Londres y Madrid (PL).- La ex primera ministra conservadora británica Margaret Thatcher falleció hoy de un ataque de apoplejía, informó su portavoz Lord Bell. Conocida como la Dama de Hierro, dirigió los destinos del Reino Unido entre 1979 a 1990 y fue quien decidió en 1982 lanzar la Armada y tropas británicas contra Las Malvinas, cuya soberanía reclama Argentina.

La también baronesa de Thatcher de Kesteven asumió en su momento como diputada en 1959 y en 1975 pasó a dirigir el Partido Conservador, cuatro años antes de llegar a la oficina de Downing Street 10, desde donde lanzó un programa conservador de privatizaciones, reducción de empleos públicos y reducción del poder de los sindicatos.

La Dama de Hierro practicó una política exterior de total alineamiento con Estados Unidos en plena Guerra Fría, y dio paso al término thatcherismo para determinar un período de duras reformas de ajuste aplicadas en medio de una crisis económica que provocó grandes convulsiones sociales y huelgas, en especial, del sector minero.

La ex primera ministra británica estuvo detrás de un plan para desmontar el estado de bienestar social en 1982, pero se abstuvo de hacerlo tras enfrentar una rebelión dentro de su gabinete, según documentos recientemente desclasificados por el gobierno inglés.

A tenor con la ley del plazo de 30 años, la llamada Dama de Hierro llegó a considerar un proyecto inicial para eliminar el 25% de las escuelas públicas, privatizar en gran medida la salud y reducir al máximo los beneficios sociales. Un reporte del Centro Nacional de Estudios Políticos (CPRS en inglés) consideró tales sugerencias, incluida además la introducción de un esquema de seguros en sustitución del Sistema Nacional de Salud (NHS) que hubiera puesto fin a la medicina gratuita.

Aunque Thatcher negó en su momento las intenciones de aplicar o idear el mencionado plan, los documentos publicados señalan que en una reunión del equipo ministerial conservador, celebrada el 9 de septiembre de 1982, se debatió el referido programa, reveló el diario The Guardian.

La entonces jefa de Gobierno conservadora y su titular de Economía Geofrey Howe estuvieron detrás de la formulación de dicho proyecto, en el cual se insistió en la necesidad de llevarlo a un nivel nacional para sacar al país de la crisis. Sin embargo, el informe presentado por el CPRS provocó algo muy similar a una rebelión dentro del gabinete, destacó la entonces secretaria de Energía Nigel Lawson.

La información sobre el mencionado plan se filtró a la prensa y obligó a Thatcher a realizar un desmentido oficial en un congreso del Partido Conservador al afirmar que su agrupación política siempre estaría del lado del NHS, algo que repitieron en décadas posteriores los dirigentes de ese partido.

Pero los documentos desclasificados muestran cómo Howe y Thatcher estuvieron entre los principales clientes del reporte preparado por CPRS, mientras el titular de Economía insistió en la aplicación de las controvertidas medidas, aún después de la referida rebelión en el gabinete. Lord Gordon Wasserman, asesor de policía y criminalidad del primer ministro David Cameron, trabajó en el CPRS de 1981 a 1983 y fue uno de los participantes en la elaboración del referido informe.

Tras su renuncia en 1990, tres años después de ser elegida para un tercer mandato, Thatcher poco a poco abandonó la política y para inicios de 2000 se considera comenzó a padecer de una demencia senil.

De acuerdo con las primeras informaciones, la única mujer que ha llegado a dirigir un gabinete en el Reino Unido y que apenas salía en los últimos meses de su residencia, sufrió una apoplejía después de una intervención quirúrgica en diciembre pasado para extirparle un tumor en la vejiga.

El primer ministro británico David Cameron interrumpió su visita a Madrid tras ser informado del fallecimiento de Thatcher, anunció el presidente del Gobierno español Mariano Rajoy. Cameron conoció la noticia de la muerte de la ex primera ministra de su país en el Palacio de la Moncloa (sede gubernamental), donde este lunes fue recibido por Rajoy en la primera visita oficial de un premier del Reino Unido a España desde 2006.

En una rueda de prensa en la Moncloa, el jefe del Ejecutivo ibérico confirmó la decisión de Cameron de cancelar la comparecencia conjunta que ambos tenían previsto realizar luego de su reunión y retornar a Londres. Fuentes oficiales citadas por medios periodísticos madrileños indicaron que el primer ministro suspendió también su viaje de esta tarde a París para entrevistarse con el mandatario francés François Hollande.