Los países en desarrollo recibirán este año unos 406 mil millones de dólares en remesas, un crecimiento de 6,5% respecto al anterior, pese a la persistente crisis económica en Europa y a la desaceleración en Asia, informó el Banco Mundial (BM). Para 2013, la institución calculó que el monto del flujo de ese capital crecerá cerca del 7,9%, y un 10% en 2014.

Aunque los emigrantes se vieron afectados en alto grado por la crítica economía mundial, los volúmenes de las remesas han sido sorprendentemente estables, destacó el director del Grupo de Perspectivas de Desarrollo del BM Hans Timer. El BM prevé que el flujo de remesas hacia el mundo subdesarrollado superará las estimaciones y llegará a 406 mil millones de dólares al finalizar 2012, lo que representa un aumento de 6,5%.

Según el BM, los emigrantes que viven en los países productores de petróleo son los que mandan más dinero a sus hogares, en comparación con la caída que se observa en aquellos que están en las naciones europeas occidentales.

Por ejemplo, en los tres primeros meses de este año el aumento del desempleo entre la población inmigrante en España incidió en la disminución del 14% de las remesas de dinero que envía a sus países de origen, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE). En España residen casi cinco millones de inmigrantes, pero de ellos 1,2 millones carecen de empleo.

La actual crisis económica en España mermó el flujo de remesas de paraguayos en 20 puntos porcentuales en junio de este año, reconoció el jefe de economía internacional del Banco Central de Paraguay Eduardo Feschenko.

Las remesas provenientes desde España, mayor remitente paraguayo y uno de los países más afectados por la crisis de la deuda, mostraron una drástica desaceleración, pasando de un crecimiento interanual de 48% en mayo, al 26% en junio. De hecho, junio fue el primer mes del año en el que se puede observar un crecimiento intermensual (junio 2011 contra junio 2012) negativo, ya que presentó una caída del 12%.

Si bien el incremento de los envíos de dinero aún sigue siendo importante y en el primer semestre del año alcanzó un total de 274 millones de dólares en Paraguay, el menor ritmo enciende una alerta hacia lo que podría ser un aumento progresivo del impacto de la crisis, añadió el Banco Central paraguayo.

De acuerdo con el BM, las naciones que tendrán el mayor ingreso de remesas este año son India, con un estimado de 70 mil millones de dólares; China, con 66 mil millones; México y Filipinas, cada uno con 24 mil millones; y Nigeria, con 21 mil millones.

Las remesas de los emigrantes filipinos a su país de origen registraron en 2011 un incremento del 7,2% respecto al año precedente, con un total de 20.117 millones de dólares. Según el servicio de empleo exterior filipino, esos recursos equivalen al 5% del Producto Interno Bruto (PIB), tomando en cuenta que el crecimiento económico fue del 3,7% el pasado ejercicio.

Las cifras oficiales sitúan entre 9,5 millones y 12,5 millones la cantidad de habitantes de Filipinas que trabajan en el extranjero, lo cual equivale al 11% de la población total. Entre las profesiones de mayor incidencia están los médicos, enfermeras, ingenieros, profesores, marineros, trabajadoras domésticas, contadores y profesionales de la construcción. Cabe destacar que en los primeros tres meses de 2012 se ofertaron unas 68 mil plazas laborales para filipinos principalmente en Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Kuwait, Taiwán y Singapur.

Con relación a América Latina, el BM prevé que las remesas ascenderán en el período a cerca de 64 mil millones de dólares, lo que supone un alza del 2,9%.

Las remesas recibidas por Bolivia podrían superar los mil millones de dólares antes de fin de año, 3% más que el año anterior, estimó el Banco Central de Bolivia (BCB). Entre enero y agosto de 2012, el país recibió 691,5 millones de dólares en remesas, 1,3% más que lo registrado en similar periodo de 2011, provenientes principalmente de España (42%), Estados Unidos (16%), Argentina (13%), Brasil (3%) y del resto de países (25%).

Por otro lado, los ciudadanos de El Salvador residentes en el exterior enviaron a sus familiares 1,944 millones dólares en remesas durante el primer semestre de 2012, lo que representó un crecimiento de 7,3% en relación con la etapa enero a junio de 2011, informó el Banco Central de Reserva (BCR).

De enero a septiembre de 2012, los salvadoreños radicados en el extranjero enviaron a sus familias 2.893 millones de dólares, una cifra mayor en 6,9% a la de igual etapa de 2011. Dichos ingresos registraron un promedio mensual de 321,5 millones de dólares, 20,7 millones más que el registrado en 2011, precisó el BCR. Datos oficiales señalan que las remesas representan más del 17% del PIB de El Salvador.

De otra parte, Guatemala recibió en remesas familiares 2.300 millones de dólares en el periodo de enero a junio de 2012, lo cual representa 155,719 millones más que en el año anterior al anterior, es decir un alza de 7%, informó el Banco de Guatemala (Banguat).

El presidente del Banguat Edgar Barquín espera un cierre de este año con unos 4.650 millones de dólares en remesas, para marcar un incremento de 5,7% en comparación con los 4.350 millones registrados en 2011. Los totales respectivos en 2009 y 2010 fueron de 3.912 millones y 4.126 millones de dólares.

Honduras recibió hasta septiembre de este año un aproximado de 1.460 millones de dólares en remesas, equivalentes al 16,5% del PIB, enviados desde Estados Unidos, Canadá, España, México, Francia, Panamá y Reino Unido. La cifra ubica al país como tercer receptor de remesas en la región, después de El Salvador y Guatemala, informó el Banco Central (BCH).

Con información de Prensa Latina.