El gobierno entregará USD1.200millones al proceso de industrialización vía FINPRO provenientes de las Reservas Internacionales. Mientras ASFI fomentará acceso masivo a créditos del Sistema Financiero Comercial Privado (SFCP) para la producción, vivienda, agropecuaria etc. con tasas de intereses preferenciales.


Mi sugerencia va en el sentido de lo que fue el Banco Industrial S.A. creado en 1964 (sobre el que escribí varios artículos bolpress.com), evidentemente sin créditos vinculados, incluso sugerido a ASOBAN entre 2006 y 2008, cuyos asociados están ganando como nunca antes, para que también aporten algo al desarrollo del país y se eviten situaciones como la que ASFI ahora está planteando.

La idea igualmente es evitar la práctica de los bancos estatales, como p.e., Banco de la Vivienda, donde un alto ejecutivo, – que manejaba la cuenta de una empresa privada en liquidación porque no pudo devolver su préstamo de millones de dólares estadounidenses con fondos del exterior por subida extraordinaria del prime rate al 21% año-, termina de socio de otra empresa del mismo empresario privado. Al Estado toda pérdida y al empresario privado sólo ganancias.

Tampoco que se entreguen USD1.200millones a mypes, pymes, denominaciones que, en muchos fondos Financieros Privados con plata donada o concesional y ahora bancos comerciales privados, ocultan créditos a contrabandistas, gremialistas, cocaleros, etc. y hacen creer que se presta al sector productivo, como, p.e., son las ladrilleras de Arriendo grande (entre El Alto/Achocalla), endeudados sin tasas preferenciales para traer agua, gas a sus pequeñas fábricas. Menos que el gobierno cree nuevas empresas públicas con mercados cautivos, en sectores donde las privadas actúan con productividad y competitividad.

Ni que existan tasas de interés preferenciales para el sector productivo sobre créditos que el SFCP sea obligado a otorgar, lo que genera distorsiones ya conocidas, sobre todo en la época banzerista del gran endeudamiento externo para créditos al sector productivo, vivienda, agropecuarios, finiquitados en residencias de altos jerarcas moviadenistas en Equipetrol, como el préstamo para algodón del Bostonbank al Banco del Estado o en créditos a ganaderos del Beni no pagados al Banco do Brasil, al final endosados, como acostumbrado, al Estado.

Propongo USD1.200millones como aporte del Estado a una entidad financiera S.A.M, asociada a organismos internacionales BID, CAF, BNDES del Brasil, KFD de Alemania, otros bancos de crédito y desarrollo de China, Rusia, Corea del Sur, etc. así como los bancos del SFCP en proporción a los montos que serán obligados a dar créditos productivos, vivienda social, agropecuarios, a tasas de intereses preferenciales. Podrían ingresar de socios diferentes Cámaras de Industria, de la Construcción, etc. con un 10% de los USD1.200millones citados, de igual manera los gobiernos departamentales y Municipios.