(ABI y Erbol).- El Presidente Evo Morales posesionó al coronel Víctor Santos Maldonado Hinojosa como nuevo comandante interino de la Policía Boliviana, en lugar del general Jorge Santiesteban, presuntamente involucrado en un caso de tráfico de influencias. “Quiero expresar enfáticamente al pueblo, delante de las cámaras, que toda esa situación que generaron en torno a mi persona es una guerra sucia y de conspiración, todo es una mentira”, dijo el ex comandante policial.

El cambio en el mando policial se da en medio de la polémica generada por el ingreso irregular de 54 jóvenes, supuestamente interculturales, a la Facultad de Ciencias Policiales de la Universidad de la institución del orden, que involucró al general saliente Santiesteban, entre otros.

El 19 de marzo, una denuncia presentada al Ministerio de Gobierno dio cuenta del ingreso irregular de 54 cadetes bajo un plan piloto para admitir a estudiantes interculturales. Según La Razón, en la indagación y con la publicación de una carta, se reveló que la orden de incorporación de 38 cadetes “indígenas” fue dada por el general Santiesteban. A ese número de alumnos se sumaron otros 16, haciendo un total de 54.

La semana pasada, la ministra Suxo denunció que el entonces Comandante de la Policía Nacional utiliza fotos y documentos de sus familiares para amedrentarla porque efectúa el seguimiento del ingreso irregular de 54 ex cadetes. “Yo exijo al general Santiesteban que dé una explicación sobre estas amenazas sobre estos documentos que él está utilizando, que me hicieron llegar, de la misma policía, pero lo que no voy a aceptar es que se utilicen a nuestros hijos y fotografías de familiares”, afirmó Suxo a ATB.

“Al comandante interino coronel Maldonado gracias por asumir esta responsabilidad, esperamos como siempre con mucha transparencia, sinceridad construir dentro de su equipo de trabajo la confianza”, dijo Evo Morales este lunes en elacto de posesión de la nueva autoridad policial que se realizó en el salón de los Espejos de Palacio de Gobierno.

La nueva autoridad agradeció al Mandatario por la confianza que depositó en su persona para asumir ese alto cargo en la Policía Boliviana. Dijo estar consciente de que asume el mismo con disciplina y responsabilidad, e hizo un llamado a sus camaradas a recoger el sentimiento del pueblo, que a su juicio demanda un tipo de Policía.

“El pueblo quiere una Policía con altos niveles de profesionalidad, de eficiencia, honestidad y transparente, con ese cambio de actitud real, justa, equitativa, sobre todo, incluyente y tolerante”, mencionó y acotó que la gestión no lo hace el comandante sino todos, cada uno de los 37 mil uniformados que están en diferentes lugares recónditos del país, en permanente relación con el pueblo.

Morales indicó que se seguirá con los programas desarrollados por el ex comandante, entre esos la transformación de la institución y la implementación de la nueva doctrina “una Policía para el pueblo y no para el imperio”. Recordó que antes la embajada de Estados Unidos en Bolivia manipulaba el ascenso de los coroneles y oficiales, quienes tenían que hacer buena letra ante esa institución diplomática para ser comandante, lo que en la actualidad cambió.

El jefe de Estado destacó el aporte del ex comandante policial, y señaló que “a veces por pensar con mucha transparencia y solidaridad tiene efectos y costo político, pero cuando uno está convencido del trabajo que realiza por Bolivia y su institución desde cualquier cartera de Estado no está preocupada ni deprimida”.

El ex comandante de la Policía aseguró este lunes ante el Presidente Morales que nunca usó su cargo jerárquico para amenazar a nadie, tal como denunció la ministra Suxo, y dijo ser inocente en el caso del ingreso irregular de 54 ex cadetes a la Academia de Policías. “Señor Presidente (…) decir que este Comandante (saliente) nunca vertió amenazas, nunca ha hecho todas las cosas que en este último tiempo han vertido contra este (mi persona)”, manifestó Santiesteban.

Santiesteban afirmó que toda la polémica generada en torno a su persona, por el caso de los cadetes y por haber implementado una nueva carrera de generales, es sólo una guerra sucia y de conspiración armada. “Quiero expresar enfáticamente al pueblo, delante de las cámaras, que toda esa situación que generaron en torno a mi persona es una guerra sucia y de conspiración, todo es una mentira y todo esto han armado”, aseveró le general.

“Por hacer un acto que está dentro de las reglas y del estatuto de la Universidad Policial, al haber aceptado a esos cadetes en un plan piloto, que se ha mal interpretado y para no causar susceptibilidades, se dio fin a este plan piloto. Pero quiero decir que este plan piloto ha sido de buena fe para dar oportunidad a todos aquellos jóvenes que querían también agarrar la carrera policial”, sostuvo.

En suspenso ascensos en la Policía

“Estamos dejando sin efecto la resolución que reglamenta la carrera del generalato, pero abriremos un nuevo procedimiento trabajando con algunos estudios complementarios”, informó el ministro de Gobierno Carlos Romero en ocasión de la posesión del nuevo comandante de la Policía, decisión que provocó recelo entre las promociones de postulantes.

Romero aseguró que corregirán los vicios procedimentales que se hayan originado en la implementación de la nueva norma, que tenía como objetivo contribuir y coadyuvar al proceso de la institucionalización de carrera del generalato de la institución policial. “Somos conscientes de que en este proceso se identificaron vicios procedimentales, problemas en aplicación de la norma, tal vez por tratarse de un procedimiento nuevo”, alegó.

Para el Ministro no es fácil este tipo de carreras de generales cuando hay procedimientos que instituir, estudios adicionales que desarrollar, sobre todo, cuando se genera incertidumbres con relación a algunas promociones. El reglamento buscaba, acotó, institucionalizar la carrera de los generales de la Policía Boliviana en el marco del proceso de transformación de la institución verde olivo.

El ex comandante de la Policía Jorge Santiesteban denunció que a raíz de la implementación de la resolución que reglamenta la carrera de generales y asensos se desató una “guerra sucia” contra su persona”. “Estoy seguro de que fue una guerra sucia de aquellos jefes que se vieron afectados en sus intereses”, afirmó en alusión a la Resolución Suprema 07119.

La resolución aprobada el 12 de febrero dispone el Reglamento de Ascensos a Generales de la Policía Boliviana, y permite la postulación de las promociones de 1980, 1981 y 1982, para el cargo de Comandante General, dos generales supervisores y un General Director, de acuerdo con la Gaceta Oficial del Estado.

El artículo 3 de esa normativa establece que “la jerarquización y dignificación de la carrera policial, se fundamentará en criterios de evaluación que prioricen el desempeño profesional operativo policial en las diferentes funciones que cumple la Policía Boliviana en el marco de su misión constitucional, sin dejar de lado la ponderación razonable de la formación académica”.