Quito (PL).- Ecuador clasifica como el país con mayor inversión pública de América Latina respecto al Producto Interno Bruto (PIB) por dos años consecutivos, según el Informe Macroeconómico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de Naciones Unidas. El país andino también destaca como un laboratorio de experiencias en la lucha contra la pobreza.

Según las cifras oficiales, en 2010 la inversión pública de Ecuador fue el 10,2% del PIB, en tanto los países que más se le acercaron en la región fueron Bolivia (9,9), Venezuela (5,5), Chile (4,7), Perú (3,7), Argentina (2,7), México (2,6) y Colombia (2,3). El siguiente año, Ecuador aumentó su inversión pública al 11,1% del PIB, seguido por Bolivia (10,8), Perú (4,3), Chile (4,2), Venezuela (4), Argentina (3,1), México (2,6), Costa Rica (2,4) y Colombia (1,9).

Aún más evidente resulta el salto de la inversión pública en Ecuador durante la Revolución Ciudadana, al considerar que en 2006 ésta ascendió a sólo 856 millones de dólares, en tanto que en 2011 fue de 5.243 millones de dólares, para pasar del 2% al 8% del PIB.

La inversión por habitante en Ecuador pasó de 64 dólares en 2006 a 353 dólares en 2011, equivalente a multiplicarla por 5,5 veces, a lo que se unió un mejor destino y una mejor ejecución, pues por primera vez se ejecutó en el primer semestre el 50% de lo presupuestado.

Fander Falconí, secretario nacional de Planificación y Desarrollo de Ecuador, consideró que tan interesante como lo que el país invierte en términos del tamaño de su economía está el elemento contra cíclico que ello significa. Para Ecuador, explicó, la inversión pública es una variable central en términos del desarrollo endógeno, porque no sólo nos permite generar infraestructura, que no estaba consolidada anteriormente en el país, sino también construir capacidades.

Lo que se hace con la inversión pública, apuntó, es sembrar, generar empleo, capacidades productivas, sustituir importaciones, y el 90% de ese Programa Anual de Inversiones (PAI) está focalizado en proyectos de infraestructura productiva y para generar capacidades humanas.

Durante un encuentro con corresponsales extranjeros, Falconí en compañía del ministro de Finanzas, Patricio Rivera, rechazó también la posibilidad de un ajuste de ese programa de inversiones, este año, por la baja del precio del petróleo. Hemos recibido al respecto una clara instrucción del Presidente de la República, Rafael Correa, de no ralentizarlo al considerar no existen razones para ello, precisaron ambos funcionarios.

Primero, detalló Falconí, porque juegan elementos fundamentales en términos contra cíclicos, donde es todo lo contrario de lo que era antes. Lo que se hacía anteriormente en las políticas de ajuste clásico estructural era cortar siempre por el lado más débil, la educación, la salud, o la infraestructura productiva, que eran las grandes perdedoras de las políticas públicas, puntualizó.

Aquí es todo lo contrario, no vamos a mermar un solo centavo del ambicioso plan de educación y salud que tenemos, de los temas de infraestructura vial, generación eléctrica, en los planes del gobierno central, aseveró. Sin considerar el resto del sector financiero ecuatoriano, ni tampoco las empresas públicas, o la inversión de los Gobiernos Autónomos Descentralizados, y reveló que el banco de proyectos del PAI asciende a unos dos mil este año.

Durante los primeros meses de 2012 hubo una tendencia muy favorable en el precio del crudo ecuatoriano respecto al presupuesto hecho en base al precio de 79,7 dólares por barril, explicó Rivera, y aún con el descenso actual no hay necesidad de pensar en ajustes. Gracias al Código de Planificación y Finanzas Públicas, el Ministro de Finanzas puede trabajar por adelantado para conseguir el financiamiento del presupuesto, dijo, y reveló que ya está negociando el financiamiento para la segunda mitad de 2013.

Muestra del efecto beneficioso de la inversión pública en infraestructura vial, comentó, es que en 2011 Colombia desplazó a Estados Unidos en el arribo de turistas, pues con el excelente estado de las carreteras es muy fácil y cómodo desplazarse a Ecuador.

