Tienden a radicalizarse las movilizaciones de médicos, trabajadores de salud, maestros y otros afiliados a la COB, al tiempo que crece como bola de nieve el heterogéneo contingente social que apoyará a la IX marcha indígena. Presa de la desesperación, el gobierno persigue judicialmente a los líderes sociales y moviliza a sus grupos de choque en varias ciudades del país.

Hace más de 20 días los médicos y trabajadores de salud declararon paro de labores indefinido rechazando un decreto que extiende su jornada laboral diaria. Ellos aceptan trabajar ocho horas con la condición de que sean incorporados a la Ley General del Trabajo, pero el gobierno ha descartado esa posibilidad.

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz Gueider Salas informó a la agencia ABI que el personal de clínicas privadas suspendió labores por 24 de horas en apoyo al paro médico, en tanto que personal de la clínica Petrolera de La Paz también dejó de trabajar.

Se suman a la ola de protestas esporádicos bloqueos campesinos, ya sea pidiendo caminos vecinales o planes de mitigación de la contaminación minera; y los paros de choferes que reclaman un incremento de tarifas.

Por otro lado, los maestros masifican las movilizaciones callejeras exigiendo al Ejecutivo que cumpla su compromiso de nivelar los salarios del sector urbano y rural, y que atienda las reivindicaciones salariales consignadas en el pliego único de la COB.

Este martes, en la primera jornada del paro de 48 horas convocado por la COB, se registraron violentos choques entre manifestantes y fuerzas del orden en la ciudad sede de gobierno. Al menos 10 uniformados, entre coroneles, teniente coroneles, policías y sargentos, resultaron heridos en enfrentamientos con marchistas de la COB en cercanías de Plaza Murillo y Plaza del Estudiante, informó el Ministerio de Gobierno.

En la lista de heridos figuran el Cnl. Juan Carlos Gallo Vaca con hipocontusión en el costado izquierdo del rostro; Tcnl, Freddy Antezana, con fractura en el pie izquierdo; Sbtte. Lizet Gonzales Andrade, herida en el muslo izquierdo; policía Gonzalo Villca Corina, con quemadura en el cuello; Sgto. Wilfredo Layme Tola, herido en el muslo izquierdo; policía Rodrigo Jimenez Apaza, con herida cortante en el pie; policía Iber Limachi Apaza con policontusión en el brazo izquierdo; Marcelino Mamani con quemadura en la mano izquierda; Roli Paco Sillo Mamani con contusión en la rodilla derecha, Fernando Quispe Arias con policontusiones y los policías Rodolfo Quispe Choque Huanca y Osvaldo Yali bajo observación médica.

“Estábamos en la Plaza Murillo, en la calle Ballivián, cuando los mineros han bajado y nos han botado directamente con cachorros de dinamita de frente, directo a matar”, contó el policía Iver Walter Limachi. “Nos han arrojado con tres o cuatro dinamitas seguidas. Mi escudo ha quedado hecho trizas, mi bota está abierta”, se quejó su camarada Rodrigo Jiménez.

En el centro de la ciudad fue herido el teniente coronel Juan Carlos Gallo Vaca Cortéz, subcomandante de la unidad de Seguridad Pumas: “Estábamos cubriendo la calle Bolívar e Indaburo y los mineros lanzaron cachorros de dinamita, estaban tan cargados que las esquirlas de dinamita han volado y nos ha impactado, además la expansión me ha dejado sordo y aún tengo un dolor de cabeza terrible”.

Este miércoles se procederá al “bloqueo de mil esquinas” en La Paz y otras ciudades, en defensa del pliego petitorio de la COB, ratificó el dirigente de la Confederación de Fabriles de Bolivia Vitaliano Mamani, y recomendó al gobierno no “provocar” a los trabajadores aprobando por decreto el incremento de 18% al salario mínimo nacional y de 7% al salario general.

En ese clima de tensión, el régimen de Morales hace lo imposible por desactivar la IX marcha indígena que arranca en las próximas horas. Empezó con una millonaria campaña mediática de promoción de la famosa carretera por medio del TIPNIS que traerá bonanza y prosperidad y hara ricos a esos pobres indígenas que andan descalzos y no tienen televisión.

