En toda contienda bélica, los resultados son siempre muchos heridos y muertos; gente de pueblo y nada de élite. En Oriente Medio y parte de África; existe un sembradío de cadáveres de mujeres, de niños y ancianos, segados con armas “inteligentes” de los países “desarrollados”. Sobre los desastres y el dolor humano, crisis; nuevas situaciones (negativas) para quienes no vieron más allá del factor sensible que los movilizó que a los intereses perniciosos de por medio. Un factor mediático cruel, que tuerce la verdad como conviene a los intereses de expansión, dominación y explotación del imperialismo. Esta tremenda situación de todos los tiempos, ha trasuntado en nuestra querida y “conflictiva” Bolivia. Los dirigentes que se prestaron a la estrategia de intervención armada, separatismo o magnicidio, haciendo abstracción de todo lo demás; no fue otra cosa que la muestra patente de “traición a la Patria” y a los explotados. Coherente con lo que hicieron sus gobiernos “vende patrias”, neoliberales. Pero, la sabiduría de los pueblos indígenas pudo más y se impuso; desde el momento en que ya no respaldaron la osadía de sus “lideres” como en la IIIV Marcha (Primera tramoya), para continuar con IX Marcha en contra de la “Consulta” y en “Defensa” del TIPNIS, en la misma estrategia diseñada desde el Pentágono Norteamericano, (Segunda tramoya). Son estos dirigentes sin moral, los medios, las iglesias, la derecha en todas sus versiones, los trotskistas y los disidentes del MAS, los derrotados (si de ello se tiene que hablar). Quienes no podrán con lo suyo, entretanto las masas reflexionen a tiempo cuidando sus legítimos intereses. En todo caso la osadía no ha culminado, hay que esperar lo peor y proteger a los indígenas que fueron manipulados en su buena fe. Ellos son los triunfantes que quebraron el engaño de sus dirigentes, para liberarse de sus verdugos y emprender su desarrollo, para convertirse en verdaderos vigías de esa bella región que debe ser polo de desarrollo para bien de ellos y de todos.

¿QUÉ ES LO QUE MOVILIZABA A LOS INDIGENAS DEL TIPNIS?:

Cualquier pueblo del Planeta, sea indígena o no, como el pueblo boliviano en su conjunto, sabe que la única forma de desarrollo e integración del país; es creando y mejorando las vías de trasporte terrestre, aéreo y fluvial; al margen de lo que nos permita el desarrollo de la ciencia y la tecnología en las comunicaciones. Tal desafío, tiene consecuencias de carácter ambiental, desde siempre; por ello se han creado especialidades para el caso, como la Ingeniería Ambiental; que no implica imponer la ciencia para evitar el desarrollo de los países pobres, sino más bien; establecer técnica y científicamente las condiciones sobre las cuales se minimizarán los daños a la Ecología y el Medio Ambiente priorizando al ser humano como tal. Además, todos sabemos que la población humana está creciendo inversamente proporcional a lo que nos puede brindar el Planeta, por su “natural” agotamiento. Empeorando tal situación calamitosa, por la expoliación de los recursos naturales y las guerras provocadas por el imperialismo en su afán de mayor acumulación capitalista.

Entonces, los indígenas tienen derecho a movilizarse en defensa de sus legítimos intereses para desarrollarse y dejar de ser presa fácil de los explotadores (nativos y foráneos); logrando resultados positivos en salud, educación y otros aspectos que hacen a su desarrollo. Y lo lograron, el convenio suscrito así lo demuestra. Además, tuvieron la virtud de desenmascarar a sus dirigentes ligados al imperialismo (Calle del CONAMAQ-Embajada de EE.UU.), con la extrema derecha (Chávez-Costas y Cabrera-Fernández en Santa Cruz, Vargas-Suarez en Beni y Bejarano-narcotráfico como lo peor); a los testaferros del imperialismo (trotskistas y revolucionarios de salón), a los disidentes del MAS haciendo fuerza con la derecha (reconducción de la oligarquía al servicio del imperialismo), a las iglesias que tras sus exhortaciones ventilaban frustración de lo que ellos sabían y querían que pasara, y del MSN de don Juan del Granado en la derecha (que no lo quiere y sabe cómo utilizarlo). Además, significó la ruptura del cerco opresor, que secuestró la consciencia indígena en predios universitarios. Estos son los grandes logros de los Movimientos Sociales del y para el TIPNIS. Su instinto natural les condujo mejor en razón a sus legítimos intereses, y les liberó de sus dirigentes sátrapas. Ojalá sea para siempre.