Para Falconí, esta decisión respecto a la inversión pública estimuló el alto crecimiento de la economía nacional el pasado año (7,8%del PIB) y arrastró con ella la inversión privada, lo cual va unido a que la acumulación de capital permite ver sus efectos positivos a futuro.

Triplican la inversión en salud

Este año el gobierno ecuatoriano invierte hoy en salud el triple de lo invertido en 2006, antes del inicio de la Revolución Ciudadana, destacó la ministra del ramo Carina Vance. Reveló que la inversión este año en salud asciende a 1.774 millones de dólares frente a los 535 millones de dólares destinados al sector en 2006.

El gobierno ecuatoriano invirtió más de 1.900 millones de dólares para la construcción de 993 Centros de Salud con estándares internacionales, y anunció el inicio de la construcción de 16 hospitales nuevos con una inversión de 600 millones de dólares. En cuanto a medicamentos, la inversión ha sido histórica y este año ya rebasa los 177 millones de dólares, lo cual supera la inversión anual para este rubro en toda la historia del país, unido a acciones policiales contra quienes traficaban con ellos.

Enfatizó en la importancia del nivel primario que puede resolver el 80% de las patologías de salud y elogió el apoyo que brinda Cuba a Ecuador en la formación de especialistas y postgrados. Más de 34,28 millones de consultas realizadas en 2011 reflejan el notable incremento desde 2006 cuando era 16 millones.

Resaltó los avances en el tamizaje neonatal, realizado este año a 215 mil recién nacidos para prevenir discapacidades mediante una muestra de sangre en su pie derecho, y la proyección de tamizar cada año al total de nacidos, alrededor de unos 300 mil niños.

Ecuador destaca beneficios sociales en educación pública

El gobierno ecuatoriano destacó entre sus logros en educación pública, la incorporación de más de 600 mil niños a las escuelas, incremento en la alimentación escolar y entrega gratuita de uniformes a más de un millón de estudiantes. El Vicepresidente Lenin Moreno dijo que con la Revolución Ciudadana se eliminó el cobro de matrícula en los establecimientos educativos y hoy gozan de ese beneficio unos tres millones 200 mil escolares en el país.

A dos millones 700 mil estudiantes se propone el gobierno proporcionar cobertura en alimentación escolar. Los uniformes gratuitos entregados a los estudiantes de las zonas rurales del país se confeccionan con las características propias de las escuelas a las cuales pertenecen, con el objetivo de recuperar las raíces culturales.

Antes no había textos escolares gratuitos y hoy tres millones 200 mil estudiantes los reciben, incluyendo este curso un libro adicional para la enseñanza del inglés. Por otro lado, la capacitación profesional de los profesores ahora es sistemática y continua la importante mejoría salarial de los docentes, que entran con un salario entre 800 y 900 dólares, en tanto la canasta básica familiar está en el país en 587 dólares mensuales.

Millonaria inversión en autopistas

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas de Ecuador informó la aprobación de un ambicioso programa para construir modernas autopistas en 2.357 kilómetros de vías, con una inversión de 7.153 millones de dólares. Las nuevas autopistas incluyen varias provincias, con el objetivo de reducir los tiempos de transportación y garantizar la seguridad de los ciudadanos en las carreteras.

El subsecretario de Infraestructura Milton Torres indicó que se utilizará tecnología de punta en el diseño y construcción de las supercarreteras que tendrán de cuatro a seis carriles, señalización horizontal y vertical y accesos a zonas debidamente planificadas. Estas obras tendrán una inversión superior a los siete mil millones de dólares, pero ya actualmente se invierten más de 74,8 millones de dólares en los trazados y diseños de las autopistas.

Para cumplir los plazos previstos, el citado Ministerio planificó el desarrollo de los trabajos en los megaproyectos que unirán Alóag con Santo Domingo, de 98 kilómetros (km); Santo Domingo con Quinindé y Esmeraldas, de 170 km.

