Una controversia surgida en torno al servicio de internet 4G que publicita la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) quedó acallada y sin mayores explicaciones, aparentemente por la prepotencia y no por la razón, como debería ser.

El director de Fiscalización de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) Walter Salinas aseguro a un medio de comunicación de La Paz que la tecnología 4G no está disponible en el país y que someterá a su fiscalización a los operadores existentes para que garanticen velocidades mínimas en el servicio de internet.

Dijo que la propia Entel, que se encuentra a la afanosa búsqueda de su cliente numero 4 millones, tiene la intención de implementar ese servicio, que en su criterio no está disponible en Bolivia, aunque la empresa nacional y las otras dos transnacionales de las telecomunicaciones, aseguran que poseen el servicio.

Ante las declaraciones del Director de Fiscalización, el ejecutivo de la ATT Cliford Paravicini, salió de inmediato a la búsqueda de pelos en el huevo o tres pies al gato. Descalificó primero a su subordinado señalando que sus declaraciones fueron a título personal y no representan la posición del ente regulador.

Paravicini sostiene que la tecnología HSPA+ una evolución de 3G se la reconoce como 4G. Y para reforzar sus expresiones Paravicini se escudó en un presunto pronunciamiento de la UTT, que hasta el momento no llega, pese a los días que pasaron desde la afirmación de Salinas, a raíz de las reclamaciones de internautas nacionales que calificaron de estafa al servicio 4G de Entel.

Para el Director de Fiscalización de la ATT, es posible que las empresas engañen con la velocidad, pese a que los usuarios tienen contadores en su computadora. Esta es una verdad que los usuarios no suelen observar y son estafados permanentemente.

La Sociedad de Internet (ISOC) denunció que el 4G de Entel es solo marketing y estafa. Los cibernautas sostienen que debe acabar la publicidad engañosa que ofrece velocidades que no son reales a costos elevados y pésimo servicio de atención a los clientes.

Nos sumamos a las reclamaciones de los cibernautas y desde luego criticamos las poco creíbles explicaciones de Paravicini que acalló a su Director de Fiscalización, solo por decir una verdad tecnológica.

De ninguna manera vamos a creer que la tecnología 4G esté en servicio y menos que la tecnología HSPA+ de solo 3.7 sea 4G. Porque entonces tendríamos que creer en Paravicini si este insiste en asegurarnos que 2 más 2 son cinco y no cuatro. Tienen que cesar las estafas y los engaños, porque significan muchos millones de bolivianos.

* Periodista de Santa Cruz.