Desde hace algún tiempo, dentro de la cultura popular, se ha referido a Juan Ramón Quintana (JRQ) como el hombre fuerte del Gobierno por el simple hecho de que es autoritario, prepotente y “dizque” astuto. Sin embargo es necesario desmitificar a este señor a través de unos datos sencillos sobre su accionar.

Los estudiosos de la “publicidad” indican que se convierte en un arte la pretensión de vender un “producto” o un “servicio” a la gente. En el caso del Gobierno, ha intentado vender su idea de la “carretera” o de la “consulta” con mentiras o verdades incompletas. Toda publicidad repetida muchas veces se encajona en un espacio del inconsciente de la persona y tiene su efecto mientras no se sepa el fondo. ¿Cuándo deja de funcionar la publicidad mentirosa? Cuando se descubre la verdad. El señor Juan Ramón Quintana y un entorno de militantes del MAS sistemáticamente han empezado ha repetir mentiras tan descuidadamente que dejan en evidencia los indicios de sus mentiras. Veamos:

a) JRQ denuncia negocios de turismo en la comunidad de Oromomo que benefician a “dirigentes”. La licencia de funcionamiento fue otorgada por el propio Gobierno. Resulta que el responsable de recibir el dinero del turismo ha sido Waldo Pizarro “piratero de madera colonizador” que tomó el liderazgo en la marcha del Conisur y quien nunca rindió cuentas de esos fondos de turismo. El señor Pizarro, al ser colonizador y por no pertenecer a ningún grupo originario, acaba de ser desconocido y expulsado del Tipnis y tiene la prohibición de atribuirse la vocería del Tipnis y de Oromomo.

– Se tiene registrada la posición del señor Johnny Herby, corregidor de Oromomo, tanto en el Encuentro de Corregidores de San Miguelito (mayo 2010) y San Pablo (junio 2011) donde él con fervor se manifestó en contra de la carretera. Ahora aparece en un spot del Gobierno y dirigiendo una ilegal e inexistente Central Oromomo. La pregunta: ¿cuánto costo el soborno? El Gobierno utiliza una práctica común entre los políticos corruptos: la compra de conciencias y ha elegido la estrategia de la división, pero sabemos que el señor Herby recapacitará tarde o temprano.

– Se utiliza en un spot del Gobierno a una mujer chimán que muestra un pepino y que pide carretera para venderlo. Aun con carretera, esta quedaría a días de distancia de su comunidad. Paradójicamente, Morales regala motores para botes.

b) JRQ denunció madereros en el Tipnis. Los planes de manejo legales al momento de la denuncia habían dejado de funcionar hacía tiempo. Tontamente, el señor JRQ mostró un mapa del Tipnis donde en el polígono 7 se verifica tráfico de madera del aserradero Huanca en coordinación con el Conisur organización de Gumercindo Pradel.

– Las comunidades del Conisur como Limo, Cesajsama, Santa Anita, Fátima, San José de la Angosta, Santa Rosita dentro del Plan de Saneamiento de Tierras han renunciado a su calidad de territorio indígena para afiliarse a sindicatos cocaleros y convertirse en “terceros” en el Parque Nacional, por lo cual dejan de pertenecer a la Subcentral Tipnis y se rigen a las normas del sindicato correspondiente. Por ejemplo, la excomunidad Cesajsama ahora forma parte del Sindicato Villa Bolívar. Cabe resaltar que la mayoría de población de estas excomunidades es de colonizadores y los mojeños y yurakarés que quedan han tenido que resignarse a convertirse en mano de obra barata de los chacos de los colonos. La cultura y la lengua se extinguen poco a poco en tanto los valientes que quedan se los observa caminar tambaleándose, borrachos, humillados ante el cocalero colonizador que vocifera: “sal de aquí yura borracho, no te voy a dar nada… ¿ya te lo has gastado la plata que te he pagado?”.

– Según el estudio, que hizo el Gobierno, “Evaluación Ambiental Estratégico del Tipnis” solo se produce coca en el Polígono 7 y esta se destina a la producción de cocaína.

c) El Gobierno utiliza millones en publicidad sobre la legalidad de la “consulta previa” sobre la carretera, que además ya es ilegal y corrupta. Tiene razón en sus argumentos. Lo que olvida decir es que la “consulta previa después” es ilegal, inconstitucional y absurda. Imagínese a un hombre que viola a una mujer y “después” le pregunta “¿quieres hacer el amor conmigo?”, así es la consulta “previa” del Gobierno. Una vergüenza para la lógica de todos los ciudadanos bolivianos.

d) El señor Juan Ramón Quintana tomó el timonel de un barco Hospital de la Armada boliviana, dio orden para que suban regalos: víveres, celulares, pelotas, poleras. Organizar todo para que se pague el Bono Juancito Pinto, el Bono Dignidad, gente del Segip para realizar la carnetización y sobre todo buenos discurseadores para convencer de realizar la Consulta sobre la carretera y la intangibilidad: el propio JRQ, el alcalde Basilio Nolvani, el subgobernador Sixto Vejarano, y sobre todo, uno cuantos soldados con cara de de malos para “intimidar a estos giles”.

Resulta que el barco tocó puerto en la comunidad de Galilea. Quintana desembarcó e increpó a un hombre que observaba en el Puerto:

– ¡Oye tú!, ¡queremos hablar con el corregidor!, ¡ve a llamarlo!

– ¿De parte de quién?, ¿quiénes son ustedes?

– No te interesa. Tú simplemente llama al corregidor.

– Para su información quién les habla es el corregidor de esta comunidad.

Con un aire de sorpresa, JRQ preguntó:

– ¿Qué te llamas?

– No le voy a decir mi nombre, así como usted no lo hizo.

– Venimos en representación del Gobierno con autoridades y queremos socializar unos temas y tenemos “cositas” que entregarles.

– Muestren la autorización escrita de nuestra organización, la Subcentral Tipnis, para realizar eso.

En ese momento JRQ casi pierde la calma y levanta el tono de su voz.

– Qué se creen ustedes, nosotros podemos ir por donde sea…

– Usted no puede entrar a nuestra casa sin permiso.

En ese instante, JRQ bajó la guardia cuando vio que la gente empezó a reunirse apoyando a su corregidor. Vanos fueron sus intentos por tratar de “arreglar la cosa” con su retórica. Con el rostro colorado y la sangre hirviendo, junto a su comitiva, JRQ dio media vuelta maldiciendo a los “pueblos indígenas”.

ooo – ooo

“No tengamos miedo a la muerte” expresó un corregidor… El XXX Encuentro Extraordinario de Corregidores del TIPNIS se realizó con éxito (17 y 18 de marzo de 2012) y ha convocado a la novena Marcha. No sirvió de nada el boicot del Gobierno para prohibir la venta de gasolina para los motores de los botes, no sirvió de nada la actuación de Juan Ramón Quintana de quien entre risas se murmuraba “si el Quintana no había sido un matón, más parece un ratón”. En todo caso, la Marcha en Defensa del Tipnis nunca se detuvo y continuará siempre que los gobiernos tiranos pisoteen los derechos de los bolivianos. Seguramente, que de aquí en adelante, seguirá el Gobierno “malo” con su publicidad insana, pretenderá ofender, amedrentar, desunir, vengarse, pero hay algo que subestima el Gobierno, se enfrenta a gente “buena”, y los buenos, al final, siempre ganan.

* Miembro de la Campaña en Defensa del Tipnis, blitorojas@hotmail.com Gundonovia, Tipnis, 19 de marzo de 2012.