También proyectó las vías entre Santo Domingo y Huaquillas, de 535 kilómetros; entre Manta y Quevedo, 199,50 kilómetros; Anillo Vial de Quevedo, de 38,66 km; y entre Manta y Guayaquil, de 180 km; Santa Elena y Guayaquil, 140 km. Finalmente están priorizadas también los viales entre Machala y el Empate a Cuenca y Loja (Sector Nabón), de 120 kilómetros; y Rumichaca a Loja, de 876 km.

Por otro lado, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) otorgó en septiembre un crédito por 200 millones de euros, (cerca de 250 millones de dólares) para la construcción del tren subterráneo (Metro de Quito) que conectará la estación Quitumbe (al Sur) con la del Labrador (al Norte), a través de un túnel de 22 kilómetros y 15 estaciones intermedias, diseñado para transportar hasta 400 mil personas por día.

Esta iniciativa cuenta con estudios definitivos de diseño e ingeniería. Su primera fase se encuentra en proceso de licitación para construir las estaciones La Magdalena y El Labrador, con financiamiento propio del Municipio de Quito y del gobierno nacional. Edgar Jácome, gerente del Metro de Quito, destacó que el financiamiento con el BEI es la primera operación de este tipo aprobada en América Latina, lograda tras la visita de dos misiones técnicas y múltiples reuniones de evaluación.

Similares gestiones realizan autoridades ecuatorianas con comisiones técnicas del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Corporación Andina de Fomento, que se encuentran en esta capital para evaluar mecanismos de financiación del proyecto. La misión del BID y la CAF está integrada por 12 especialistas que revisan el proceso técnico, ambiental, jurídico, social y de fiscalización de la segunda fase del proyecto.

Esa fase contempla el túnel de 22 kilómetros, las restantes 13 estaciones, así como los 18 trenes de seis vagones con los que operará el Metro de Quito. Los especialistas ecuatorianos esperan hasta diciembre próximos conseguir la aprobación de créditos por 200 millones de dólares el BID y otros 200 millones de la CAF.

Un laboratorio de experiencias contra la pobreza

La ministra ecuatoriana de Inclusión Económica y Social Doris Solíz afirmó que su país es hoy un laboratorio de experiencias en la lucha contra la pobreza, con los programas sociales en marcha en los últimos cinco años. En una entrevista con Prensa Latina, refirió que en esta etapa de la Revolución Ciudadana ha construido un modelo denominado Buen Vivir, que pone en el centro al ser humano a partir del concepto de generar equidad y condiciones para acceder al desarrollo.

Solíz refirió que el país ha dado saltos importantes en el combate a este flagelo al considerar en primera instancia a sectores que habían sido excluidos hasta ahora en las políticas de gobierno como los indígenas, afrodescendientes, los adultos mayores, discapacitados y los jóvenes. Expuso que la inversión ha sido importante en política social y economía para concretar el acceso al bien común a partir del concepto de ofrecer oportunidades para todos, por ejemplo en la educación pública y los servicios universales de salud.

Se busca romper brechas en el desarrollo a través de crear un piso para que la población en condiciones de pobreza puede superar su estado, como lo ha sido aquí la entrega del bono de desarrollo a sectores en desventaja. En ese último caso, recientemente se conoció que 15% de los alumnos que ingresaron a la educación superior provienen de hogares merecedores de la contribución entregada por el Estado a las madres solteras o jefas de hogares, ancianos o discapacitados.

A este fenómeno, dijo, se le llama movilidad social, que es cuando esta nueva generación rompe con las condiciones en que ha vivido al acceder a los estudios superiores y consecuentemente eleva sus posibilidades de empleo. La titular refirió que el concepto que se maneja desde el gobierno ecuatoriano es el de ciudadanos con derechos y obligaciones, en igualdad de condiciones, y por ello existe una gran inversión social.

Precisó que 25% del presupuesto estatal, o sea 6.500 millones de dólares de los 26 mil millones del total, son destinados a programas sociales. Aquí se incluye el programa de vivienda social, el de retorno de los migrantes, el combate al trabajo infantil, la generación de empleos para jóvenes y el conjunto de políticas de inclusión social. Solo en educación se ha invertido 300% del presupuesto y en salud 130%, acotó.

