(Agencias).- La periodista boliviana Analí Huaycho Hannover fue asesinada por su propio esposo, el oficial de policía Jorge Clavijo, quien le asestó al menos 15 puñaladas. En el período 2009-2011 se registraron 283 casos de feminicidio demostrados en Bolivia, considerado uno de los 25 países con mayor tasa de muertes violentas de mujeres.

Al promediar las 23 horas del pasado lunes, la periodista de la red de televisión PAT Analí Huaycho fue asesinada en su domicilio por su esposo Jorge Clavijo, quien le asestó 15 puñaladas en su cuerpo con un instrumento punzo cortante, dañando principalmente su corazón y pulmón izquierdo, informó el ministro de Gobierno Carlos Romero.

Según las investigaciones preliminares de la Policía, Huaycho intentaba divorciarse de Clavijo, razón por la cual fue asesinada con saña inimaginable. El agresor también hirió de muerte a la madre de la víctima y luego se dio a la fuga.

La red Erbol denunció que tres hospitales se negaron a atender a la periodista mortalmente herida, quien recién a las 23:50 ingresó al Hospital Obrero de La Paz, donde perdió la vida a las 00:14 del martes, dejando en la orfandad a un niño de cinco años de edad.

El Presidente Evo Morales expresó su pesar por la muerte trágica de la periodista. “El Presidente se halla conmovido, ha pedido a la Policía desarrollar las acciones necesarias para dar con el autor del hecho, y ha pedido una sanción drástica”, declaró la ministra de Comunicación Amanda Dávila a la agencia ABI.

De los 25 Estados con mayor tasa de muertes violentas de mujeres en el mundo, 14 son latinoamericanos. En la lista negra figuran El Salvador, Venezuela, Jamaica, Guatemala, México, Honduras, Colombia, Bolivia, Belice, Ecuador, Brasil, República Dominicana y Bahamas. Guatemala ostenta la segunda tasa más alta de femicidios (92,94 por cada millón de habitantes), revela un estudio de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En el período 2009-2011 el Observatorio Manuela registró 445 muertes violentas de mujeres en Bolivia, de los cuales 283 fueron calificados como feminicidios demostrados. (1) Según estadísticas del Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM), en los primeros 10 meses de 2012 se reportaron 110 muertes violentas de mujeres en el país, de las cuales 71 fueron feminicidios y 39 asesinatos por inseguridad ciudadana.

El informe “Feminicidio: Un Problema Global” de la organización Small Arms Survey revela que alrededor de 66 mil mujeres son asesinadas cada año y 17% de ellas son víctimas de homicidios intencionados. El feminicidio es invisibilizado en Bolivia debido a que no está tipificado en el Código Penal.

En días pasados, el Presidente Morales solicitó a la Asamblea Legislativa Plurinacional la aprobación de un proyecto de Ley Integral contra la Violencia intrafamiliar, además de acciones integrales para enfrentar este problema de manera estructural. La presidenta de la Cámara de Diputados Betty Tejada anunció que la aprobación del proyecto de ley sobre violencia contra la mujer, que tipifica el delito de feminicidio sancionado hasta con 30 años de prisión sin derecho a indulto, será prioridad en esa instancia legislativa.

“Nos preocupa mucho que Naciones Unidas dé índices de alta violencia en Bolivia, por lo que esta Ley pasa a ser prioridad para el Estado Plurinacional, prioridad para las legisladoras y legisladores de la bancada del MAS (Movimiento Al Socialismo)”, explicó Tejada a la agencia ABI.

El anteproyecto tipifica diferentes tipos de violencia contra la mujer, entre ellos la violencia física, feminicida, psicológica, mediática, simbólica o encubierta, por discriminación racial, sexual, a los derechos sexuales y reproductivos, obstétrica, esterilización forzada, embarazo por engaño o presión, interrupción forzada del embarazo, además de la violencia económica, patrimonial, laboral, política, institucional y acoso sexual.

