Sucre y La Paz (ABI).- El jefe de sistemas de la Asamblea Legislativa de Chuquisaca Raúl Waldo Daza Pacheco es el primer aprehendido por la presunta violación sexual a una empleada de limpieza, después de consumir bebidas alcohólicas el pasado 20 de diciembre en Sucre, informó el fiscal de Materia Roberto Ramírez. Las ministras de Estado condenaron la vejación y pidieron sanciones ejemplares para los asambleístas del MAS involucrados en el hecho. El Tribunal de Ética del MAS expulsó a los asambleístas Domingo Alcibia y Javier Humana.

El fiscal de Materia a cargo del proceso libró tres órdenes de aprehensión por la presunta violación de una empleada de la Asamblea. “Hasta el momento tan sólo pudimos ejecutar una, es el jefe de sistemas y las otras se las irán ejecutando”, dijo Ramírez a la ABI.

El fiscal explicó que Daza está acusado de extorsión, uso indebido de bienes y servicios, entre otros delitos, por lo que fue aprehendido preventivamente en instalaciones de la Fiscalía de Chuquisaca. Agregó que hay una orden de aprehensión en contra de otros dos ex funcionarios, sin revelar sus nombres.

El 20 de diciembre último, una de las empleadas de limpieza de la Asamblea Legislativa fue acosada y supuestamente violada por dos asambleístas del MAS después de consumir bebidas alcohólicas. El presidente de la Comisión de Economía de la Asamblea Legislativa de Chuquisaca Domingo Alcibia, principal acusado de vejar sexualmente a la empleada en estado de inconsciencia, rompió el viernes el silencio y dijo que pidió licencia indefinida para defenderse de la acusación.

“No es así, es falso. En ese sentido, presenté mi carta de solicitud de licencia indefinida para aclarar esas denuncias”, declaró Alcibia a los periodistas. No obstante, reconoció que estaba en completo estado de ebriedad y que no recuerda lo ocurrido en el hemiciclo del legislativo departamental. Alcibia dijo que viajará a este fin de semana a su comunidad de origen, Molleni, provincia Azurduy de Chuquisaca, para reunirse con su familia y aclarar lo ocurrido.

Explicó que el pasado 20 de diciembre participó en un almuerzo y la ch’alla de una camioneta, junto con otros asambleístas, entre ellos Gonzalo Pallares y Dionisia Coronado. “No hice el intento, ni siquiera es violación, pero no es violación esto, estaba tan flagrante de borracho y no me recuerdo, inclusive estábamos con quienes presentaron la denuncia, estaban la Dionisia Coronado y el Gonzalo Pallares, estaban ahí”, señaló el acusado.

La ministra de Comunicación Amanda Dávila informó que las ministras de Justicia Cecilia Ayllón; de Transparencia Nardi Suxo; de Desarrollo Rural Nemesia Achacollo; de Autonomías Claudia Peña y de Desarrollo Productivo Teresa Morales condenaron en un documento público esos hechos de violencia contras las mujeres y pidieron sanciones ejemplares para los involucrados.

“Nosotras ministras de Estado pero sobre todo mujeres bolivianas expresamos nuestra más firme condena ante los vergonzosos sucesos de violencia física, sexual y psicológica contra mujeres funcionarias, ocurridos en la Asamblea de Chuquisaca que involucran a legisladores departamentales vinculados con el partido de Gobierno”, señala el documento leído por Dávila.

La Ministra de Comunicación dijo que las ministras exigen la expulsión de todos los asambleístas y funcionarios involucrados en esos hechos que, a su juicio, constituyen delitos fragantes contra la Ley de Violencia Familiar; la Ley Contra el Acoso Político y violaciones del Estatuto Público, y uso indebido de los bienes del Estado.

Por otra parte, las ministras pidieron también a los medios de comunicación a asumir una actitud ética en ese “hecho repudiable”, para no violentar más la dignidad y la honorabilidad de las mujeres afectadas, que se agrava con la difusión reiterada y morbosa de un video.

