Hoy por hoy el idioma de los mercados, la ciencia y la política globales es el inglés, el mismo al cual pueden comprender uno de cada cinco de los siete mil millones de humanos, pero que solo lo hablan como lengua materna una cantidad 4 a 5 veces aún menor. De hecho el chino tiene entre 2 a 3 veces más hablantes nativos que los 330 a 350 millones de quienes se comunican primordialmente en inglés.

No obstante, el chino es una lengua regional, la misma que, a su vez, es una colección de idiomas, algunos de los cuales solo pueden entenderse mutuamente mediante un alfabeto de miles de símbolos ideográficos. Después del chino y levemente por encima del inglés el mayor idiomamaterno del mundo es el castellano, el cual no debería llamarse español por dos motivos.

Primero, porque el 90% de sus hablantes viven en las Américas, continente donde se le habla muy por encima del resto de otras lenguas, por lo que bien puede ser denominado como el idioma americano. Desde Tierra del Fuego a Alaska hay puntos geográficos bautizados en castellano, la cual fue la primera lengua europea en hablarse en todos los extremos de la costa Pacífica de las Américas.

Segundo, porque en España hay otros idiomas (catalán, gallego, vasco, asturiano, leonés, aragonés), los mismos que también pueden utilizar el epíteto de lenguas hispánicas (de la misma manera que ocurre con las distintas variantes del alemán, italiano o árabe).

La verdad es que, aunque esto no le guste a muchos portugueses y brasileros, su idioma (que es el tercero de Occidente después del castellano y el inglés) es también uno hispánico pues nació en la actual Galicia y cuando toda Iberia era conocida como Hispania.

Y una de las características que tienen los dos grandes idiomas hispánicos (castellano y portugués/gallego) es que son los únicos idiomas de la humanidad que se hablan más por razas distintas a las de sus creadores (en el caso castellano por mestizos y en el luso por mulatos, ambas mezclas étnicas muy diferentes a la de los iberos blancos).

Estas tienen un gran poder de persistencia. En las Olimpiadas se podía apreciar como casi todos los equipos nacionales aparecían con camisetas que llevaban el nombre de su país en inglés, siendo excepciones la de los países de habla hispana o lusa (no había “Spain” sino España y no “East Timor” sino Timor Leste).

El castellano es el único idioma que en EEUU crece (mientras que las lenguas de todos los inmigrantes se van olvidando a medida que estos se van asimilando) y el portugués se mantiene y expande a pesar que los ocho países que le hablan en 4 continentes diferentes no comparten ninguna frontera entre sí.

Inglés vs. Español

En su visita a Puerto Rico, Mitt Romney dijo que apoyaría a que esta isla pasase a ser el 51 Estado de su país y que él veía que en un futuro sus habitantes hablarían el inglés al igual que el resto de EEUU. La idea de buscar expandir a EEUU e identificarlo a éste con la lengua de la monarquía de Londres, es uno de los pilares del mormonismo, credo al cual los Romney siempre han seguido por generaciones.

El fundador de dicha religión, Joseph Smith, murió candidateando a la Casa Blanca, postulando que EEUU debía expandirse hacia México y Canadá. Sus seguidores se establecieron en Utah, cuando ésta era una región de la república de México (de la misma de la cual posiblemente partieron los aztecas emparentados con los utas) y apoyaron su anexión militar.

Mientras que las lenguas en las que se escribió la Biblia fueron el hebreo y el arameo, el Corán en al árabe y las Vedas en sánscrito, los 3 libros sagrados del mormonismo se publicaron en inglés, idioma desde el cual se han originado sus sucesivas traducciones.

Todos los 16 profetas mormones han sido y son blancos anglosajones norteamericanos, mientras que todos sus servicios en su Templo Mayor y en sus oficinas centrales se conducen en el idioma de Shakespeare. En un momento los mormones crearon un alfabeto propio para tratar de presentar a un inglés más fonético (y controlar lo que leyeran sus feligreses). La idea de equiparar al inglés con progreso y con el americanismo es algo que ha llevado a muchas guerras y a muchos resentimientos.

El inglés no es un idioma nativo de las islas británicas sino que tiene sus raíces en las tribus germánicas que la invadieron desde las costas de Alemania y Dinamarca tras la caída del imperio romano. Aún hoy hay británicos que se aferran a sus lenguas celtas que resistieron a la anglificación.

El inglés solo llegó a América hace cuatro siglos, un siglo después que los españoles habían colonizado La Florida y los portugueses Terranova (en Canadá). La colonización inglesa condujo a constantes limpiezas étnicas de toda la población nativa americana, la cual hablaba medio millar de idiomas diferentes, y luego anexarse toda la cuenca del Misisipi que era latina y franco-hablante y el sur y oeste que eran hispanos.

En 1898, EEUU le arrebató a España las islas Filipinas, Marianas y Carolinas, Puerto Rico y Cuba. Solamente en los tres primeros archipiélagos logró suplantar al castellano por el inglés, pero no pudo hacerlo en las tan hispanizadas 2 islas caribeñas.

Es más, tras el gran aumento de la inmigración latina a EEUU, el español se ha tornado en la segunda lengua (aunque ya es la mayoritaria o paritaria en varias ciudades, incluyendo Los Ángeles o Miami). Romney es parte de los republicanos que quieren revertir el avance hispano, aunque él descienda de mexicanos.