“Los procesos de divorcio ponen a la mujer en la indefensión; no es suficiente una ley contra la violencia, sino implementar programas y sensibilizar a la sociedad en torno a este tema para que participe”, enfatizó la ministra Dávila.

Un billón de mujeres de pie

La iniciativa Un billón de Pie, promovida por la organización V-Day, invita a un billón de mujeres de todo el mundo a manifestarse el 14 de febrero contra la violencia con un baile trasnacional y colectivo. La promotora de la iniciativa es Eve Ensler, escritora neoyorkina reconocida en todo el mundo gracias a la obra de teatro Los Monólogos de la Vagina, traducida a 48 idiomas. (2)

Segú Ensler, lo que se ve en todo el mundo es que lamentablemente parece haber un patrón que tiende a repetirse: los movimientos de mujeres están muy divididos, separados, compiten por recursos, se vuelven unos contra otros, lo cual es bastante patriarcal. Sin embargo, ahora “tenemos la oportunidad de dejar a un lado nuestras agendas individuales, no decimos que solo existe un único modelo o una única forma, porque las mujeres y los hombres somos seres muy diferentes y diversos. Pero lo que sí podemos hacer es ponernos de acuerdo en ciertas cosas básicas”.

“El otro día estaba escuchando a Bill Mckibben, hablando de cambio climático y de estos movimientos que actúan en todo el mundo contra la destrucción de los montes, el fracking (fracturación hidráulica), el drilling… Hemos estado trabajando de manera muy separada, cuando en realidad es la misma lucha contra el daño que le estamos haciendo a la madre tierra. Luego me puse a pensar en UnBillón de Pie y en cómo la gente se está levantando para acabar con las agresiones con ácido… todas estas formas de violencia y tortura a los cuerpos de las mujeres. Estas formas de violencia también afectan al cuerpo de la tierra. Pero de lo que va todo esto es de una cultura de violación, extracción, codicia a la que realmente tenemos que poner freno, darle la vuelta y ponerla al servicio de la gente. De todo esto va Un Billón de Pie, de la intersección de todas estas cosas”, explica Ensler.

La reconocida autora afirma que “no puedes mirar la violencia de las mujeres y no tener en cuenta la pobreza, el cambio climático, el racismo. Todos estos elementos están interconectados. Y creo que hay muchos movimientos en el mundo que están trabajando para acabar con el deterioro medioambiental, el sida y otros temas… pero realmente somos un solo movimiento y si empezáramos a trabajar juntos y a unir todas estas corrientes de energía entenderemos que podemos revertir esta mentalidad de violación y rapiña. Porque: ¿qué es violar? Violar es tomar lo que no es tuyo sin pedir permiso y destruir aquello que estás tomando…”.

Notas:

1. El número de homicidios de mujeres registrados durante los primeros siete meses de 2011 fue de 226 en comparación con 144 durante todo 2010, lo que representó un incremento del 60%. CIDEM registró 104 casos de muertes violentas entre enero y agosto de 2011, de cuales 65 fueron considerados feminicidios (Boletín La Escoba, 11 de octubre de 2011) Al monitorear algunos procesos penales abiertos por dichos delitos, se observó la persistencia entre jueces, fiscales y miembros de la Policía, de estereotipos y prejuicios sociales, culturales y patriarcales contra las mujeres. Ello conlleva a menudo a que las investigaciones y los peritajes no incorporen el enfoque de género u omitan o no exploren datos relevantes. (Informe anual de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, oficina en el Estado Plurinacional de Bolivia, 2 de febrero de 2012)

2: http://www.feminicidio.net/noticias-de-asesinatos-de-mujeres-en-espana-y-america-latina/lucha-contra-la-violencia-de-genero/3688-una-red-global-de-solidaridad-puede-poner-freno-a-la-cultura-de-la-violencia-y-depredacion-patriarcal.html