“Reiteremos la condena pública y nuestro pedido para que se sancione de forma ejemplar a asambleístas involucrados en hecho de violencia contra mujeres y niñas en base a investigaciones imparciales, como son: los casos de una presunta violación a una niña hija por parte de un asambleísta y como es el caso también que está en investigación de una agresión física contra una mujer por parte de un concejal”, manifestó Dávila.

Por su parte, la ministra Suxo ratificó la posición del Gobierno de repudió a los hechos “reprochables” denunciados en la Asamblea de Chuquisaca. “No se puede admitir de ninguna manera estos hechos y más aún si hubieran ocurrido dentro de instalaciones de una entidad pública”, dijo la autoridad.

Suxo recordó que en todas las entidades públicas existe un reglamento, en el que se establece claramente para qué son las oficinas. “Por supuesto no pueden ser para embriagarse o llegar en estado inconveniente a trabajar, eso está claro y es una norma de conducta del servidor y servidora pública”, complementó.

En la víspera, el Presidente Evo Morales expresó su total rechazo a esa agresión sexual y pidió a los culpables renunciar o pedir licencia indefinida. “Condenable, repudiable, no comparto, traté de comunicarme con el Gobernador del departamento de Chuquisaca y le dije que lo mejor que pueden hacer quienes están implicados, si no es renunciar por lo menos pedir licencia indefinida hasta que se esclarezca, hay instancias que tienen que investigar”, dijo el Mandatario en conferencia de prensa.

En la misma línea se pronunció el Vicepresidente Álvaro García Linera, que informó además que las investigaciones sobre el caso ya comenzaron, a través del Ministerio Público. “Lo mínimo que tiene que hacer el asambleísta involucrado es renunciar y defenderse desde el llano como cualquier ciudadano (…) No manejo bien el concepto jurídico, pero el ministerio de oficio, renuncia del asambleísta, investigación y sanción, punto”, sentenció el Vicepresidente.

Sobre el tema, la flamante presidenta de la Cámara de Diputados Betty Tejada afirmó que el Estado necesita una norma que legalice la castración química contra los abusadores sexuales. “Me solidarizo plenamente y yo he dicho algún momento que debemos hablar inclusive de una ley de castración química para los violadores y acosadores. Ya está de buen tamaño que la mujer se vea afectada y mellada permanentemente de esta forma”, dijo la diputada del MAS.

De otra parte, el presidente del Tribunal de Ética del MAS Teodoro Barrientos confirmó que los asambleístas departamentales de Chuquisaca Domingo Alcibia y Javier Humana, acusados de violación, fueron expulsados del partido. “En cuanto a lo que ha sucedido en Chuquisaca hemos decidido sacar una resolución definitiva de expulsión de dos asambleístas que son: Domingo Alcibia y Javier Humana, son esas personas, pero nosotros estamos viajando a Sucre para recabar más informaciones”, explicó a los periodistas.

Barrientos anunció también que en caso de que sea necesaria la expulsión de otras personas, implicadas en ese hecho, el Tribunal de Ética no dudará en tomar las medidas correspondientes. “Si hay que expulsar, hay que sancionar más bueno allá en el terreno vamos a reunirnos con las organizaciones sociales, con todas las autoridades correspondientes en base a eso, si hay que seguir expulsando vamos a seguir expulsando, si hay que pasar al Ministerio Público los vamos a pasar, no vamos a permitir nosotros ninguna clase de escándalos que se dan en este momento de esta magnitud”, fundamentó.

Anunció una “depuración” en filas del MAS, evaluando antecedentes, para evitar futuras actos como el denunciado en Sucre. “Nosotros no vamos a permitir eso, por eso vamos a ir depurando, todos los militante que a partir de hoy empiecen a cualquier función van a ser investigados, vamos a ver todos su antecedentes, no va a entrar así nomás cualquier gente, pero todo esto es un proceso”, subrayó.