Para la ministra Solíz, la experiencia de la llamada economía popular y solidaria ha sido una de las formas de inclusión económica y social más rápida y eficiente, ya que por un lado se apoya a los ciudadanos a emprender su empresa y se generan empleos. Aunque todavía faltan alternativas por explorar, uno de los objetivos de trabajo es precisamente, explicó, vincular a esos pequeños productores con la empresa pública, o sea, que el Estado le compre sus producciones.

Un ejemplo de ello ha sido el proyecto Hilando el desarrollo, beneficioso para 1.600 talleres artesanales que reciben unos 30 millones de dólares anuales y generan unos cuatro mil empleos a los fabricantes de los uniformes escolares.

El programa gubernamental Da Dignidad logró reducir en 50% la mendicidad de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores, informó la ministra de Inclusión Económica y Social Ximena Ponce. Al referirse a los logros del programa, precisó que de las 8.200 personas en estado de mendicidad registradas en 2010, 4.228 personas, es decir un 50%, dejaron de acudir a la caridad pública.

Por su parte, la ministra Soliz informó que este año se implementarán tres grandes programas enfocados en la erradicación de la desnutrición infantil, la prevención del embarazo adolescente y la reducción del consumo de alcohol. El programa Acción Nutrición trabajará la prevención y erradicación de la desnutrición de los niños de cero a cinco años de edad, con una inversión de 38 millones de dólares que incluye la entrega de un bono de 200 dólares a las mujeres pobres en estado de gestación.

En el programa de prevención del embarazo en adolescentes se planifica invertir 12 millones de dólares y trabajarán en conjunto los ministerios de Desarrollo Social, Salud y Educación, en planificación familiar, formación en valores y propuesta integral de actividades. Mientras que el programa de reducción del consumo de alcohol se enfocará en retardar la edad de iniciación del consumo, pues actualmente se ubica en los 12 años de edad.

Significativa reducción de la pobreza y la desigualdad social

Ecuador muestra una disminución significativa de la pobreza, extrema pobreza y desigualdad social entre 2006 y 2010, producto de las políticas de desarrollo aplicadas por el gobierno, afirmó Fánder Falconí, Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades).

En rueda de prensa conjunta con el director ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), Byron Villacís, Falconí calificó la desigualdad social como el problema más agobiante de América Latina, por la brecha existente entre ricos y pobres.

La pobreza en Ecuador se redujo 4,8%, al bajar de 37,6% en 2006 a 32,8% en 2010, mientras en el área urbana la pobreza bajó de 25,6% en septiembre de 2006 a 18,8% en igual mes del 2010. En el área rural bajó de 60,6% en diciembre de 2006 al 53% en igual mes del 2010, en tanto a nivel nacional la pobreza extrema o indigencia bajó de 16,9% en 2006 a 13,1% en 2010.

Destacó el titular de Senplades que el crecimiento económico previsto para este año, de 6,5%, es un crecimiento con calidad y obedece a que en Ecuador se genera un nuevo patrón de acumulación y un nuevo régimen de regulación. De allí que se ha logrado bajar el desempleo a niveles del 5,5%, y se tiene una cobertura del 60% de ocupados con seguridad social.

La brecha de desigualdad también se redujo, explicó Villacís, tomando como referencia técnica una baja del Coeficiente de GINI, donde uno es la desigualdad extrema, y que bajó de 0,54 en 2006 a 0,50 en 2010. Unas 438 mil personas dejaron de ser pobres en Ecuador en el último quinquenio (2006 y 2010), por el esfuerzo sostenido en busca de mayor equidad, afirmó Falconí. La desigualdad o la concentración del ingreso en los ricos requiere tiempos más largos para ser disminuida, porque conlleva, incluso, problemas culturales, de educación, precisó.

Tal desigualdad es una característica de la historia de América Latina, región donde existen las mayores diferencias entre pobres y ricos del planeta, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de 2010.

* Jefe y redactora de la corresponsalía de Prensa Latina en Ecuador.