Chimoré y La Paz (ABI).- En la gestión 2012 se erradicaron más de 11.043 hectáreas de cultivos de coca ilegal en el país, un nuevo récord nacional, informó el comandante nacional de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) Williams Kalimán. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) decomisó 36 toneladas de cocaína entre el uno de enero y el 16 de diciembre.

“Con un trabajo sacrificado, lealtad, responsabilidad y el apoyo permanente de nuestro gobierno nos ha permitido lograr racionalizar y erradicar la cantidad de 11.043 hectáreas con 6.700 metros cuadrados”, precisó el comandante de la FTC en un informe final presentado en la base antidrogas de Chimoré, con la presencia del Presidente Evo Morales.

Kalimán detalló que en el trópico de Cochabamba se erradicaron 7.462 hectáreas; en Yapacaní (Santa Cruz), 279; en Yungas de Vandiola (Cochabamba), 203; en Yungas de La Paz, 2.527 y en Ayopaya (Cochabamba) 72 hectáreas de cocales ilegales. Además, en el Parque Nacional Isiboro Sécure 18 hectáreas, Parque Carrasco 467 hectáreas y en la reserva del Chore 15 hectáreas de cocales ilegales.

Asimismo, el comandante de la FTC precisó que la reducción neta de cultivos de coca fue de 31 mil a 27 mil, según el monitoreo elaborado por la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito. “(Bolivia) es el único país productor que disminuyó sus cultivos de coca excedentaria, logro que debe ser reconocido por la comunidad internacional”, dijo.

De otra parte, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) Gonzalo Quezada informó que entre el uno de enero y el 16 de diciembre de este año se decomisaron 36 toneladas de cocaína, en 13.065 operativos antinarcóticos que se realizaron en el país.

Quezada informó también que se erradicaron e incineraron poco más de 407 toneladas de marihuana en “plantíos” y se decomisaron 115.631 gramos de cocaína base, 30.042 gramos de clorhidrato de cocaína y 5.332.495 gramos de marihuana. Además, se decomisó 1.093.394 kilos de sustancias sólidas, 1.870.114 litros de sustancias líquidas y 24.068 pastillas de diasepan, pluritraseplan, valium, altrasoplan, entre otros.

Asimismo, el Comandante de la Felcn informó que se destruyeron 4.385 fábricas de cocaína a nivel nacional y 37 laboratorios de cristalización. “Este fue un golpe duro al narcotráfico, porque destruimos la logística y la oportunidad para la refinación haciendo esa actividad ilícita mucho más difícil en nuestro territorio”, dijo.

En cuanto a la incautación de bienes Quezada precisó que la cifra valuada alcanza a los 32.826.421 dólares. “En dinero se secuestraron 3.306.301 dólares, 10 aeronaves, 130 bienes inmuebles, 704 motorizados”, detalló.

Como resultado de los más de 13.000 operativos informó que se aprehendieron a 4.200 personas involucradas en actividades de narcotráfico, de las cuales 3.866 son bolivianas, 73 peruanas, 58 brasileñas, 46 colombianas, 30 argentinas, 15 chilenas, 16 paraguayas, 2 españolas y también europeas, africanas y asiáticas.

Morales satisfecho

El Presidente Morales expresó su satisfacción por los resultados alcanzados en la lucha antidroga y la erradicación de cultivos de hoja coca en esta gestión, y pidió que se mantenga la misma forma de trabajo que se desarrolló hasta ahora, es decir sin imposiciones externas.

Morales, quien participó en la clausura de las actividades de la FTC en la localidad de Chimoré, en el Trópico de Cochabamba, dijo que “el informe de reducción de coca, para mí, para el gobierno y el pueblo boliviano es una satisfacción porque de manera práctica, directa y con dignidad se hace el aporte a la lucha contra el narcotráfico para la vida, no sólo para Bolivia, sino para los habitantes de todo el mundo”.

El Jefe de Estado lamentó que los seres humanos tengan la costumbre de consumir un producto (droga) que hace daño a la vida, lo que hace que la hoja de coca sea desviada al mercado ilegal, problema que en el país se lo encara “con dignidad”. Sin embargo, hay países mencionó que manejan este problema con objetivos “geopolíticos”, en el que Bolivia salva su responsabilidad. “Felizmente Naciones Unidas reconoce el esfuerzo de nuestras autoridades y por eso este año Bolivia alcanzó el 12% de reducción neta de cultivos de coca”, comentó.

Para Morales un aspecto que debe reconocer la comunidad internacional es que la lucha antidroga y la erradicación de cultivos de coca en el país se realiza sin “muertos ni heridos”. Recordó que contrariamente, en anteriores gobiernos eran “fuerzas expedicionarias” que ingresaban al país para erradicar coca, las que no dependían del Ministerio de Gobierno sino directamente obedecían órdenes de la embajada de Estados Unidos.

En la misma línea, varios legisladores destacaron el récord alcanzado por la FTC en la erradicación de cultivos de coca ilegal. El diputado del Movimiento al Socialismo (MAS) Galo Bonifaz aseguró que esa tarea de erradicación ratifica la política del Gobierno de luchar contra el narcotráfico. “Es una clara muestra también el informe de la Organización de Naciones Unidas que ha reconocido los avances significativos que tenemos en la lucha frontal contra el narcotráfico”, complementó.

Por su parte, el diputado del opositor Movimiento sin Miedo (MSM) Javier Zabaleta afirmó que varias instituciones nacionales e internacionales reconocieron el trabajo del Gobierno boliviano en la erradicación de la hoja de coca. “Se está avanzando y lo que hay que hacer es promover el trabajo en la erradicación de cocales”, consideró.

En contraposición, el diputado de la opositora Convergencia Nacional (CN) Luis Felipe Dorado demandó pruebas al gobierno de las más de 11 mil hectáreas erradicadas. “Ha habido una supuesta erradicación de la supuestas 31 mil hectáreas a 20 mil queremos que nos demuestren. No creemos en este tema porque no hay un control de la erradicación de los cocales, queremos que tomen en cuenta los organismos internacionales para que haya la fiscalización de la verdadera hoja de coca en el país”, afirmó.