El Servicio General de Identificación Personal (Segip) emitió 514 mil licencias de conducir y 2,7 millones de cedulas de identidad en la gestión 2012, informó el director de esa entidad pública Antonio Costas a la radioemisora estatal Patria Nueva.

El Segip inició su labor con un presupuesto de 28 millones de bolivianos y alcanzó una ejecución presupuestaria del 97% en 2011. En 2012 obtuvo 75 millones de bolivianos de presupuesto y terminó la gestión con un déficit de 7 millones de bolivianos.

En la gestión 2012 el Segip batió un récord en la emisión de cédulas de identidad, con la entrega de 2,7 millones de documentos, es decir 40% más que en 2011, destacó el director de la institución Antonio Costas.

Pese a que el Segip cobra menos por sus servicios, como por ejemplo los facsímiles para la confirmación de datos, los radiogramas y las fotocopias legalizadas, Costas estima concluir la gestión con un superávit aproximado de 30 millones de bolivianos.

De manera colateral, el Segip logró una mayor recaudación de recursos para la Policía Boliviana, a la que transfirió 92,6 millones de bolivianos en 2011, y alrededor de 83 millones hasta septiembre de 2012.

El Segip abrió 42 oficinas permanentes en todo el país, la mayoría en el área rural, además de habilitar brigadas móviles. Costas aseguró que el tiempo de entrega de una cédula se redujo a un promedio de 10 minutos, mientras que la tramitación de licencias de conducir demandó 4,5 minutos, con algunas excepciones en el área rural donde el trámite demora a veces a más de 15 minutos.

El director del Segip atribuyó esos resultados a la transformación de la tecnología, la consolidación de la base de datos y el cumplimiento de la normativa concordante a las disposiciones legales vigentes.

Nuevos proyectos

El 12 de diciembre el gobierno aprobó el decreto 1434 que dispone la cedulación obligatoria de los recién nacidos en el lapso de tres meses computables desde el nacimiento, con el objetivo de luchar contra la trata y tráfico de personas. Esta cédula llevará el nombre de los padres, la huella plantar del bebé, y la dirección del domicilio.

Costas informó que el Segip aún trabaja con el Ministerio de Educación en una evaluación de la base de datos para establecer cuántos estudiantes requieren cédula de identidad. Ambas instituciones suscribirán un convenio marco de cooperación que permitirá cedular a todos los estudiantes del Sistema Educativo Plurinacional y aprobar un currículo para el funcionamiento legal de los Centros de Capacitación Técnica de Conducción de Vehículos Terrestres.

El Segip también analiza la posibilidad de emitir cedulas de identificación para los residentes bolivianos en Argentina y España desde el primer trimestre de 2013. Para ello se instalarán oficinas en los consulados bolivianos.

De otra parte, el director del Segip anunció que se prevé digitalizar 42 millones de certificados de nacimiento, matrimonio y defunción en todo el país con la finalidad de reducir los archivos físicos por el permanente deterioro del papel. No obstante, es fundamental mantener los soportes tradicionales porque guardan la historia de todo el sistema de la identificación personal de Bolivia. De ahí que “hay que efectuar una clasificación y ver la prioridad de qué documentos son imprescindibles para que estén digitalizados”.

Para la concreción de este proyecto se deberá definir el financiamiento necesario y considerar que la digitalización tomará más de un año de trabajo. “Para dar una referencia un proyecto similar que se hizo en la antigua Corte Nacional Electoral, donde hemos digitalizado 21 millones de partidas de nacimiento, aproximadamente, el costo superó los 1,7 millones de dólares”, ejemplificó Costas.

Además, la propuesta de fusionar la licencia de conducir y la cédula de identidad en un solo documento dotado de un chip inteligente de protección ante falsificaciones ya fue aprobada por el Presidente Evo Morales. Costas anunció que la nueva cédula no consignará datos como del estado civil, la profesión, el domicilio, las huellas y la serie, pero conservará la firma del portador.

El Segip está en condiciones de cubrir hasta el 60% del costo de la nueva cédula, manteniendo así los 17 bolivianos para la primera emisión, confirmó el director del Segip, pero aclaró que ese costo será para la nueva cedula fusionada y no así para la renovación o la tramitación de la licencia, importe que asciende a entre 160 y 220 bolivianos para la categoría “A”.

El director de Segip reconoció que aún gestiona ante las autoridades del área económica del Órgano Ejecutivo y la cooperación internacional el financiamiento para que este proyecto sea implementado en 2013.

Con información de ABI.