(Agencias).- La agencia calificadora de riesgo Standard and Poor’s (S&P) subió la calificación de la deuda soberana de largo plazo de Bolivia de B a BB con perspectiva estable, en mérito al sostenido crecimiento económico, a la prudente política fiscal y monetaria, y al superávit fiscal de los últimos cinco años.

S&P subió la calificación de riesgo de Bolivia el 18 de mayo destacando la reducción sustancial del peso de la deuda, el crecimiento económico sostenido, el nivel de Reservas Internacionales, el superávit fiscal y la bolivianización, informó el Ministerio de Economía y Finanzas. Destacó que es la primera vez que el país recibe ese nivel de calificación.

Bolivia ha subido varios peldaños en los últimos años. En 2003 el país tenía una calificación de B- con tendencia negativa; en 2010 subió a B positivo; en mayo de 2011 trepó a B estable; en agosto de 2011 escaló a B positivo y en mayo de 2012 obtuvo una nota de BB estable.

La evaluación de S&P se basa en las Reservas Internacionales Netas (RIN) de Bolivia que superan los 12 mil millones de dólares, cubriendo casi un año de pagos de la cuenta corriente, más del 100% de los depósitos del sistema financiero, y 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

Según el Banco Central de Bolivia (BCB), hasta el 31 de diciembre de 2011 las RIN bolivianas sumaron 12.185 millones de dólares; y hasta el 2 de abril de 2012 alcanzaron 12.761 millones de dólares, equivalentes al 52% del PIB. La calificadora norteamericana considera que las RIN inmunizan al país de los efectos de una crisis financiera internacional, como por ejemplo un eventual cierre de los mercados de capital.

Bolivia asciende en el ranking de competitividad

El país subió cinco puestos en el ranking de competitividad mundial elaborado por el World Economic Forum, al pasar del puesto 108 el año 2010, al 103 en 2011. Por otro lado, Bolivia se ubicó en la posición 146 del Índice de libertad económica 2012, confeccionado por la Fundación Heritage y The Wall Street Journal.

El Índice de libertad económica 2012 analiza el desarrollo de las políticas económicas de 184 países desde la segunda mitad de 2010. Se califican 10 medidas de libertad económica que evalúan el Estado de Derecho, la intervención del gobierno, la eficacia reguladora y la apertura de los mercados.

El puntaje promedio global de libertad económica en el Índice 2012 es 59,5, una disminución de 0,2 puntos en relación al año anterior, y el segundo nivel más bajo de los últimos 10 años. Los países de América del Sur, América Central y el Caribe obtienen puntajes inferiores a los promedios mundiales en seis componentes de la libertad económica, en particular libertad frente a la corrupción y derechos de propiedad.

Bolivia ocupa la posición 146 del Índice 2012 con 50,2 puntos, clasificando en la categoría de “economía mayormente controlada”.

En la clausura del II Congreso Internacional Gas y Petróleo este 18 de mayo en Santa Cruz, el Vicepresidente Álvaro García Linera aseguró que “la seguridad jurídica para las empresas extranjeras está garantizada”, ratificando el compromiso del Presidente Evo Morales, quien aseguró que quien invierta en Bolivia recuperará su capital.

García Linera dijo que la nueva Ley de Hidrocarburos que podría ser tratada por la Asamblea Legislativa en los próximos dos meses no modificará las reglas del juego establecidas desde 2006. El Vicepresidente comentó que “invertir en América Latina es una gran idea porque aquí se está dando una revolución en la economía. Aquí hay crecimiento y eso en economía es sinónimo de energía”.

Con datos de ABI, Prensa Latina e IBCE.