En su momento dijimos que la reorganización del viejo estado boliviano bajo su nueva forma estatal plurinacional, mediante reformas a la superestructura de la sociedad capitalista, no resolvería la crisis estataly que el “proceso de cambio”respondía a los intereses de las transnacionales y el imperialismo.

Desde su génesis la AsambleaConstituyente tenía el objetivo de reorganizar el viejo estado burgués y terrateniente con la ayuda y financiamiento de la USAID, Banco Mundial, las ONGs, Fundaciones, y el apoyo de las facciones de la clase dominante del país, cuyos intereses posteriormente fueron blindados jurídicamente con la nueva Constitución Política, asegurados con candados para que no vuelva a repetirse una rebelión popular como la de “octubre rojo del 2003”.

El imperialismo, principalmente el imperialismo yanqui, diseño la estrategia de la Asamblea Constituyente para los países del tercer mundo con el objetivo de frenar la lucha de las masas populares y alejarlas de toda perspectiva revolucionaria, como sucedió después de “octubre rojo del 2003”, y de esta manera reorganizar el viejo estado boliviano en crisis. Por eso las masas continúan luchando por mejorar sus condiciones de vida,por el aumento de sueldos y salarios, por defender sus conquistas sociales, por defender el fuero sindical, por defender el derecho a la huelga, por defender los recursos naturales, las reservas fiscales y los parques nacionales frente a la voracidad de las transnacionales y las ONGs.

Los pobres de las ciudades y del campo comienzan a comprender que el cacareado discurso del “buen vivir”, solo sirvió a los que ahora gozan y disfrutan de los privilegios del gobierno del viejo Estado, demostrando una enfermiza indiferencia y desprecio a la lucha de los trabajadores, campesinos, indígenas y estudiantes universitarios, al extremo que los provocan y amenazan con procesos penales mediante el Ministerio Publico, por el solo hecho de protestar por mejores condiciones de vida y la defensa de sus derechos, reivindicaciones y conquistas sociales.

En cambio el gobierno dizque “antimperialista y revolucionario”, emite un Decreto Supremo de incentivo nada menos a las transnacionales petroleras, que le costará al país cincuenta millones de dólares estadounidenses por cada año; en tanto que a los trabajadores que luchan por el aumento de sueldos y salarios,y la incorporación a la Ley General del Trabajo, les responde con el uso inusitado de la violencia reaccionaria estatal y métodos reaccionarios, como lo hicieron en el pasado cualquier otro gobierno dictatorial o neoliberal del viejo Estado.

El Ejecutivo de laCentral Obrera Boliviana Carlos Trujillo declaró en una entrevista en el suplemento “Animal Político” del periódico de la “Razón” del día 22 de abril de este año, que “Evo se ha derechizado cada vez más”.El 2 de septiembre del año pasado, en el periódico “La Patria” de la ciudad de Oruro, el Secretario Ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana Johan Herbas, frente a los constantes ataques de Evo Morales a las Universidades Públicas (no así a las universidades privadas), le respondió valientementediciendo que “La universidad no ha cambiado de vereda, el que se derechizó fue su gobierno, Presidente…”. Ya el año pasado, Jaime Solares, ex ejecutivo de la Central Obrera Departamental de Oruro, al referirse a la política antipopular del gobierno del “proceso de cambio”, dijo que “son más malditos que los neoliberales”. En la práctica, los hechos confirman estas aseveraciones, porque el gobierno no se conmueve en nada con el padecimiento y sacrificio de los trabajadores en huelga de hambre, crucifixiones y alfombras humanas. Para el Presidente del Estado Plurinacional “no son nada”.

El gobierno desde un principio aplicó la política de dividir para reinar sobre el movimiento popular, la política de enfrentar pobres contra pobres, la política de la prebenda, la política de penalizar las luchas sociales y ahora intenta extremar la explotación de los trabajadores cuando el mismo Presidente Plurinacional dice que el día debería tener 36 horas para trabajar, aludiendo que los maestros y trabajadores de salud trabajen 24 horas, desde luego sin protestar y con miserables salarios (peor que cuando los neoliberales intentaron flexibilizar las conquistas sociales).