El Presidente Morales invitó a periodistas de La Paz a un sobrevuelo por el TIPNIS para que vean con ojo propio y entienda por qué su carretera debe atravesar si o sí el corazón del TIPNIS: “Este sobrevuelo organizado por el gobierno es parte de una serie de acercamientos que se realizarán a la reserva, no sólo por parte de periodistas, sino también de organizaciones sociales. La actividad se denomina “TIPNIS conociendo el parque en vivo”. (ABI)

El gobierno anuló el contrato con la constructora OAS para bajar la tensión y abrió la posibilidad postergar la consulta en el TIPNIS. El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana anunció el jueves de la semana pasada que el Ejecutivo remitirá a la Asamblea Legislativa un proyecto de Ley de modificación de la Ley 222, atendiendo el pedido de la Organización de Naciones Unidas de ampliar los plazos para la realización de la consulta que supuestamente definirá si se construye o no una carretera por medio del TIPNIS.

Todo esto devela que “no estaría funcionando su estrategia de prebendalización, divisionismo, cooptación de dirigentes y desinformación, y por eso están queriendo comprar tiempo para seguir con esta estrategia y evitar que la novena marcha salga vigorosamente desde Chaparina”, explicó el secretario político del Movimiento sin Miedo (MSM) Edwin Herrera.

“Al parecer, la convicción y la conciencia de los pueblos indígenas que habitan el TIPNIS es más poderosa que los regalos del gobierno”, comentó Herrera y sugirió que en lugar de aprobar nuevos plazos, el Legislativo debe derogar la Ley 222 por su carácter inconstitucional y extemporáneo, lo que daría coherencia al trámite de resolución del contrato de construcción de la carretera con la brasilera OAS.

El MAS contraataca

El nuevo periodo de movilizaciones sociales en el país evidencia el acelerado desgaste político del gobierno de MAS y de Evo Morales en particular. Presa de la desesperación, el régimen ha ordenado perseguir judicialmente a los dirigentes sociales y despedir a todos los huelguistas, al tiempo que moviliza a grupos de choque en varias ciudades del país.

Movimientos sociales pro masistas de Sucre marchan contra los médicos; en Beni se movilizan a favor de la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, y varios grupos de choque bloquean los accesos al municipio de San Ignacio de Moxos a fin de impedir el paso de la marcha indígena. También se reportan bloqueos en la ruta Rurrenabaque-Yucumo.

El dirigente de la Federación de Campesinos de Beni Manuel Noe aseguró que su sector no pretende confrontar, pero el pasado domingo activistas afines al partido de gobierno asaltaron la radio comunitaria Arrairru Sache de San Ignacio de Moxos, por el solo hecho de haber difundido un comunicado de los organizadores de la IX marcha indígena. Fue una agresión típica de “grupos paramilitares” que actuaron en las dictaduras militares, criticó la Red Erbol.

El responsable del medio agredido René Nuni precisó que aproximadamente a las 11 horasdel domingo un grupo de personas, en su mayoría jóvenes de la Central Obrera Regional de San Ignacio, irrumpió de forma violenta en los estudios de la emisora vitoreando consignas a favor del MAS. Los vándalos golpearon al director de la emisora y le arrebataron su grabadora; luego sacaron a empujones al periodista Hefiquio Salazar, y posteriormente sustrajeron y destruyeron documentación.

El ataque masista fue parte de las medidas que iniciaron los cívicos de ese municipio para amedrentar al contingente de indígenas que debe pasar por ese lugar para dirigirse a Chaparina, de donde partirá la IX marcha, indicó Erbol. El ministro Quintana negó que la agresión haya sido resultado de su visita a San Ignacio en los primeros días de abril.

Debido a los bloqueos y al permanente hostigamiento de las hordas pro gubernamentales, dirigentes de cinco subcentrales de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) decidieron este martes postergar por 24 horas el inicio de la marcha desde la ciudad de Trinidad.

Siete meses después de la violenta represión policial del 25 de septiembre de 2011 y en medio de una nueva ola represiva, organizaciones indígenas de tierras bajas y altas del país se concentrarían en la localidad de San Borja para luego dirigirse a Chaparina.

El representante del Conamaq Rafael Quispe convocó a todos los bolivianos y bolivianas a sumarse a la nueva movilización “para mostrar a Bolivia y al mundo que el gobierno quiere llevar adelante una consulta inconstitucional”.