QUE ES LO QUE “DESMOVILIZO” A LOS INDÍGENAS DEL TIPNIS:

Ya en la Marcha anterior a la Novena, al observar niños y mujeres embarazadas en el contingente, llevaba a la sospecha de que se estaba tramando algo siniestro; porque el sentido común de los luchadores sociales nos enseña que, son los hombres los que arriesgan todo, inclusive, alejando a los propios del peligro. Porque una mujer indígena en estado de gravidez, que ya sufría las inclemencias de la desatención del Estado, puesta a prueba de “lucha” ausente de todo auxilio, es someterla a una crueldad despiadada, y al nuevo ser condenarlo a la muerte. En la IX Marcha, qué es lo que se quería ¿”más” niños muertos?. La derecha y sus medios eso querían, por ello inventaron muertos en la IIIV Marcha, solapados por ciertas instituciones encargadas de “velar” los Derechos Humanos.

En la IIIV Marcha, durante el largo recorrido; el gobierno a través de sus ministros intentó dialogar con representantes de la CIDOB para encontrar una salida equilibrada al caso. Hasta se votó una Ley que levantaba el Proyecto de la Carretera indefinidamente. Cierto contacto con la Embajada de los EE.UU. no lo permitió. Estuvo presente el Canciller Indígena Choquehuanca y sufrió agresiones de sus similares; al igual que la prensa del Estado; hasta que se produjo una intervención policial cuya autorización aún está en investigación. La brutalidad de la misma recorrió mediáticamente el mundo entero. Y la “comunidad” boliviana en EE.UU. (no más de veinte personas movidos por los genocidas y ladrones del Estado refugiados en ese país belicoso: Gonzalo Sánchez de Lozada, Juan Carlos Sánchez Bersain (MNR) y Manfred Reyes Villa (NFR)) estuvo pidiendo intervención a Bolivia, ante el “atropello” del dictador indígena.

Ningún medio, ni sus analistas se animaron a decir que el o los agresores en la intervención fueran policías con mentalidad de los regímenes neoliberales represores, no; el culpable era el gobierno por dar la orden de represión como en “ningún” otro gobierno. En el trayecto de la “Marcha”, se pedía la presencia física de Evo Morales Ayma, también en la sede de gobierno (con un sicario en la oscuridad para el magnicidio). Que dé un paso al costado o lo “colgaban”. Entonces, los policías agredidos eran lo peor. Cuando se rebelaron por sus reivindicaciones justas; se trataba de gente humilde que merecía el apoyo del pueblo. Lo cierto es que, los policías agredidos a más no poder (por la derecha radical y los revolucionarios de salón), no tenían derecho a reaccionar ni en defensa propia, ni a enjuiciarlos, porque si no; se estaba “judicializando” la movilizaciones. Así, el gobierno está condenado a soportar delitos penales, para que los “luchadores” y los ladrones del Estado den la “certificación” de que el gobierno es democrático. Algo inaceptable, para quienes tenemos un mínimo de sentido común sobre la regulación de la conducta humana, sino, sálvese quien pueda.

Leyes por acá, leyes por allá, críticas y justificaciones por doquier, lo cierto es que los representantes de la CIDOB se entramparon en un “mal” asesoramiento, con la “intangibilidad” y su negativa al derecho de la “Consulta”. La realidad terminó demostrando que el TIPNIS no era “intangible”, como necesidad de los indígenas, sino como intereses muy especiales en la que estaban implicados los dirigentes del TIPNIS. Y si ellos no consultaron a sus bases para cuestionar la “Consulta” previa, ¿con qué moral intentan inviabilizarla?; ¿qué ley humana es incorregible, y qué proceso no es rectificable?. La carretera por el TIPNIS es una necesidad nacional minimizando sus efectos negativos; para desarrollar los pueblos indígenas y liberarlos de sus propios verdugos.

La IX Marcha fue algo más de lo mismo, en peores condiciones, pero debían cumplir con el mandato del imperialismo, al igual que las ONG(s), los medios, las iglesias y los partidos de la derecha haciendo fuerza con trotskistas y disidentes del MAS. La estrategia no era el golpe de Estado, sino crear condiciones para una intervención armada, el separatismo o un magnicidio. Para ello ya se produjeron otras “bravas” movilizaciones, y pese a esa gran adversidad; el gobierno consensua con la mayoría de las comunidades indígenas y el país avanza hacia la Liberación Nacional.

Fueron valientes y suspicaces los indígenas que se movilizaron por la Carretera Estratégica y la “Consulta”. Honestos respecto a la indiferencia de muchos “revolucionarios”. Fueron valientes los indígenas que se soltaron del manoseo y sometimiento de sus “dirigentes” sátrapas, que los manejaron como a reos sin culpa alguna (14 días en La Paz). Ellos fueron los valientes que hicieron posible el fracaso de los dirigentes e involucrados en la IX Marcha; para dar un salto cualitativo de liberación, castigando la osadía de los bribones que los sometieron a largos y penosos días de larga caminata injustificada (62 días); desconociéndolos. La sarta de tramoyas y mentiras, fueron los factores que eclipsaron la IX Marcha. Como también la posición que asumió la COB y los mineros; y que ojalá en alianza con los campesinos, orienten en la estrategia histórica de las masas. No hay partido; son los llamados a asumir, o la derecha seguirá haciendo de las suyas.

