Alianza PCB-MAS celebra “congreso trucho de puro oficialistas para asaltar nuevamente la dirección nacional”, con resguardo policial y militar

Denuncian que masistas y comunistas marginan a trotskistas del Congreso del Magisterio Urbano

Redacción Bolpress

enero 29, 2013Publicado el: 6 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

San Ignacio de Velasco y La Paz.- La Federación Departamental de Trabajadores en Educación Urbana de La Paz denunció que militantes del Partido Comunista Boliviano (PCB), aliados del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), marginaron a las delegaciones sindicales opositoras del Congreso Ordinario del Magisterio Urbano de Bolivia que se lleva a cabo en la localidad de San Ignacio de Velasco, departamento de Santa Cruz. El oficialismo intenta debilitar a la tendencia antioficialista, mayoritaria en el Congreso docente.

Dirigentes del PCB, que controlan desde hace décadas la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) y también el Consejo Nacional de Disciplina Sindical del gremio, el año pasado iniciaron una serie de procesos sindicales contra líderes de la opositora Unión Revolucionaria de Maestros (URMA) con el fin de anularlos políticamente.

Ante el avance de las fuerzas trotskistas en varias federaciones de maestros del país, y conscientes de la posibilidad de perder el control de la CTEUB, operadores de la alianza oficialista PCB-MAS montaron procesos sindicales en contra de los dirigentes del magisterio paceño José Luis Álvarez, Luis Copeticona y René Pardo para evitar su participación en el Congreso del sector iniciado el 28 de enero.

El bloque oficialista en el magisterio ya condenó a muchos otros líderes de URMA con la privación de sus derechos sindicales, aprovechando el control que ejercen sobre el Consejo Nacional de Disciplina Sindical, una entidad acostumbrada a “manipular procesos espurios y sacar sentencias orientadas a anular la acción sindical de los militantes revolucionarios”, denunciaron los trotskistas.

Se confirmó la intervención directa del gobierno en los procesos contra los dirigentes sindicales de orientación trotskista al constatar que un ex viceministro del Ministerio de Gobierno es el que patrocina a los acusadores de Álvarez, Copeticona y Pardo.

“Se trata de un proceso político cuya finalidad es extirpar de las direcciones del magisterio urbano a la única corriente que ha desenmascarado la naturaleza de este gobierno y de su reforma educativa anticientífica y retrógrada. El papel que juega el estalinismo es el de simple instrumento de la acción represora del gobierno. Los canallas cumplen disciplinadamente las órdenes de los gobernantes masistas y no es la primera vez que desempeñan la tarea de agentes represores al servicio del Estado burgués”, aseguró el secretario ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba Miguel Lora Ortuño.

El PCB surgió en el escenario político como instrumento del movimientismo en el seno de los sindicatos obreros; postuló a Víctor Paz Estensoro como su candidato a la presidencia después de abril de 1952; fue un obsecuente servidor del lechinismo en la Federación de Mineros y la COB; pretendió por todos los medios medrar del gobierno de Juan José Torres; fue parte del gobierno de la UDP y desde el Ministerio del Trabajo penalizó las huelgas obreras. Desde 2006 cogobierna con el MAS y actúa como quintacolumna oficialista en el seno de las organizaciones sindicales. Según muchos observadores políticos, el PCB ya no es ni siquiera un partido político formal sino una caterva de aprovechadores, cuya única finalidad es ocupar cargos jerárquicos de la educación y trepar socialmente a la sombra del gobierno de turno.

Semanas atrás representantes de URMA revelaron que la “camarilla estalinista” encaramada en la Confederación planificaba marginar a toda la delegación de Cochabamba del Congreso Ordinario, con el argumento de que el Ejecutivo de la Federación cochabambina Miguel Lora no rindió cuentas de su gestión sindical hace 15 años, pese a que el acusado demostró que sí presentó documentación contable acompañada de un informe de auditoría externa al VII Congreso Ordinario Departamental.

Dicho y hecho, la alianza oficialista PCB-MAS dueña de la comisión de poderes del Congreso docente desconoció ayer a todos los dirigentes de las delegaciones de La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba que asisten al evento sindical. Frente al atropello, los vetados del bloque independiente mantienen guardia en el recinto y convocan al conjunto del pueblo boliviano a sumarse a la movilización que busca “derrotar al aparato estalinista en el congreso y expulsarlos definitivamente de la Confederación del Magisterio”.

En un comunicado público, la Federación de Maestros de La Paz denunció que el PCB ha comenzado a trasladar a sus militantes a otro recinto para reanudar las sesiones de un “congreso trucho de puro oficialistas”, con resguardo de la policía y el ejército, para de esta manera “asaltar nuevamente la dirección nacional del magisterio”.

“Denunciamos que dicha maniobra orquestada desde el palacio de gobierno busca debilitar a la tendencia antioficialista, mayoritaria en el congreso, que expresa el descontento y la rebelión de los maestros de base de todo el país, que han constatado en carne propia que Pinaya y compañía (actuales dirigentes de la Confederación) se han vendido en cuerpo y alma al MAS a cambio de cargos ministeriales, para imponer la maldita y anticientífica Ley Avelino Siñani, la cual conculca las principales conquistas laborales del sector”, subrayó el gremio paceño.

“¿Cómo se explica que los agentes oficialistas descarguen tantos golpes contra la corriente revolucionaria que crece a nivel nacional, haciendo uso inmoral del Consejo de Disciplina Sindical? No se trata de una acción aislada del estalinismo en el intento de perpetuarse en el control de la Confederación; anular al trotskismo del movimiento sindical, particularmente del magisterio, es una decisión del gobierno del MAS, que considera un peligro la vigencia de esta tendencia revolucionaria en el seno de los maestros y de los explotados bolivianos”, aseguró Lora.

Los trotskistas afirman que, en el caso concreto del magisterio, URMA es la única corriente que ha tenido la capacidad de desnudar la naturaleza reaccionaria, anticientífica y anti educativa de la reforma educativa Siñani – Pérez. El gobierno es consciente de que una Confederación en manos de los trotskistas implicaría mucho riesgo para la concreción de su política educativa.

Atrás