La regresión a los tiempos donde ni siquiera se luchaban por las 8 horas de trabajo es una visión retrograda del gobierno que no se satisface en haber retrocedido el carro de la historia en otros aspectos del desarrollo de la sociedad humana y en la reorganización del viejo Estado para servir mejor a sus patrones, desde luego con la complacencia de la reacción y el imperialismo.

El Estado Plurinacional, como nueva forma estatal del viejo estado,es el mismo estado burgués y terrateniente, por eso el gobierno del MAS haceconcesiones a las transnacionales petroleras, como REPSOL, BG, TOTAL y PETROBRAS, a las grandes empresas mineras como Sumitomo, Glencore y Kores. El sistema bancario y financiero obtiene jugosas ganancias como en ningún otro gobierno anterior; los terratenientes se sienten satisfechos con la política agraria del gobierno. Por eso el gobierno del Estado Plurinacional no se enfrenta al imperialismo, a la burguesía compradora ni a los terratenientes, cuyos intereses más bien los defiende eficazmente con la nueva Constitución y sus leyes; en cambiose enfrenta y reprime a los sectores populares e indígenas, como viene sucediendo en estos días en el país contra las movilizaciones de los sectores populares que luchan por sus derechos, reivindicaciones y conquistas sociales, que son desconocidas, nada menos por un gobierno dizque, revolucionario y antimperialista.

El gobierno del viejo Estado boliviano ahora denominado plurinacional, dentro de su política procapitalista y proimperialista se empeña en destruir el corazón del Tipnis, obedeciendo el mandato de las transnacionales, quedando en las cloacas de promesas delPresidente plurinacional, los discursos sobre la defensa de la madre tierra o la pachamama.Cuando decía que “gobernaría escuchando al pueblo” fue pura demagogia y no se diferencia en nada a los métodos reaccionarios que utilizaban las dictaduras militares, como por ejemplo, cuando las mesnadas masistas asaltaron la radio de los indígenas en San Ignacio de Moxos, por el solo hecho de que se informaba sobre el inicio de la marcha indígena por el Tipnis, recordándonos los peores tiempos de las nefastas dictaduras, cuando asaltaban violentamente las radios mineras en el pasado.

El gobierno también provoca y ataca a las Universidades Públicas, que en el pasado resistieron heroicamente a las dictaduras militares y al fascismo, acusándolas de “operadoras de la derecha”; y no así a las universidades privadas a las quemás bien les concedió ventajas para que continúen funcionando, sin importarle para nada que sigancomerciando con la educación superior, olvidándose de la “función suprema” de la educación fiscal y gratuita para la juventud del pueblo. Como es sabido en agradecimiento, la Universidad del Valle le otorgó al Presidente del Estado Plurinacional, el título de Dr. Honoris Causa.

Ante las políticas antipopulares y promperialistas del gobierno del viejo Estado, el movimiento universitario en defensa de la ciencia y la cultura ahora se encuentra movilizado y luchando al lado de su pueblo. La concepción pachamamista (idealista) del gobierno del MAS es absolutamente contraria y enemiga de la ciencia y la cultura. En el proceso de reorganización del viejo Estado no tiene reparos en retrotraer a la sociedad en su conjunto a la primera etapa idealista “comtiana” del desarrollo de la sociedad humana, donde predominaban la fantasía, los mitos, leyendas, toda clase supersticiones y formas homogéneas de organización social; por eso desprecia a los profesionales, a la ciencia y la cultura, de ahí que las Universidades Públicas se conviertan en sus enemigas y en bastiones de la defensa de la ciencia y la cultura, frente al oscurantismo pachamamista del gobierno del viejo Estado. Ya lo dijo Evo Morales, “… estoy muy feliz y muy contento de no haber ido a la universidad”.

El gobierno se ufana de indígena originario campesino, pero como sabemos no resuelve el problema de la cuestión agraria, y contrariamentereconducela política neoliberal agraria que se sustenta en la Ley INRA (que responde la política neoliberal diseñada por el Banco Mundial), y de esta manera los terratenientes se sienten más protegidos que nunca por el viejo Estado, en cambio el minifundio y el latifundio siguen siendo una cruda realidad de la cuestión agraria irresuelta, unos pocos tienen muchas tierras y muchos tienen pocas tierras, y otros nada. El control oficialista que ejerce sobre el movimiento campesino, mediante dirigentes prebendales, se está agotando y llegará el momento en que sean rebasados por las bases que empiezan a mostrar signos de rebelión para liberarse de la influencia nefasta de estos vendidos.