¿QUE NOS ENSEÑAN LA RECIENTE COYUNTURA?:

Que urge la construcción inmediata de un Órgano Conductor de Masas, en alianza con la COB, CSUTCB y la CONALJUVE (cerrándole el paso a la derecha: MNR, MIR, ADN y NFR). Reestructurar el Aparato Administrativo del Estado, con plena participación, para evitar la corrupción y ser celosos vigías del Proceso y sus resultados. Una reorganización que permita identificar a los enemigos de clase; a esa derecha que buscan truncar el actual Proceso de Cambios, que apenas logró la “Nacionalización” de los hidrocarburos y la recuperación del Aparato Productivo del Estado, para bien de todos.

La derecha vive una pesadilla que le desespera al ritmo de las exigencias de la oligarquía y el imperialismo. Sin liderato y ni capacidad para crear un programa que sea asimilable por las masas. De obediencia ciega a patrones de estrategia internacional, similares a los que se aplica en Medio Oriente y parte de África. Terror bélico para apoderarse de los energéticos que poseen los países pobres que decidieron liberarse del yugo imperialista.

El gobierno no debe asomarse al triunfalismo ni al fatalismo. Cuando tiene a un pueblo a su favor por todo lo que hace para su desarrollo, y una derecha irresponsables que es capaz de cualquier cosa con tal de salirse con la suya. La recepción diplomática a uno de los ladrones del Estado (ex gobernador de Tarija; Mario Cosío), y la posterior caída de Lugo en Paraguay para consolidad bases militares norteamericanas próximas a las fronteras con Bolivia; el “asilo” inesperado de Roger Pinto en la Embajada del Brasil, y sus acusaciones a “Vela” sobre narcotráfico, son muestras patentes de lo que pueden hacer la derecha en esos y otros países; aún con gobernantes progresista.

QUÉ PUEDE PASAR EN EL INMEDIATO FUTURO:

Luego de consensuar (aprobar) lo concertado (acordado) con las mayorías, la consulta se impondrá, las minorías están condenadas a acatarla, cualesquiera que sean los resultados. El 29 de julio, comienza el desafío para concretar la “Consulta” a las comunidades Mojeño-Trinitario, Chimanes y Yuracarés, hasta el 19 de agosto en aplicación de la Ley 222, (suigéneris en el Planeta); para lo cual se han conformado 15 brigadas con participación indígena; cuyo informe será elaborado entre el 20 de agosto y el 3 de septiembre, cuyos resultados deberán ser presentados el 6 de septiembre. Este será el mecanismo democrático a través del cual se decidirá el futuro del TIPNIS; se lo deja como está, beneficiando a pocos en desmedro del desarrollo humano indígena, o se la desarrolla con la Carretera estratégica por decisión de ellos mismos. Un desafío histórico que en su parte el gobierno, con mucha dificultad; lo viene cumpliendo. En estricto apego a la Constitución y el sentido común, fácilmente se podría apelar a un Referéndum, siendo el TIPNIS de y para todos los bolivianos.

Cunde la incertidumbre respecto a la “resistencia” de la Consulta Indígena. Si se trataría de una resistencia democrática, de simple negativa; desestimaríamos preocupación alguna. Por todo lo que afloró en la IIIV y IX Marcha, de obediencia oligárquico-imperialista, a lo diseñado por el país más belicoso del Planeta, EE.UU. y sus aliados europeos, es para prever lo mínimo; porque sus tentáculos de “inteligencia” están en los medios difamatorios y mentirosos (fascistas), en las ONG(s) y las iglesias, orientados políticamente por la derecha. Todo lo que pasó, es suficiente cúmulo de antecedentes como para tomar los recaudos que el caso aconseje, es decir, desplegar en la misma dimensión medios de comunicación estatal en todas sus especialidades, a las ONG(s) afines (es hora que den la cara), como también las iglesias ligadas a los desprotegidos; fundamentalmente la COB y la CSUTCB, y organismos internacionales. Porque la osadía de la derecha es maquiavélica e imprevisible en sus consecuencias.

La trama de la derecha y la pseuda izquierda, testaferros del imperialismo, siguen siendo la división del País y el magnicidio; no para un golpe de Estado. Porque tras de un golpe qué… crisis y nuevas elecciones?, y ¿quién le gana a Evo?. La estrategia geopolítica de EE.UU. sobre Bolivia es lo más importante para reconducir su expansión, dominación y explotación en Latinoamérica.

Víctor Flores Álvarez

Sucre-27-julio-2012