajenaron” el patrimonio de los bolivianos, lo que calificó de “traición a la patria”. “Entregaron lo que es de todos a los extranjeros y ese ha sido mi recordatorio histórico y frente a eso vinieron los insultos, entonces está bien, ningún insulto podrá tapar ese titular, ningún insulto podrá borrar de la historia esa declaración de Del Granado, ningún insulto, díganle al pueblo si es verdad o no que apoyaron la capitalización”, subrayó.

El Vicepresidente critica la falta de proyectos de la derecha

El año pasado el Vicepresidente García Linera se negó a participar en el IV Congreso Nacional convocado por el líder del MSM Juan Del Granado porque a su juicio ese encuentro de derechas busca restablecer a las oligarquías tradicionales en el poder. Sostuvo que el MSM tiene el derecho de realizar congresos para elaborar sus planes de trabajo, pero consideró que un “abismo” separa a ese partido del MAS, tomando en cuenta que Del Granado busca afanosamente sacar a los indígenas, a los campesinos, a los más pobres y a los obreros del Gobierno.

“Es un partido de derecha y nosotros no trabajamos con un partido de derecha, ni asistiremos a un congreso de un partido de derecha, de un partido que ha asumido desde 2010 para acá una actitud de sacar a los indígenas del Gobierno, con un partido cuya meta es sacar a los pobres, a los humildes, a los indígenas, a los campesinos y a los obreros del Gobierno; con esa gente no tenemos nada que hablar”, fundamentó el Vicepresidente.

“Nosotros estamos en el Gobierno para que los indígenas, los campesinos, los pobres, los humildes, los obreros, los jóvenes, las mujeres gobiernen y definan el destino de Bolivia y otros se han propuesto sacar a los pobres del pueblo del Gobierno y restablecer nuevamente a las oligarquías tradicionales del poder”, alegó García en noviembre de 2012.

Este año el Vicepresidente dijo que “el gran problema de los partidos de oposición es su orfandad ideológica política propositiva; tienen un lenguaje florido en los insultos, hasta se inventan palabras para incrementar los insultos, pero no tienen ninguna propuesta”, y acusó a los opositores políticos de carecer de un proyecto de país y de tener solo intereses personales o empresariales.

“Lamentamos que la derecha, en su versión golpista y la derecha en su versión neoliberal, carezca de un proyecto de país”, aseguró el vicemandatario y resaltó que “ante la ausencia de un proyecto de país, cualquier unión es legítima en términos democráticos”. Por esa razón, “no se imaginan otro tipo de Estado… Si dijeran lo que piensan en su interior: queremos regresar a los privilegios neoliberales del año 80 y 90, con seguridad que esos señores no van a tener ni el apoyo ni siquiera de su familia. Entonces tienen que esconder sus verdaderas intenciones”, sostuvo.

El Vicepresidente boliviano dejó en claro que en la actualidad no hay en Bolivia otro proyecto político que no sea el del Movimiento al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), al cual consideró un plan de Estado, de sociedad, de economía, y pensado para beneficiar a todos los bolivianos. Ese proyecto, aclaró, es “el Estado Plurinacional con una economía plural, con una industrialización de los recursos naturales y nacionalización, en lo social la redistribución de la riqueza, por lo que es el único partido vigente”.

El 19 de abril García Linera pidió unidad a los militantes del MAS-IPSP para consolidar el proceso de cambio. “Nuestro instrumento tiene que mantenerse unido; Confederaciones, federaciones, centrales, ayllus, sindicatos, gremios, obreros, vecinales, juventud (deben estar) unidos, cohesionados en torno a nuestro Presidente”, fundamentó al inaugurar el VII Congreso Ordinario del partido de gobierno en la localidad de Tomina.

El segundo mandatario advirtió a los militantes de su partido que si existen divisiones “el patrón los aplasta como hormigas, pero si el pobre, el humilde, el obrero, el campesino están unidos son como una montaña. La fuerza de este instrumento político es el haber cumplido el sueño de Huayna Kapac, de Bartolina Sisa, de Tomás Katari, de Túpac Katari, es habernos unido; si nos dividimos estamos traicionando a la memoria de Túpac Katari, estamos traicionando el mandato de Tomás Katari, estamos traicionando el pedido de Zárate Villca, estamos traicionando el legado de Atahuallpa, de Manco Inka”.

El Vicepresidente boliviano dijo que existen tres componentes para garantizar la victoria del MAS en las próximas elecciones que son un líder indiscutible, un programa de Gobierno y la unidad para mantener intacto el proceso de cambio.