No podemos dejar de condenar al revisionismo del PCB de Marcos Domic y a PCMLM de Jorge Echazu, que celestinamente sirven de manera incondicional y rastrera al gobierno del viejo Estado, y por tanto a la reacción y al imperialismo. Son un freno al avance de las posiciones revolucionarias, por lo que reafirmamos nuestra lucha ideológica sin cuartel en contra de estos enemigos de la revolución que engañan a las masas intentado hacerles creer que estaríamos viviendo un “proceso revolucionario”, cuando en realidad estamos asistiendo a la reorganización del viejo Estado boliviano, devenido en Plurinacional en el contexto del capitalismo mundial.

También repudiamos a los ideólogos de la pequeño burguesía funcionales del sistema capitalista, como Chato Prada, Silvia Rivera, Spiddy Alisson, y otros mercachifles de pacotilla o postmodernistas “ongeistas” que pretenden sentar las bases teóricas de la organización del viejo Estado, devenido en Plurinacional, nadamenos echando denuestos al marxismo y valiéndose del mismo cuando no pueden sostener sus posiciones ideológicas.

Los trabajadores, campesinos, indígenas, universitarios y clases medias más empobrecidas por el sistema capitalista, del cual es parte el viejo Estado ahora llamado Plurinacional, debemos conmemorar combativamente una año más del aniversario de la masacre de los trabajadores de Chicago, reafirmando nuestra firme convicción de luchar en contra de toda forma de explotación y opresión, contra la reacción, el imperialismo y el revisionismo, por una nueva democracia y por una República Popular de Bolivia, luchar con mayor impetuosidad y audacia en contra del gobierno del MAS que se desenmascaró definitivamente como sirviente y representante de los intereses de la burguesía compradora, del imperialismo y de las empresas transnacionales, luchar contra un gobierno que utiliza métodos absolutamente reaccionarios y dictatoriales para enfrentarse a los pobres del campo y de las ciudades y, no así a sus patrones a quienes los defiende y sirve dócilmente.

Fieles al principio revolucionario del internacionalismo proletario y las tradiciones revolucionarias del proletariado, apoyamos moralmente y saludamos alborozados el desarrollo irreversible e impetuoso de la guerra popular dirigida por los Partidos Comunistas en la India, Filipinas, Perú y Turquía, por una nueva democracia, por el socialismo y el comunismo. Saludamos la lucha de los explotados y oprimidos de todos los pueblos del tercer mundo que luchan contra el imperialismo y el revisionismo. Nos solidarizamos con la heroica lucha de los pueblos de Afganistán, Irak, Palestina y otros. Nuestra solidaridad militante con los camaradas del hermano Partido Comunista Sol Rojo de Ecuador, hoy perseguidos y reprimidos por el gobierno reformista, proburgués y proimperialista de Correa, con la complicidad de los revisionistas de viejo y nuevo cuño.

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO DE UNIDAD Y LUCHA REVOLUCIONARIA!

¡HONOR Y GLORIA A LOS TRABAJADORES CAIDOS EN LAS MASACRES Y REPRESIONES DE LAS DICTADURAS MILITARES!

¡MUERA EL VIEJO ESTADO BURGUEZ Y TERRATENIENTE DEVENIDO EN PLURINACIONAL!

¡VIVA LA REPUBLICA POPULAR DE BOLIVIA CON NUEVA DEMOCRACIA!

¡MUERA EL IMPERIALISMO Y EL REVISIONISMO¡

¡VIVA LA GUERRA POPULAR DE PERU, INDIA, FILIPINAS Y TURQUIA!

¡ABAJO LA REPRESION AL PARTIDO COMUNISTA SOL ROJO DE ECUADOR!

¡VIVA EL MARXISMO LENINISMO MAOISMO!

¡LA REBELION SE JUSTIFICA¡ ¡SALVO EL PODER TODO ES ILUSION!

* Comité Político – Fracción Roja del Partido Comunista de Bolivia. http://fraccionroja.blogspot.com/